Vinilo de moto: trucos para ponerlo y quitarlo

Comentarios (0) Consejos AMV

Compartido

¿Quieres que tu motocicleta tenga un toque exclusivo que la haga destacar sobre las demás? A continuación te explicamos simples trucos y consejos para poner y quitar un vinilo de moto.

Vinilo de moto: ejemplo de una moto con un vinilo enérgico (iStock)

Un vinilo de moto es una pegatina o adhesivo que se coloca a modo de decoración. Algunos consisten en simples detalles en los retrovisores o en las llantas, pero otros son mucho más grandes y llamativos e incluso en su diseño y mensaje reflejan gran parte de la actitud y personalidad del propietario.

Poner un vinilo en la moto

Colocar un vinilo es un proceso bastante sencillo para el que no se requiere ser ningún profesional. Eso sí, nunca viene mal una pequeña ayuda para realizar alguno de los pasos para que el vinilo quede perfecto.

Lo primero, y más básico, es limpiar la superficie donde se vaya a colocar el vinilo para evitar que haya polvo, tierra o cualquier otro tipo de partículas y elementos que podrían entorpecer su colocación.

Además de limpiar la superficie, también es recomendable valorar si hay que desmontar algún elemento de la moto que pueda estorbar en su colocación o incluso desmontar la propia pieza donde se pondrá el vinilo para manipularla con más facilidad.

Una vez tengamos la superficie a punto, coloca el vinilo de moto en su lugar, pero sin quitarle la capa protectora. De esta manera podrás saber cuál es su colocación perfecta y la cantidad de vinilo que debes recortar.

Ahora, una vez tengas el vinilo de moto colocado en la zona que quieres, ve aplicándole poco a poco calor con una pistola o un secador de pelo. El calor facilita la adherencia del vinilo pero también permite que puedas deformarlo con mucha más facilidad, para que se ajuste a todas las curvas, relieves y recovecos de la moto. Puedes ayudarte de una espátula para estirar el vinilo e eliminar las dobleces o burbujas de aire que puedan aparecer.

En nuestra opinión, lo ideal para colocar un vinilo de moto es comenzar usando el secador en la zona central y después ir aplicando calor poco a poco hacia alguno de los laterales. De esta forma se podrá ir “estirando” el vinilo y evitando que se formen burbujas y pliegues. Cuando terminemos con una zona, trabajaremos la siguiente, siempre desde el centro hacia los exteriores.

Ten en cuenta que se trata de una tarea que, si bien no es complicada, puede resultar fastidiosa, sobre todo las primeras veces. Así que ármate de paciencia y aprovisiónate con vinilo suficiente ya que es posible que tengas que ponerlo y quitarlo varias veces.

Quitar un vinilo de la moto

Si, por el contrario, te has cansado de las pegatinas de tu moto y lo que quieres es quitar un vinilo, en AMV ya te hemos explicado cómo hacerlo en este artículo.

De todas maneras, te refrescamos la memoria recordándote que lo ideal es usar una herramienta denominada decapador o un secador de pelo. Aplicando aire caliente sobre el vinilo de moto conseguirás que el adhesivo se ablande y podrás ir despegándolo  poco a poco desde una de las esquinas, con firmeza pero con suavidad.

Si el vinilo no es polimérico, es decir, si es un vinilo de mala calidad, es probable que quede adhesivo pegado a la pintura. En ese caso lo mejor es aplicar una mezcla de agua con alcohol para retirar los restos, y evitar otras sustancias que podrían ser demasiado agresivas con la pintura, como la acetona.

 

También te puede interesar:

Cómo colocar el protector del depósito de la moto

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados

Categorías moto

Sobre AMV