Errores en mantenimiento de motos más frecuentes

Comentarios (0) Consejos AMV, Destacadas

Compartido

Tener una moto, implica prestar especial atención a su estado para tenerla siempre en buenas condiciones. El mantenimiento de motos, es una de las cuestiones que solemos dejar olvidada, y es fundamental para alargar su vida útil y sobre todo, para nuestra seguridad. En este post queremos poner de manifiesto qué cosas solemos olvidar  y qué debemos tener en cuenta para tener siempre a punto nuestra moto. Coge papel y lápiz y toma nota para no cometer los siguientes errores.

 

mantenimiento de motos

Mantenimiento de motos: Tener el manual del fabricante de la moto “de adorno”

Siempre que “estrenamos” algo nuevo, es recomendable leer las instrucciones. En el caso de una moto, es algo fundamental, ya que el fabricante es el que mejor puede explicarnos el funcionamiento de la moto, y quien determina los consejos de mantenimiento de la moto más adecuados para nuestra marca y modelo.

Lo mejor es que cuando compres la moto, te tomes tu tiempo para echarle un vistazo al manual, y planificar los hitos de mantenimiento que propone el fabricante.

Será un tiempo muy bien invertido y te evitará disgustos, ya que alargaras la vida útil de tu moto.

 

No controlar el nivel de aceite o hacer una mala elección del tipo de aceite

Comprobar el nivel de aceite del motor es un básico del mantenimiento de motos que debe estar en nuestra lista principal de puesta a punto.

Se debe comprobar de manera frecuente. Es una operación bastante sencilla, que nos puede evitar  averías graves, ya que, si el motor no tiene suficiente lubricación podría griparse, lo que supondrá un problema grave de seguridad si ocurre durante la marcha y un gran desembolso de dinero en reparaciones.

Además, es muy importante chequear qué tipo de aceite y qué cantidad debemos usar para nuestra moto, para que de esta forma el motor funcione de la manera más óptima. Para saber qué es lo que más le conviene a tu moto échale un vistazo al manual del vehículo o infórmate en tu taller de confianza.

Si te animas a hacer al cambio de aceite, no dudes en consultar este post:

Aceite de moto: Pasos para hacer el cambio con éxito

 

 

 

No mirar el estado de los frenos

Verificar el desgaste de las pastillas de freno puede evitarnos sustos y gastos. Si evitamos un desgaste excesivo evitaremos que se dañen los discos.

Simplemente, agáchate y verifica el espesor de los ferodos de las pastillas. Si detectas que el la distancia del ferodo a la parte metálica es inferior a 2mm. ha llegado el momento de acudir a tu taller de confianza para sustituirlas y que de paso verifiquen el nivel de líquido de frenos.

¿Realizas un correcto mantenimiento de los frenos de tu moto?

 

No comprobar el sistema eléctrico y las luces

Para los motoristas es fundamental tanto ver como hacerse visibles. Por eso, comprobar que no llevamos fundida ninguna de las luces es fundamental para evitar imprevistos mientras conducimos. Haz la comprobación de manera regular, tanto de luces como de intermitentes. Por supuesto, verifica que todo el sistema eléctrico funciona sin contratiempos y antes cualquier duda, consulta con un experto.

Comprobación del nivel de refrigerante

Al igual que con el aceite, para que la moto funcione perfectamente hay que estar siempre atento a los niveles de líquidos refrigerantes que necesita. Presta especial atención en épocas con picos de bajas y altas temperaturas, ya que el nivel de líquido puede afectar al rendimiento de nuestro motor, e incluso provocar daños graves en caso de no ser el adecuado.

No engrasar ni tensar la cadena

Al ser uno de los elementos que mayor esfuerzo soporta requiere especial atención y cuidado. Si la cadena no está bien tensada y lubricada al final todo el kit de arrastre de la moto puede llegar a estropearse. Debemos vigilar que nunca esté excesivamente tensada para evitar que se pueda romper y que tampoco quede muy suelta.

No chequear el estado de las suspensiones

Verifica que no hay fugas en las suspensiones y manténlas limpias para evitar que la suciedad se acumule.

Si notas algún fallo en la amortiguación, acude cuanto antes a tu taller de confianza.

 

No cambiar los neumáticos

Las ruedas de tu moto son un elemento fundamental de seguridad. En este caso, debes seguir siempre las indicaciones del fabricante tanto a la hora de vigilar que la presión sea óptima como para controlar el desgaste.

Cuándo cambiar los neumáticos de la moto

Confía en un especialista

En el caso de que las “tareas mecánicas” no sean lo tuyo, confía siempre en un especialista y acude a tu taller de confianza para que puedan hacer puedan poner a punto tu moto.

También puedes leer:

Cinco trucos para el mantenimiento de motos

Vuelta al cole con AMV: Pon a punto tu moto

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV