Subastas de motos usadas

Comentarios Consejos AMV, Destacadas

Compartido

Para encontrar motos usadas o antiguas se suele recurrir a concesionarios, portales especializados o vendedores particulares. Sin embargo, también existe otra opción muy interesante: las subastas. Descubre dónde puedes acudir a subastas de motos usadas y cómo funcionan.

subastas de motos antiguas (iStock)

Las subastas son un proceso que consiste en la adjudicación de determinados bienes a las personas que más dinero ofrezcan por ellos. Se pone a disposición de los asistentes algún objeto o propiedad de valor: desde obras de arte hasta fincas y terrenos, pasando por lo que a nosotros más nos interesa, las motos.

¿Quién realiza subastas de motos usadas?

Por un lado, tenemos las subastas realizadas por organismos públicos. Estos bienes son subastados de forma forzosa para hacer frente a algún tipo de deuda, es decir, su propietario no lo pone a subasta voluntariamente. Numerosos organismos públicos cuentan con un importante parque de vehículos para subastar, motos antiguas incluidas. Algunos de ellos son los ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Hacienda, la Policía, bancos y cajas de ahorros.

Por otro lado, están las subastas privadas, aquellas realizadas como actividad profesional por personas físicas o jurídicas dedicadas a este sector de negocio. En este caso, los vendedores ponen las motos a subasta por su propia iniciativa, sin que necesariamente el dinero recaudado sea para pagar deudas.

Puedes encontrar información acerca de subastas en páginas oficiales como la de la Seguridad Social o en webs especializadas, como Subasta Total.

¿Cómo pujar en las subastas?

Las subastas suelen tener unas condiciones iniciales de admisión que están sujetas a la voluntad de quien las organiza, por lo que es muy importante estar informado sobre los requerimientos para poder participar. En general, para participar en las subastas públicas de motos basta con presentar la identificación personal y abonar un % del precio de salida de la moto por la que queremos pujar.

Existen varios tipos de subastas, según la forma de realizar las pujas:

  • Subasta pública: Se subastan las motos entre las personas que acuden al acto. Se propone un precio de salida (que siempre debe estar por debajo del valor de mercado de la moto) y los participantes van subiendo el precio hasta que se llega a un tope que nadie está dispuesto a superar.
  • Adjudicación directa: En este caso no se celebra un acto con presencia de los interesados, sino que la puja ha de entregarse en un sobre cerrado, dentro del plazo delimitado por el organismo organizador.
  • Subastas mixtas: Combinan los dos sistemas anteriores.

Ventajas de las subastas de motos usadas

Las subastas de motos antiguas ofrecen algunas ventajas a tener en cuenta, por ejemplo, el precio al que podemos conseguirlas. Se propone un precio de salida o se empieza a pujar de cero, y en muchas ocasiones el precio de la puja ganadora no alcanza el precio real de mercado del vehículo.

En las pujas, tanto públicas como privadas, se pueden encontrar verdaderas joyas, motos antiguas para amantes del coleccionismo o vehículos emblemáticos. En ocasiones la procedencia de estos puede ser sorprendente, por ejemplo hace menos de un año la Policía subastó 7 motos que habían pertenecido a la banda de “Los ángeles de infierno”.

Más recomendaciones para las subastas de motos antiguas

Ten en cuenta las condiciones de las subasta. Por ejemplo, en caso de que la puja se realice mediante sobre cerrado deberás aportar previamente y mediante cheque certificado un 25% del valor de salida del producto por el que quieres pujar. Si la puja es presencial y mediante acto verbal, se aportará el 30% del precio de salida (es lo más habitual en las subastas de motos). El depósito se devolverá a todos aquellos que hayan perdido la puja; no así al ganador, que la perderá en caso de no hacer efectivo el pago total de la moto en el plazo estipulado.

Las subastas públicas se ponen a la venta motos que han sido embargadas o desechadas por algún organismo público, por tanto, es posible que la persona embargada no tuviera sus pagos o la documentación al día. Es decir, es necesario saber si la moto tiene cargas.

Para terminar, en este tipo de subastas, las administraciones y organizaciones públicas deben ofrecer un parque abierto de motos, para que cualquier usuario interesado pueda inspeccionarlas, comprobar su estado y decidir por qué motos quiere pujar.

También te puede interesar:
Consejos para comprar un ciclomotor de segunda mano

Compartido

2 Responses to Subastas de motos usadas

  1. Alex dice:

    Hola me gustaría saber dónde puedo subastar una moto que tengo muy especial muchas gracias

  2. admin dice:

    Hola Alex.

    Gracias por tu interés en el blog de AMV. Sin saber la comunidad en la que resides es difícil concretar pero quizá te es útil hacer una búsqueda de lugares de subasta online. Existen algunos específicos de motos o de motos antiguas.
    Te recomendamos que hagas una búsqueda por internet y que valores las diferentes opciones.
    ¡Mucha suerte en tu búsqueda!
    Recuerda, que si deseas recibir los artículos del Blog AMV mensualmente en tu email, puedes suscribirte.
    Gracias y saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados

Categorías moto

Sobre AMV