Trucos para ahorrar en el consumo de aceite del motor

Comentarios (0) Destacadas, Noticias Motor

Compartido

¿Te has preguntado por qué el lubricante es tan importante en un vehículo? ¿Sabes cuáles son las principales causas que originan un consumo excesivo? Si quieres ahorrar en el aceite del motor, te ofrecemos unos valiosos consejos. ¡Sigue leyendo!

botella de aceite de motor echando aceite

Como veremos en el presente post, el aceite juega un papel primordial en cualquier vehículo. En función del lubricante elegido y el mantenimiento, un propulsor tendrá una mayor o menor vida útil. Por ello, vamos a ocuparnos de este componente esencial y, en lo relativo a su consumo, de cómo ahorrar en el aceite del motor.

¿Por qué el aceite del motor es tan importante?

Pero antes de llegar a este último punto, es esencial que sepamos por qué el aceite del motor es tan importante. Entre otros cometidos, el lubricante:

  • Reduce las fricciones entre las distintas partes del propulsor. De esta forma, mejora el rendimiento mecánico y contribuye a disminuir el consumo de combustible.
  • Limpia el motor. El aceite impide la formación de depósitos y evacúa las impurezas.
  • Protege de la corrosión. Gracias a ello, alarga la vida útil del propulsor.
  • Refuerza la impermeabilidad. Optimizando la eficiencia y la potencia del motor.
  • Enfría el propulsor. Y no menos relevante: garantiza las propiedades térmicas y mecánicas de cada pieza y evita las deformaciones.

En definitiva, el aceite minimiza el desgaste de las piezas, ayuda a mantener limpio el motor y favorece que este último trabaje a una temperatura óptima. Por dicho motivo, es fundamental no escatimar en la elección del lubricante, sustituirlo periódicamente y vigilar su consumo.

Consumo excesivo de aceite del motor: ¿a qué se debe?

Dicho esto, si deseamos ahorrar en el aceite del motor, lo primero que debemos hacer es saber por qué existe un consumo excesivo. En este sentido, existen diferentes causas que pueden provocar un consumo de lubricante por encima de lo normal:

  • Mayor cantidad de aceite en el depósito. Si observas la varilla del aceite o el ojo de buey (en las motos), verás que tiene dos marcas: una nos indica el nivel mínimo y otra el máximo. Pues bien: no hay que sobrepasar ninguna de ellas. Es decir, tan malo es que el nivel de aceite se encuentre por debajo del mínimo como que supere el máximo. En este último caso, echar más cantidad de aceite en el depósito se traducirá en un consumo excesivo del lubricante.
  • Utilizar un aceite diferente al recomendado. Cuando los fabricantes nos aconsejan usar un lubricante con unas propiedades concretas, ¡no es por capricho! Por ejemplo, cada aceite tiene una viscosidad específica. Y si empleamos uno con un grado de viscosidad inferior al indicado, el resultado será el contrario al deseado: la mecánica estará menos protegida y el consumo de lubricante aumentará.
  • Circular con un aceite sucio. Descuidar la puesta a punto de un vehículo no es buena idea. En el siguiente apartado veremos cuándo debe cambiarse el lubricante. Si somos meticulosos y cumplimos puntualmente los plazos de cambio de aceite y filtro, evitaremos un consumo excesivo y, no menos relevante, posibles averías.

Asimismo, las fugas en el sistema de lubricación, el mal estado de componentes como la bomba de vacío o el turbocompresor y el desgaste del motor pueden ser motivo de un consumo excesivo de aceite.

Como usuarios, es recomendable comprobar el nivel del lubricante a través de la varilla o el ojo de buey. Y también observar si debajo de nuestro vehículo hay manchas de aceite. Si detectamos un consumo anómalo, lo mejor es acudir a un servicio oficial posventa o un taller de confianza cuanto antes. Si lo dejamos pasar, podríamos enfrentarnos a una avería muy costosa. ¡Toma nota!

¿Cuándo se debe cambiar el aceite del motor de un coche?

