¿Qué es el certificado de siniestralidad de un coche y cómo se hace?

Rate this post
Compartido

Al contratar unnuevo seguro de coche, es posible que la entidad aseguradora nos exija el certificado de siniestralidad. ¿No sabes qué es, para qué sirve y cómo se solicita? No te preocupes. ¡Aquí te lo explicamos!

hombre de espaldas llamando por su teléfono móvil mientras observa los daños de dos coches que han tenido un accidente

Los precios atractivos de la competencia, o un mal servicio de su entidad aseguradora, pueden provocar que un consumidor decida contratar un seguro de coche con otra compañía. Llegados a ese punto, es posible que para suscribir una nueva póliza deba presentar el certificado de siniestralidad.

Si piensas cambiar de entidad aseguradora, no tienes claro qué es este documento, cómo se solicita y para qué sirve, te lo explicamos todo en este post. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el certificado de siniestralidad?

El certificado de siniestralidad es un documento que expiden las compañías de seguros. A grandes rasgos, estos son sus principales objetivos:

  • En este certificado se refleja el número de siniestros con responsabilidad que ha tenido el asegurado en los últimos cinco años. Es decir, los siniestros que ha ocasionado.
  • Por lo tanto, el documento es considerado un resumen del historial de conducción del asegurado. A través de este certificado, tu futura compañía podrá saber si eres un buen conductor o no.

Sin embargo, el certificado no es un requisito solicitado por todas las entidades aseguradoras. Solamente se tendrá que aportar dicho documento en los casos en los que una compañía no esté inscrita en el Fichero Histórico del Seguro del Automóvil (SINCO), del que nos ocupamos en otro apartado del presente post.

¿Cómo solicitar el certificado de siniestralidad?

Si has decidido contratar un seguro de coche con una nueva compañía, y esta te exige el certificado, deberás pedírselo a tu actual aseguradora. La entidad tiene que entregártelo en un plazo máximo de 15 días. Para ello:

  • Solicita el documento con suficiente antelación. Si hubiese alguna complicación o retraso en la tramitación del certificado, se te podría complicar el cambio de compañía aseguradora.
  • Infórmate sobre cuáles son los canales para pedir el documento (presencialmente, correo electrónico, vía telefónica, área de cliente…). En cualquier caso, es importante cerciorarse de que tendremos el certificado antes de 15 días.

Cuando hayas recibido el documento podrás entregárselo a tu futura compañía. Y, por lo tanto, empezar a tramitar la contratación de tu nuevo seguro de coche.

Por cierto: la Ley de Contrato de Seguro establece que se debe avisar a la actual entidad sobre la voluntad de darse de baja, al menos, un mes antes de que concluya la vigencia de la póliza. ¡No lo olvides!

¿Para qué sirve el certificado de siniestralidad?

Como hemos comentado al principio del post, un certificado de siniestralidad sirve para demostrar si somos buenos o malos conductores.

  • A través de este documento, una compañía aseguradora sabrá cuántos siniestros con responsabilidad hemos tenido en los últimos cinco años.
  • En función de la información que aporte dicho certificado, una entidad podrá aplicar bonificaciones en el precio del seguro.
  • Si, por el contrario, nuestro historial de siniestros no es favorable, lo tendremos más complicado a la hora de suscribir una póliza con una nueva entidad del sector asegurador.

Así pues, este documento tiene mucha importancia llegado el momento de contratar un seguro. Un historial de siniestros condiciona el precio de una póliza. Y también puede ser un motivo esgrimido por la aseguradora para rechazar el aseguramiento de un vehículo. ¡Conviene tenerlo en cuenta!

De igual manera, las compañías valoran otras cuestiones para fijar el precio de un seguro de coche. Entre ellos, la edad del conductor y su experiencia, la antigüedad del automóvil, el lugar donde duerme el vehículo –vía pública o garaje–, etc.

¿Qué es el fichero SINCO?

En cuanto al Fichero Histórico del Seguro del Automóvil, AMV está adherida a SINCO para los seguros de automóvil. Se trata de un fichero compartido por la entidades aseguradoras que incluye el historial completo y actualizado de los tomadores de seguros del ramo de Auto –conformado por coches, los diferentes tipos de motos, vehículos comerciales, etc.–.

Si nuestro historial se encuentra en SINCO, una compañía adherida al fichero no nos exigirá el certificado de siniestralidad al tarificar una póliza. Para conocer el número de siniestros de responsabilidad que hemos tenido en los últimos cinco años, bastará con que introduzca alguno de los siguientes datos en el sistema:

  • El número del DNI del solicitante.
  • El número de la matrícula del vehículo que se pretende asegurar.
  • Los cinco últimos dígitos del número de póliza de la compañía de origen.

Si tanto nuestra antigua entidad aseguradora como la nueva compañía están adheridas a SINCO, no tendremos que solicitar el certificado.

En cualquier caso, la finalidad es la misma. Según el historial de siniestralidad que aparezca en dicho documento o en el fichero, se beneficiará a los buenos conductores y se penalizará a aquellos que hayan causado más siniestros.

¿Qué se puede hacer si las compañías no quieren asegurar nuestro coche?

Supongamos que has aportado el certificado de siniestralidad o que una compañía ha consultado tu historial en el fichero SINCO. El resultado es desfavorable, eres considerado un mal conductor y la entidad rechaza asegurar tu coche. Preguntas a otras entidades del sector y la respuesta es la misma. ¿Qué hacer?

En situaciones así, la única vía que nos queda para asegurar un vehículo es acudir al Consorcio de Compensación de Seguros. A través de esta entidad podremos contratar un seguro de coche que incluye:

  • La cobertura obligatoria de Responsabilidad Civil. Esta garantía se ocupa de resarcir los daños personales o materiales que causemos a terceros con nuestro automóvil.
  • La cobertura de los daños producidos al vehículo por riesgos extraordinarios. Se entienden como tales los ocasionados por fenómenos de la naturaleza, actos violentos y hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempos de paz.

A diferencia de lo que sucede con las entidades aseguradoras, el seguro del Consorcio no puede ampliarse con otras garantías.

Contrata tu seguro de coche online: ¡todo son ventajas!

Pero si eres un buen conductor, ¡no tienes por qué preocuparte! En AMV podrás asegurar tu vehículo de manera rápida y sencilla. ¿Todavía no conoces las ventajas de contratar un seguro de coche online? Entre ellas, toma nota de las siguientes:

  • Un seguro de coche online puedes contratarlo desde cualquier sitio y a la hora que mejor te convenga.
  • Una vez en el tarificador, selecciona la modalidad y las coberturas que más se ajusten a tus necesidades.
  • A continuación, calcula tu presupuesto. ¡Verás que el precio es muy asequible!

Todo ello, garantizando la máxima seguridad y privacidad. Y no menos importante: te atenderemos siempre que lo necesites a través de diferentes canales de comunicación. Nuestro personal se encarga de asesorarte en el proceso de contratación, gestionar tus siniestros e incluso atender tus quejas y reclamaciones.

¿Qué prefieres: un Seguro a Terceros o mejor un Seguro a Todo Riesgo? ¿Deseas incluir las coberturas de Accidentes del Conductor y Asistencia en Viaje en tu póliza? ¡Tú eliges! ¿A qué esperas para calcular el precio de tu seguro de coche?

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba