Tuning para motos: modificando colas de escape

Comentarios (0) Consejos AMV

Compartido

El sonido y la estética son dos de los aspectos más valorados por los amantes de las motos. Quizá por ello las colas de escape son una de las modificaciones tuning para moto más comunes.

colas de escape de moto (iStock)

¿Para qué sirven las colas de escape de una moto?

Las colas de escape son un elemento estético que se coloca en la salida de escape de la moto y que consiste en una especie de extensión de la pieza, generalmente con mayor longitud o grosor que el escape original. Al ser accesorios de carácter embellecedor, cobra gran importancia su diseño, ofreciendo un aspecto más espectacular y llamativo que la pieza de serie.

Por otro lado, las bocas o colas de escape también modifican el sonido de la moto. Una boca más ancha o con forma de embudo producirá un sonido más grave, mientras que una más estrecha producirá un sonido más agudo.

En lo que se refiere al rendimiento de la moto, las colas de escape no representan ninguna ventaja ni variación reseñable.

Elegir una cola de escape para la moto

A la hora de elegir una cola de escape para la moto debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Debemos fijarnos en el tipo de escape que tiene nuestra moto. En algunos modelos, el sistema de escapes está compuesto por varias piezas independientes. En este caso, para sustituir la cola del escape basta con quitar la pieza antigua y colocar la nueva. Sin embargo, otros escapes son de una sola pieza y es necesario cortarlos para instalar la nueva cola. En este caso, es recomendable que en el taller nos instalen un adaptador de metal para poder colocar cualquier cola de escape.
  • Por otro lado, hay que tener en cuenta que al instalar una nueva cola de escape que modifique el diseño de la original la nueva pieza debe estar homologada para poder pasar la ITV, tal y como señala el Manual de Reformas del Vehículo.
  • También hay que contar con la homologación del taller y la inscripción de la reforma en la ficha técnica del vehículo. Asimismo, algunas colas de escape “trucadas” incorporan elementos que impiden a los operarios introducir el tubo para la prueba de emisión de gases, por lo que el resultado de la revisión no sería favorable.

Cómo cambiar nosotros mismos la cola de escape

En las motos en las que la cola de escape es una pieza independiente, el cambio de ésta resulta bastante más sencillo, y ni siquiera hace falta tener grandes nociones de mecánica.

Lo primero es apoyar la moto en la pata de cabra y hacer acopio de todos los materiales e instrumentos que vamos a necesitar: un destornillador, unas llaves fijas del tamaño adecuado (o una llave inglesa regulable), lubricante, un trapo y, por supuesto, la cola de escape que instalaremos.

Generalmente, las colas de escape traen 4 tornillos de anclaje. Dos que la sujetan al chasis de la moto, otro que la sujeta al colector, y un cuarto tornillo que une el colector con el chasis de la moto. Procedemos a quitar estos tornillos, empezando por los que sujetan la cola al chasis de la moto.

Cuando hayamos quitado los tornillos, procedemos a retirar la cola de escape, tirando de ella hacia atrás (no es necesario hacer mucha fuerza) y girándola a uno y otro lado para que salga con mayor facilidad. En este punto podemos utilizar lubricante para facilitar la tarea.

Ahora, para colocar la nueva cola de escape tan solo tenemos que realizar la misma operación pero a la inversa, asegurándonos de que todos los tornillos quedan perfectamente fijados.

 

También te puede interesar:

Motos para restaurar: consejos

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados

Categorías moto

Sobre AMV