Casco integral: ¿por qué es el más seguro?

Comentarios Consejos AMV

Compartido

En el mercado podemos encontrar distintos tipos de cascos, como los abiertos/jet o los modulares. Sin embargo, ninguno ofrece el mismo nivel de seguridad que un casco integral. Descubre por qué.

Dos ejemplos de casco integral (iStock)

El casco es el primer accesorio que debe comprar un motorista, un elemento indispensable para la seguridad y obligatorio para poder circular por vías públicas.

Precisamente la seguridad y la protección del motorista en caso de choque o caída debe ser el objetivo principal de un casco y, en este sentido, un casco integral no tiene rival.

Hay quien afirma que los cascos integrales son incómodos, que dan calor o claustrofobia, sin embargo, estos contras tienen poco que hacer frente a todos los pros que ofrecen. Veamos cuáles son las principales ventajas de un casco integral respecto a otros tipos de cascos.

Casco integral vs. Casco modular

La principal ventaja de un casco integral frente a uno modular es que está compuesto de una sola pieza y, por tanto, se ajusta mejor a la cabeza, no se mueve al circular y no deja zonas sin protección. Los cascos modulares, por el contrario, están formados por dos piezas, una de ellas abatible, que se unen por medio de un mecanismo de apertura y cierre. Si este mecanismo no está en buen estado y ambas piezas no están bien ensambladas, repercutirá negativamente en la estabilidad y eficacia del casco.

Casco integral vs. Casco abierto o jet

En este caso no hay color en la comparación ya que los cascos abiertos o jet son, con mucho, los menos recomendados en materia de seguridad. Los estudios demuestran que el 65% de los impactos que un motorista sufre en una caída se producen en la zona del rostro (35% en la mandíbula), precisamente la zona que un casco jet  no es capaz de proteger. El casco integral es el único que protege cabeza y rostro por completo.

Otras ventajas de los cascos integrales

Los cascos integrales también ofrecen otra serie de ventajas respecto a los modulares o jet, por ejemplo, son mucho más aerodinámicos, y por ello resultan más cómodos y seguros para conducir a velocidades elevadas. Gracias a su forma ejercen menor resistencia al viento, lo que favorece su estabilidad en nuestra cabeza y ahorra esfuerzos excesivos en las cervicales.

Por otra parte, también evitan que el aire se cuele en el interior del casco, disminuyendo los niveles de ruido al circular.

¿Cómo se prueba la seguridad de un casco integral?

Para medir el nivel de seguridad de un casco integral se realizan cuatro pruebas, como podemos ver en el informe de Sharp:

  • Pruebas de impacto: Se realizan pruebas de impacto a velocidades que oscilan entre 27 y 30 km/h para comprobar la resistencia a los golpes del casco.
  • Prueba lineal: Consiste en dejar caer verticalmente el casco sobre una superficie metálica, para medir el grado de absorción del golpe.
  • Prueba oblicua: Se somete el casco a fricción sobre una superficie metálica rugosa para medir el grado de protección del casco integral frente a la abrasión.
  • Zonas de impacto: En este caso se estudian las zonas más castigadas de un casco integral durante un impacto o fricción. Las partes más vulnerables en una caída son los laterales y la parte frontal del casco (solo un 20% de los golpes se producen en la zona trasera del cráneo).

 

También te puede interesar:

Ventajas e inconvenientes de un casco de moto jet

Compartido

2 Responses to Casco integral: ¿por qué es el más seguro?

  1. […] Casco integral: ¿por qué es el más seguro? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados

Categorías moto

Sobre AMV