Dos rutas moteras por Valencia que no te puedes perder

Comentarios Rutas Moto

Compartido

Imagen del público disfrutando del GP en el circuito de Cheste.

Valencia es una tierra idílica para los amantes de las rutas moteras y aquí te proponemos dos imprescindibles. La bondad de su clima mediterráneo permite disfrutar de las dos ruedas en condiciones óptimas prácticamente durante todo el año. Además, cuenta con un relieve de gran diversidad paisajística.

Las rutas moteras por Valencia garantizan animadas curvas de montaña, relajantes paseos por la costa para sentir la brisa marina. A la belleza de sus parajes, ha de unirse el encanto de su gastronomía, que se puede probar en los descansos del viaje para quedarnos con un mejor sabor de boca.

Tampoco falta tradición y afición al mundo de la moto. De ello, dejan constancia grandes pilotos, como Ricardo Tormo, Jorge Martínez Aspar y la nutrida representación de siete campeones valencianos en el Mundial de Motociclismo.

Valencia cuenta, además, con un templo dedicado a esta disciplina, el Circuito de Cheste, con capacidad para 120.000 espectadores e integrado al calendario de competiciones internacional. Existen muchos clubes de aficionados, que realizan quedadas y rutas moteras a lo largo del año en torno a este emblemático recinto .

Si eres un amante del mundo de las motos y sientes pasión por recorrer kilómetros cada fin de semana, no te puedes perder estas dos rutas moteras por Valencia. Seguro que disfrutarás del placer de conducir sobre el terreno y conocer el paisaje como solo se hace desde las dos ruedas.

 

Valencia-embalse de Benagéber

A pesar de que la mayoría asocia el nombre de Valencia con sol y playa, la provincia dispone también de amplias zonas de terreno montañoso. Un punto a favor, sin duda, para realizar rutas moteras y explorar paisajes, panorámicas naturales y cuestas con curvas que hacen vivir la carretera.

Este itinerario parte de la capital valenciana hasta Tuéjar, a través de la CV-35 y, desde este municipio, hasta el embalse de Benagéber por la CV-390. Este recorrido tiene algo más de 90 kilómetros y se puede hacer en aproximadamente hora y media.

Partiendo de la capital valenciana por la CV-35, la primera población de referencia que encontraremos allí será Lliria. La carretera está en excelente estado y se trata de un tramo tranquilo donde disfrutar de la potencia de la moto y tomar contacto.

Recomiendo una parada para reponer fuerzas en Losa del Obispo, desayunar temprano o tomar un tentempié si salimos más tarde. Después de una pequeña parada en Losa del Obispo, continuaremos el recorrido pasando por Loriguilla y Chelva hasta llegar a Tuéjar.

La carretera progresivamente se irá poniendo más interesante y entretenida, pero será el tramo de Tuéjar al Embalse de Benagéber el culmen de la jornada: quince kilómetros de curvas, repechos y un entorno natural de gran belleza que te resultarán fascinantes. Un trayecto que repetirás a lo largo de los años.

 

Valencia-Parque Natural de Pego Oliva

Otra de las rutas moteras por Valencias preferidas es la que une esta ciudad con el Parque Natural de Pego Oliva, viajando a través de la CV-500 y la N-332. La carretera en ocasiones es incómoda. Por ello, lo recomendable es madrugar. Es uno de los recorridos donde mejor se palpa el espíritu de la tierra valenciana y su tradición.

Circulando por la CV-500, pasaremos junto al parque natural y, si optamos por levantarnos temprano, el Palmar puede ser un excelente sitio para un buen desayuno y reemprender la marcha. En la ruta, cruzaremos El Perellonet y nos dirigiremos hacia Sueca, donde tomaremos la N-332.

En el camino, veremos plantaciones de arroz y huertos de naranjos y hortalizas, parte de la agricultura valenciana más próspera. Poblaciones como Cullera, Tavernes, Gandía y Oliva son las que nos encontraremos a lo largo de este itinerario.

Muy cerca de Oliva, por fin llegamos al Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva, característico por sus dunas y arrozales, atravesados por cientos de tradicionales acequias de riego. Este espacio verde atesora belleza y costumbres locales. Es un magnífico lugar para una sabrosa paella en alguno de los restaurantes de la zona.

La ruta tiene una distancia cercana a los 100 kilómetros, pero puede requerir más tiempo del habitual para realizar el trayecto. Es recomendable regresar a Valencia por la AP-7, sobre todo, si nos entretenemos paseando o si paramos a darnos un buen baño en alguna playa cercana y tomarnos una típica horchata.

Si te interesa saber más sobre el mundo del motor y las dos ruedas, te invitamos a unirte a la comunidad AMV Seguros 2.0.

 También puedes leer:

Consejos para hacer rutas por Madrid 

Consejos para hacer viajes largos en moto

Compartido

5 Responses to Dos rutas moteras por Valencia que no te puedes perder

  1. […] toda la península ibérica. El Parque Natural del Cabo de Creus, es el punto ideal para iniciar rutas en moto y son muchos los que lo eligen como punto de partida de sus viajes. Este pueblo de pescadores tiene […]

  2. […] Dos rutas moteras por Valencia que no te puedes perder […]

  3. […] Para ir en moto por la Comunidad Valenciana aconsejamos ir por sus pueblos con playa, pero también alternar con las rutas del interior. Más al norte, es siempre un clásico de la costa levantina Peñíscola en la provincia de Castellón, un fortín templario que acogió al Papa Luna. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados

Categorías moto

Sobre AMV