Mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia

Comentarios (1) AMV Seguros, Destacadas

Compartido

Aunque el mundo de la moto todavía es muy masculino, la presencia femenina cada vez es mayor. Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, nos ocupamos de algunas de las mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia.

Mujer motera haciendo una parada en su ruta

Tradicionalmente, el mundo de las dos ruedas ha estado relacionado con la masculinidad. Mientras que los hombres disfrutaban conduciendo o pilotando sus motocicletas, sus compañeras se limitaban a ocupar el asiento trasero o a desempeñar el papel de espectadoras. Pero, afortunadamente, el panorama ha cambiado en los últimos años y cada vez hay más mujeres moteras.

Coincidiendo con la celebración, el 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer, en AMV hemos querido rendir un homenaje a algunas de las mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia. Desde las que comenzaron a dejar su impronta a principios del siglo XX hasta aquellas que nos han maravillado más recientemente. No están todas las que son. Pero, sin duda, son todas las que están.

1914-1916: Pioneras de los grandes viajes en moto

Viajar en moto es sinónimo de libertad. De escapadas. De devorar kilómetros hasta el infinito y más allá. Hoy nos parece algo de lo más natural. Pero hace un siglo, con motos rudimentarias y caminos sin asfaltar, era una auténtica odisea. Un desafío a los que varias mujeres moteras le plantaron cara.

Della Crewe

Originaria de Wisconsin, Della Crewe se tomó muy un serio la idea de un sobrino suyo: “Tía, me gustaría tener una moto para viajar”, le dijo. Tanto le agradó aquel planteamiento que decidió adquirir una Harley-Davidson con sidecar. Y en julio de 1914, junto a su perro Trouble, emprendió un viaje desde Waco (Texas) hasta Nueva York. Llegó a su destino en diciembre de aquel año. Y la experiencia le animó a involucrarse en otras aventuras.

Avis y Effie Hotchkiss

Precisamente, Nueva York fue el punto de partida de otro viaje destacado: el que protagonizaron Avis Hotchkiss y su hija Effie en 1915. Desde el condado de Brooklyn emprendieron su particular carretera y manta hasta San Francisco a bordo de una Harley-Davidson con sidecar. En el itinerario de ida y vuelta recorrieron unos 14.000 kilómetros.

Augusta y Adeline Van Buren

Y un año después, las protagonistas fueron las hermanas Augusta y Adeline Van Buren, descendientes de Martin Van Buren, presidente de EEUU entre 1837 y 1841. El 4 de julio de 1916, al igual que Avis y Effie Hotchkiss, partieron de Brooklyn rumbo a Los Ángeles, ciudad a la que llegaron el 8 de septiembre. A los mandos de sendas Indian de 1.000 cc, sortearon todo tipo de obstáculos. ¡Incluso llegaron a ser arrestadas por usar ropa de hombre!

Años 20: Mujeres moteras que rompieron barreras

Lejos de quedar como hechos puntuales, aquellos primigenios viajes animaron a otras mujeres moteras a seguir el ejemplo de Della Crewe, Avis y Effie Hotchkiss y Augusta y Adeline Van Buren. En esta ocasión, nuestras protagonistas destacaron en el ámbito de la competición, la lucha contra la discriminación de la mujer y los medios de comunicación.

Fay Taylour

También conocida como Queen of speedway o Flying Fay, la irlandesa Fay Taylour adquirió fama en los años 20 del siglo pasado en los circuitos ovales de Inglaterra y Australia. Con el transcurrir del tiempo dio el salto a los coches, llegando a competir en el legendario trazado de Brooklands y en pruebas automovilísticas celebradas en distintas partes del mundo.

Nancy y Betty Debenham

En la segunda mitad de los años 20, las hermanas Debenham se convirtieron en la imagen promocional de la firma de motocicletas BSA de Birmingham. En el caso de Nancy, ganó una medalla en el circuito de Brooklands en 1926. Y ambas escribieron el libro Motor-cycling for women, publicado en 1928 y disponible hoy en día en algunos mercados digitales. Al igual que Della Crewe, solían viajar con un perrito.

Bessie Stringfield

Se trata de la primera afroamericana que recorrió EEUU en moto. Siendo muy joven, aprendió por sí misma a conducir una Indian. En 1930 empezó a viajar por el país y también recorrió Brasil y Haití. Se ganó la vida realizando acrobacias con su motocicleta. Y debido al color de su piel y su sexo, sufrió humillaciones. Entre ellas, no permitirle dormir en moteles o negarle premios en las carreras de flat track en las que participó.

Años 30 y 40: Ejemplos de afán de superación

Dot Robinson, Florence Blenkiron, Theresa Wallach y Sally Halterman son otros ejemplos de mujeres moteras que han hecho historia. A pesar de las adversidades, ¡salieron airosas!

Dot Robinson

Australiana de nacimiento, se afincó en EEUU y llegó a administrar un concesionario de Harley-Davidson en Detroit. Junto a su marido Earl, Dorothy compitió en varias disciplinas, aunque a menudo le pusieron trabas para que no lo hiciera. Retirada de la competición, en 1941 contribuyó a fundar el motoclub femenino Motor Maids. Y fue pionera en el uso del color rosa tanto en la moto como en su equipamiento.

Florence Blenkiron y Theresa Wallach

Como Nancy Debenham, la británica Florence Blenkiron también ganó una medalla en Brooklands. La consiguió en 1934 al superar la barrera de las 100 millas por hora con una motocicleta Grindlay-Peerless de 500 cc. Y todo parece indicar que fue en Brooklands donde conoció a otra apasionada de las dos ruedas: Theresa Wallach. En una Panther de 600 cc con sidecar, ambas viajaron de Londres a Ciudad del Cabo, convirtiéndose así en las primeras mujeres en recorrer el continente africano en moto.

Sally Halterman

Aunque conducía motos desde 1928, Sally Robinson, conocida como Sally Halterman, no se sacó el carnet de conducir hasta 1937. Pero el problema no eran sus aptitudes al manillar. El examinador le ponía excusas como “eres muy baja” –medía un metro y medio de estatura– o “demasiado joven”. Testaruda ella, terminó siendo examinada. Y se convirtió en la primera mujer de Washington con licencia para circular en moto.

Segunda mitad del siglo XX: Féminas sin complejos

Superada la II Guerra Mundial, las mujeres moteras continuaron reivindicando su derecho a participar en pruebas deportivas junto a los hombres y a dar la vuelta al mundo en moto sin compañía ni protección. ¿Quién dijo miedo?

Ingeborg Stoll-Laforge

Alemana de nacimiento, Inge Stoll se familiarizó con las carreras de motos gracias a su padre. En los años 50, se unió al piloto Jacques Drion para competir en pruebas de sidecar y ganó el campeonato francés en 1952 y 1954. También llegó a participar en carreras mundialistas y en el célebre TT de la Isla de Man. Ella y Drion perdieron la vida en un accidente mientras disputaban el GP de Checoslovaquia de 1958.

Anke-Eve Goldmann

Colaboradora de publicaciones como Cycle World, Das Motorrad o Moto Revue, la alemana Anke-Eve Goldmann fue la primera mujer en pilotar una moto enfundada en un traje de cuero de una sola pieza. Compitió en pruebas de velocidad y resistencia. Y en 1958 ayudó a fundar la Asociación Internacional de Mujeres Motoristas (WIMA, por sus siglas en inglés).

Anne-France Dautheville

Un buen día de 1972, la francesa Anne-France Dautheville decidió cambiar el rumbo de su vida. Dejó su trabajo y se dedicó a dar la vuelta al mundo en moto. Fruto de aquella experiencia, escribió el libro Y me llevó el viento. “Mis amigos me dijeron que me pasarían cosas horribles fuera de Europa. La realidad es que encontré a gente que me ayudó y protegió”, explicaría después.

Taru Rinne

Tanto en el mundo de los rallies como en la Fórmula 1, muchos finlandeses voladores han dejado su impronta en la competición. En el motociclismo, ese honor le correspondió a Taru Rinne, quien, tras competir en carreras de karting contra pilotos de Fórmula 1 como Mika Häkkinen, Mika Salo o JJ Lehto, pasó al Mundial de Velocidad. En 1989, se convirtió en la primera mujer en puntuar en el circo de las dos ruedas.

Siglo XXI: las moteras españolas, protagonistas

Y llegados a la época más reciente, podríamos poner como ejemplo a un buen número de mujeres moteras. Por sus logros y notoriedad, hemos seleccionado a una todoterreno de Corbera de Llobregat y a una pink warrior de Cehegín que hacen realidad el dicho de querer es poder.

Laia Sanz

¿Qué decir de la conocida como Reina del desierto? Su palmarés es de los que impresiona: 12+1 títulos de trial, otros cinco de enduro, 10 primeros puestos en la categoría femenina de motos del Dakar… Laia Sanz empezó a competir a finales del siglo pasado y, desde entonces, no ha dejado de sumar éxitos. Sin duda, una de las mejores deportistas españolas de todos los tiempos.

Ana Carrasco

Junto a María Herrera, ha sido nuestra piloto de velocidad más internacional en los últimos años. Tras su paso por el Campeonato del Mundo de Velocidad, Ana Carrasco ganó el título del Mundial de Supersport 300 en 2018. En unas recientes declaraciones a Marca ha dejado claro que “pilotar no es masculino ni femenino; es cuestión de técnica y de saber cómo hacerlo”. A buen entendedor…

Desde Della Crewe hasta Ana Carrasco, este ha sido nuestro particular reconocimiento a algunas de las mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia. En AMV confiamos en que cada vez sean más las mujeres que se sumen al mundo de la moto tanto en la calle como en los circuitos. Y ya puestos, que los fabricantes de motocicletas y equipamiento para motoristas piensen en ellas a la hora de diseñar y desarrollar sus productos. ¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

Compartido

One Response to Mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia

  1. […] ya conoces el blog de AMV, recordarás que recientemente publicamos el post Mujeres moteras más importantes e influyentes de la historia. En él incluimos algunas pioneras de las dos ruedas como Effie Hotchkiss, que junto a su madre […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV