¿En qué consiste la cobertura de asistencia en viaje?

Rate this post
Compartido

En España, más de 17 millones de vehículos cuentan con la cobertura de asistencia en viaje. A través de este artículo te explicamos qué cubre y qué ventajas aporta a quienes la incluyen en su póliza. ¡Sigue leyendo!

Hombre haciendo una llamada en cuclillas al lado de su moto

A la hora de contratar un seguro de moto, un seguro de coche o un seguro de vehículos clásicos es muy importante conocer qué garantías incluye la póliza. Y entre ellas, independientemente del tipo de desplazamientos que hagamos con nuestro vehículo, no puede faltar la cobertura de asistencia en viaje. Si quieres saber en qué consiste y qué cubre, este post te interesa. ¡Toma nota!

¿En qué consiste la cobertura de asistencia en viaje?

También conocida como garantía de asistencia en carretera, la cobertura de asistencia en viaje es un servicio prestado por las compañías aseguradoras que consiste en prestar auxilio a quienes sufren un percance durante sus desplazamientos. Y también cuando un vehículo estacionado no puede arrancar.

Antes de entrar a detallar cuál es el alcance de esta garantía, desde Estamos Seguros, a través de su apartado dedicado a las coberturas del ramo de Autos, explica, a grandes rasgos, cuáles son sus prestaciones:

  • Esta garantía brinda asistencia a la persona que, durante un desplazamiento con el vehículo asegurado, tiene una avería, un accidente u otra eventualidad que le impide la continuación del viaje.
  • De igual manera, cubre los riesgos asociados al vehículo asegurado como traslado o remolque, rescate, reparaciones in situ, etc.
  • Y también aquellos vinculados a las personas ocupantes del vehículo como transporte al domicilio, gastos de hotel, regreso anticipado de familiares, etc.

¿Qué cubre la cobertura de asistencia de viaje?

Sin duda, la descripción de Estamos Seguros es muy completa. Y gracias a ella puedes hacerte una idea de qué cubre la cobertura de asistencia en carretera. Pero vamos a ser algo más precisos para que sepas qué beneficios tiene incluir dicha garantía en la póliza.

1. Reparaciones ‘in situ’

Por lo que respecta al vehículo, como ya se ha comentado, entre las prestaciones de esta cobertura se encuentran las reparaciones in situ. Normalmente, debido a una avería, un accidente o un intento de robo. Ejemplos habituales son la descarga de la batería, el pinchazo de un neumático o fallos en las luces. Esta prestación suele tener un tiempo limitado.

2. Remolque

Cuando no sea posible reparar un vehículo asegurado in situ, la entidad aseguradora procederá a remolcarlo hasta un servicio oficial posventa o un taller, cuya elección por parte de la compañía o del cliente dependerá de lo estipulado en la póliza. Igualmente, las condiciones de esta última especificarán qué kilómetros puede recorrer una grúa en la prestación del servicio.

Si un centro encargado de reparar el vehículo no encuentra las piezas necesarias para que pueda volver a funcionar, algunas pólizas contemplan la posibilidad de que sea la aseguradora quien se haga cargo de buscarlas y suministrarlas.

3. Rescate

Otra de las prestaciones de una cobertura de asistencia en carretera es la del rescate del vehículo en caso de accidente. El mismo se lleva a cabo en situaciones complicadas. Como, por ejemplo, cuando un automóvil ha volcado o una motocicleta cae por un desnivel próximo a la calzada.

4. Recuperación del vehículo

Del mismo modo, una vez que se haya reparado un vehículo, algunas compañías ponen a disposición de los asegurados, o de las personas asignadas por ellos, billetes de transporte para que puedan ir a recogerlo. Este servicio tiene razón de ser cuando la reparación ha tenido lugar en un servicio oficial posventa o un taller situado a muchos kilómetros de distancia del lugar de residencia.

5. Custodia del vehículo

Por último, en el supuesto de producirse gastos de custodia del vehículo asegurado por inmovilización o recuperación tras un robo, esta garantía puede cubrirlos, estipulándose en las condiciones de la póliza el número de días que alcanza dicha prestación.

6. Asistencia a las personas

Pero, como se ha comentado anteriormente, la cobertura de asistencia en viaje no solamente presta auxilio al vehículo asegurado. Además, contempla los riesgos asociados a sus ocupantes. Entre ellos, los siguientes:

  • Alojamientos de hotel tanto en España como en los países especificados en la póliza.
  • Traslado de los ocupantes hasta su lugar de origen o destino. Si se tratase de enfermos y heridos, hasta un centro hospitalario.
  • Asistencia médica en el extranjero.
  • Regreso anticipado o desplazamiento de acompañantes y familiares de asegurados enfermos o heridos.
  • Regreso del asegurado en caso de defunción de un familiar.
  • Servicio de acompañamiento de los hijos menores o disminuidos del asegurado si este no pudiese encargarse del mismo a causa de una enfermedad o un accidente durante un desplazamiento con el vehículo asegurado.
  • Transporte de restos mortales.
  • Envío de un chófer si el asegurado queda imposibilitado para conducir el vehículo y, en caso de haberlos, sus acompañantes no pueden asumir dicha función.
  • Anticipo de los gastos correspondientes a la fianza penal y la asistencia jurídica si el asegurado es encarcelado o procesado en el extranjero como consecuencia de un accidente de circulación.
  • Gestión de sanciones de tráfico y tramitación de multas.

Conviene tener claro que todo lo expuesto es orientativo. Y que, finalmente, las prestaciones de esta cobertura dependerán de cada entidad aseguradora y lo dispuesto en las condiciones generales de la póliza.

¿Qué no cubre la cobertura de asistencia de viaje?

Asimismo, las compañías establecen qué no cubre la cobertura de asistencia en viaje. El capítulo de las exclusiones es muy amplio. Y abarca desde el coste de las piezas de reparación hasta las consecuencias derivadas de la participación en apuestas, desafíos o carreras, pasando por los daños causados por la ingesta de bebidas alcohólicas, estupefacientes o drogas.

Por otra parte, en las exclusiones figuran los siniestros provocados por riesgos extraordinarios, cuya cobertura, como ya hemos explicado en el blog, corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Por qué deberías contratar la cobertura de asistencia en viaje?

En resumen, al margen de lo estipulado en cada póliza, es muy recomendable contratar un seguro de coche, un seguro de moto o un seguro de vehículos clásicos que incluya la cobertura de asistencia en viaje.

  • ¿Sabías que en nuestro país más de 17 millones de vehículos cuentan con un seguro que incluye la cobertura de asistencia en carretera?
  • Y no menos relevante: según datos de Estamos Seguros, hay una asistencia en carretera cada ocho segundos.
  • En lo referente al ámbito geográfico, esta cobertura, por lo general, presta asistencia en España, Europa y los países ribereños del Mediterráneo siempre que los vehículos asegurados transiten por vías ordinarias de circulación.
  • Y como habrás visto, también se ocupa de asistir a las personas.

Moraleja: si te preocupa quedarte tirado con tu vehículo, con la cobertura de asistencia en carretera en el seguro dormirás mucho más tranquilo.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba