Adherencia: ¿Cómo influye el estado del asfalto en la conducción?

Por • 3 abr, 2013 • Sección: Consejos AMV

Adherencia del asfaltoLas condiciones climatológicas adversas complican la conducción y dificultan la adherencia de nuestra moto sobre el asfalto.

Conducir una moto es algo más delicado que cualquier vehículo y en condiciones como lluvia, nieve o hielo hay que ser conscientes de que la adherencia en carretera disminuye de manera considerable. En lluvia la disminución de ésta llega a ser un 50% de la que existe en condiciones normales, y en hielo, esa adherencia disminuye hasta el 10%.

El estado del pavimento es determinante a la hora de reducir las posibilidades de un deslizamiento. Cuanto más “brillante” es un asfalto más deberíamos desconfiar de él, pues el reflejo que produce es motivo de la abundante cantidad de agua que se encuentra en su superficie.  Hay que tener en cuenta que la adherencia disminuye sobre todo al empezar a llover, ya que es cuando se forma una película resbaladiza sobre el pavimento, formada por el agua y la suciedad presente en el suelo.

Aunque en nieve la adherencia del neumático de la moto siempre es mayor que en hielo, no hay que fiarse al conducir en éstas condiciones, puesto que en determinadas zonas sombrías la nieve o el agua puede llegar a convertirse en hielo. Si es imprescindible coger la moto en estas condiciones, hay que recordar que no es recomendable realizar cambios bruscos de trazada ni de velocidad, manteniendo la moto lo más recta posible.

La temperatura de los neumáticos y del asfalto también influye en la reducción de la adherencia. A medida que se calienta el neumático, mayor agarre tiene. Es por esto que ante una bajada de las temperaturas deberemos extremar nuestra precaución y calentar en la medida de lo posible los neumáticos.

Si existen condiciones que puedan disminuir la adherencia, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos AMV:

  • Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad.
  • Realiza un paso por curva mucho más lento, inclinando menos la moto y evitando las frenadas con la moto torcida.
  • Utiliza más la retención del motor y el freno trasero para reducir la velocidad.
  • Presta especial atención al estado de los neumáticos.
  • Evita charcos, y si no es posible, supéralos a baja velocidad inclinando la moto lo menos posible.
  • Presta mucha atención a las zonas sombrías por el posible riesgo de hielo sobre el asfalto.
  • Extrema la precaución con las primeras gotas de lluvia, ya que pueden formar una película muy resbaladiza junto a la suciedad presente en el pavimento.

No olvidéis revisar vuestra moto antes de cualquier viaje y recordad:  ¡precaución moteros!

 

Comparte este artículo con tus amigos:
Etiquetado con: , , ,

2 comentarios »

  1. Interesante artículo, puntualizaría alguna cosa, como por ejemplo llevar la presión correcta de los neumáticos.
    - Es de vital importancia ser muy suave y progresivo en la conducción.
    - La práctica de la conducción off-road te enseña muchísimo para llevar la moto en estas condiciones, es como realizar un master.

    - Hay que procurar llevar la pantalla lo más limpia posible, a ello ayudan mucho los guantes que llevan preparación para ello.

  2. Buenos días Ginés.
    Agradecemos mucho sus aportaciones para este post. Muy interesantes y útiles los puntos que plantea en su comentario. Esperamos que los próximos temas sean de su interés. Gracias! Saludos!

Escribe un comentario