Para ahorrar en el aceite del motor, uno de los mejores consejos es cumplir con los periodos de mantenimiento. Al respecto, los fabricantes de los vehículos marcan unas pautas. Pero, finalmente, el profesional encargado de velar por la buena salud de la mecánica será quien nos indique cuándo tendremos que reemplazar el lubricante. Para ello, valorará:

  • El tiempo transcurrido y el número de kilómetros recorrido desde el último cambio de aceite.
  • El uso del automóvil (vehículo parado durante mucho tiempo en el garaje, desplazamientos cortos por ciudad o viajes por carretera).
  • El tipo de lubricante y su calidad (no es lo mismo utilizar un aceite mineral que uno semisintético o sintético).

Por lo general, en los coches más modernos es posible realizar cambios de aceite cada 15.000-30.000 kilómetros. Y en los que son más antiguos, cada 10.000-15.000 kilómetros. En cuanto a los vehículos clásicos, hace muchos años solía decirse que había que reemplazar el lubricante cada 5.000 kilómetros. ¡Consulta a tu mecánico!

Nuestra recomendación es que te dejes asesorar por profesionales de confianza. Nadie mejor de ellos para decirte cuándo se debe sustituir tanto el aceite como el filtro. ¡No descuides la puesta a punto de tu automóvil!

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar el aceite en una moto?

Sobre cuándo hay que cambiar el aceite de una moto, ya nos ocupamos de ello en el post dedicado al mantenimiento de la moto. En él recordábamos que:

  • Es recomendable comprobar el estado y el nivel del aceite una vez cada 30 días.
  • Y sustituirlo cuando se hayan recorrido entre 7.000 y 12.000 kilómetros.

De igual forma, hay que prestar especial atención al filtro. Conviene saber que un filtro obstruido puede reducir el flujo de lubricante y provocar una avería en el motor. Para evitar esto último, hay que reemplazar el filtro de aceite de forma alterna (una vez sí y otra no) cuando se realice el cambio de lubricante.

Consejos para ahorrar en el consumo de aceite del motor

En definitiva, ahorrar en el aceite del motor dependerá de lo cuidadosos que seamos con el mantenimiento de nuestro vehículo. Si deseas prolongar la vida útil de tu coche o moto, poner en práctica esta serie de consejos relacionados con el lubricante te ayudará a conseguir tu objetivo:

  • Una vez al mes, revisa algunos componentes básicos de tu vehículo. Si compruebas el estado y la presión de los neumáticos, haz lo mismo con el aceite. Ya sea a través de la varilla o del ojo de buey, recuerda que el nivel no puede estar por debajo del mínimo ni por encima del máximo.
  • Para realizar esta operación, pon en marcha el motor y déjalo al ralentí durante unos minutos. Después, apágalo y espera a que baje un poco la temperatura. En el caso de la varilla, extráela, límpiala con un trapo o papel y vuelve a introducirla. Cuando la extraigas de nuevo podrás comprobar el nivel de aceite.
  • En el supuesto de tener que rellenar lubricante, hazlo siempre utilizando el mismo tipo de aceite. Y siguiendo el consejo anterior, ten cuidado de no echar más cantidad de la necesaria. Incumplir estas recomendaciones puede dar lugar a un consumo excesivo.
  • No demores tu paso por el servicio oficial posventa o el taller de confianza. Cambia el aceite y el filtro cuando toque.
  • Aunque los profesionales del centro lo tendrán en cuenta, exige siempre un lubricante de calidad. ¡Lo barato sale caro!
  • Si observas un consumo excesivo de aceite y manchas de lubricante en el suelo, no lo pienses más: solicita cita previa en el servicio oficial posventa o el taller de confianza para que revisen tu coche o moto cuanto antes.

Por último, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) nos recuerdan que está prohibido realizar un cambio de aceite en la vía pública. Si lo hacemos nosotros, deberemos reemplazarlo en un lugar privado. Y, después, llevar el lubricante usado a un punto limpio, un taller autorizado o un desguace. Algo lógico al tratarse de uno de los residuos más peligrosos y contaminantes que existen. ¡No lo olvides!

Compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias AMV: Blog de Motos

Bienvenido al Blog de motos de AMV Seguros, donde compartimos contigo la pasión por las motos y la competición. Si quieres mantenerte al día sobre actualidad, novedades, consejos, recomendaciones, trucos, relacionados con el mundo de la motos, no dudes en guardar en tus favoritos el Blog de motos de AMV Seguros, para no perderte ningún post.

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV