Cómo trazar una rotonda correctamente conduciendo una motocicleta

Rate this post
Compartido

¿Sabes cómo trazar una rotonda en moto de manera correcta? Si no es así, te ofrecemos 10 prácticos consejos para que circules en una glorieta con seguridad. Y ya puestos, también para evitar posibles sanciones. ¡Sigue leyendo!

ilustración de las calles de una ciudad con sus señales de tráfico

En materia de tráfico, las rotondas no son un invento nuevo. ¡Llevan entre nosotros más de un siglo! Pero, a pesar de ser tan familiares, muchos conductores aún no tienen claro cómo se debe circular por ellas de forma correcta. Por ello, a través del presente post vamos a ocuparnos de cómo se tiene que trazar una rotonda en moto.

Rotondas o glorietas: ¿qué dice la ley?

Popularmente, son conocidas como rotondas. Sin embargo, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial se refiere a ellas como glorietas. Y en su primer anexo (Conceptos básicos), las define de la siguiente manera:

  • Glorieta. Tipo especial de intersección caracterizado porque los tramos que confluyen en ella se comunican a través de un anillo en el que se establece una circulación rotatoria alrededor de una isleta central.

Asimismo, la citada norma deja claro que “no son glorietas propiamente dichas las denominadas partidas en las que dos tramos, generalmente opuestos, se conectan directamente a través de la isleta central, por lo que el tráfico pasa de uno a otro tramo y no la rodea”.

Aunque existen variantes, básicamente, recuerdan desde la Dirección General de Tráfico (DGT), hay tres tipos principales de rotonda:

  • Miniglorieta.
  • Normal.
  • Doble glorieta.

¿Quién inventó las rotondas de tráfico?

Como comentábamos anteriormente, las rotondas no son una invención reciente. A finales del siglo XIX y principios del XX, en Reino Unido, Francia y EEUU empezaron a diseñarse sistemas de circulación giratoria. Entre sus creadores cabe destacar a:

  • Michael Holroyd Smith. En 1897, este ingeniero e inventor presentó el concepto de rotonda al Consejo del Condado de Londres. Concretamente, propuso organizar el flujo de tráfico alrededor de una isla central en Ludgate Circus, en plena City londinense.
  • Eugène Hénard. Seis años después, este reconocido arquitecto galo introdujo la misma solución en París. De hecho, la capital francesa presume de tener la rotonda más antigua del mundo, ubicada en la plaza Charles de Gaulle (antiguamente conocida como plaza de la Estrella o place de l’Étoile).
  • William Phelps Eno. Y al mismo tiempo, este hombre de negocios estadounidense, conocido como el padre de la seguridad vial, realizó una propuesta similar para el Columbus Circle (Círculo de Colón) de Nueva York.

En el caso de España, la primera rotonda, tal y como se conoce actualmente a las glorietas de tráfico, se habilitó en la localidad mallorquina de Palmanova en 1976. Casi medio siglo después, se calcula que en nuestro país existen más de 80.000 rotondas de tráfico.

¿Cómo se debe circular en una rotonda?

Una vez explicado qué es una glorieta y cuáles fueron sus orígenes, toca ocuparse de cómo trazar una rotonda en moto. A modo de consejos generales, conviene tener en cuenta estas 10 recomendaciones:

  1. Los accesos a una glorieta están precedidos por señalización horizontal que nos advierte que debemos ceder el paso a peatones, sobre todo en zonas urbanas, y otros vehículos.
  2. En esos accesos es aconsejable ser precavidos al pasar sobre la pintura dispuesta en la calzada para señalizar los pasos de cebra o ceda el paso.
  3. Relacionado con el punto anterior, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial especifica que los vehículos que se encuentran dentro de las glorietas tienen preferencia sobre los que pretendan acceder a ellas. Por lo tanto, no se puede entrar a una rotonda como un elefante en una cacharrería.
  4. Una vez que sea posible acceder a una glorieta de forma segura, ocuparemos el carril de la derecha.
  5. Cuando accedamos a una rotonda, nos mantendremos en el carril derecho si vamos a abandonarla pronto. Pero si vamos a hacer un cambio de sentido o un recorrido largo dentro de ella, deberíamos ocupar el carril o carriles interiores y regresar al de la derecha cuando tengamos intención de abandonarla.
  6. Si mientras circulamos por el carril derecho de una rotonda observamos que otro vehículo tiene intención de acceder a ella, no es obligatorio que nos desplacemos al carril o carriles interiores para facilitarle el paso. Recuerda: los vehículos que circulan dentro de la glorieta tienen preferencia.
  7. Después de entrar en una rotonda tocará abandonarla. Al respecto, si bien siempre se ha dicho que la línea recta es el camino más corto entre dos puntos, ¡no debe ponerse en práctica en una glorieta! Además de ser motivo de sanción, es una maniobra muy peligrosa.
  8. Si circulamos por un carril interior y queremos desplazarnos al carril derecho para salir de la rotonda y el mismo está ocupado por otro vehículo, este último tiene preferencia. En el supuesto de no poder realizar la maniobra, tendremos que dar otra vuelta a la glorieta para abandonarla con seguridad.
  9. Los intermitentes de moto están ahí para utilizarlos. Acciónalos siempre que vayas a salir de la rotonda o cambiar de carril dentro de la glorieta.
  10. Como sucede al entrar en ella, al abandonar una rotonda puede que nos encontremos con un paso de peatones. No olvides que los viandantes tienen preferencia y presta atención a la pintura de la señalización horizontal.

Desde que se accede a una glorieta hasta que se abandona, los expertos aconsejan mantener una velocidad reducida y practicar el concepto de visión de 360 grados al que hacíamos referencia en el post dedicado a la mirada en moto. Toda precaución es poca en un espacio de la calzada en el que se registran tantos movimientos y accidentes.

Estos dos consejos nos serán muy útiles si circulamos por el carril derecho de una rotonda y nos aproximamos a una incorporación. Aunque estemos en la glorieta y tengamos preferencia, esta última no es respetada por todos los conductores que pretenden acceder a una rotonda. En situaciones así, la anticipación será nuestra mejor aliada.

Sanciones más frecuentes en rotondas

Con esta serie de consejos esperamos que tengas más claro cómo trazar una rotonda en moto. Es fundamental saber cómo circular en una glorieta de manera correcta por seguridad. Y también, como se ha comentado, porque circular de forma indebida en una rotonda es motivo de sanción. Entre las infracciones más habituales, se encuentran las siguientes:

  • No hacer uso de los intermitentes. Cuando realizamos una maniobra debemos señalizarla. Y las glorietas no son una excepción. A pesar de ello, muchos conductores no utilizan los indicadores que advierten a otros usuarios de un cambio de dirección o carril. No usar los intermitentes se considera una infracción grave.
  • Del igual modo, el Reglamento General de Circulación, en su artículo 74, observa que “toda maniobra de desplazamiento lateral que implique cambio de carril deberá llevarse a efecto respetando la prioridad del que circule por el carril que se pretende ocupar”. Todo un aviso a aquellos conductores que cruzan una rotonda de forma temeraria poniendo en peligro al resto de usuarios. Este tipo de maniobras también se considera una infracción grave.
  • Y no menos relevante. A menos que nos veamos obligados a detenernos por fuerza mayor (accidente o avería), no está permitido pararse o estacionar en una glorieta. Hacerlo es motivo de sanción.

En definitiva, trazar una rotonda en moto es algo que hacemos de forma habitual. Conocer la normativa y llevarla a la práctica nos será de gran ayuda para circular en las glorietas con seguridad. Si te surge alguna duda o deseas adquirir más confianza en este tipo de tramos de calzada, no lo dudes ni un instante: participa en un curso de conducción segura impartido por una escuela de confianza.

Compartido
2 comentarios en “Cómo trazar una rotonda correctamente conduciendo una motocicleta”
  1. El artículo lo explica bien pero soy pesimista. En las rotondas se conduce muy mal. Yo voy en moto y a veces paso miedo con los coches que no nos respetan

  2. Buenos días Asun.
    Gracias por tu comentario en el blog de AMV.
    Gran parte de los motoristas coinciden en que las rotondas son uno de los puntos más conflictivos, en el que ven peligrar más su seguridad. Esperamos que las recomendaciones del artículo sirvan para trazarlas con mayor seguridad. ¡Precaución moter@s!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba