¿Cómo limitar la moto para el carnet A2?

Comentarios (0) Consejos AMV

5 (100%) 1 vote[s]
Compartido

Si estás pensando en sacarte el carnet A2, una vez que lo apruebes tienes dos opciones: comprar una moto ya preparada para este tipo de permiso o limitar una de mayor potencia por tu cuenta. Si no tienes claro cómo hacerlo, ¡toma nota!

motero y moto limitada para carnet A2

¿Qué motos pueden conducirse con el carnet A2?

Según el Reglamento General de Conductores, “el permiso de conducción de la clase A2 autoriza a conducir motocicletas con una potencia máxima de 35 kW y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia. La edad mínima para obtenerlo será de 18 años cumplidos”.

Por lo tanto, con el carnet A2 pueden conducirse todas las motos que no superen los 35 kW. En el caso de que los excedan, es posible limitar una motocicleta para el carnet A2 siempre que no sobrepase los 70 kW.

Pero, además de a la potencia, en el Reglamento General de Conductores también se hace referencia a otro requisito: la relación potencia/peso. Como hemos visto, esta debe ser menor de 0,2 kW/kg. Para cumplirlo, la tara o masa en orden de marcha (MOM) de una moto para el carnet A2 debe superar los 175 kilos.

En aquellos casos en que, por razones de peso, no se cumpliese lo establecido en el citado reglamento, la solución sería un limitador de 25 kW homologado en motos que no excedan de serie los 50 kW.

Motos para el carnet A2: ¿qué oferta hay?

Pensando en los titulares del carnet A2, muchos fabricantes ofrecen modelos con una potencia de 35 kW. Se trata de una buena alternativa para quienes acaben de aprobar dicho permiso, se sientan a gusto con este tipo de motocicletas y, de momento, no tengan pensado sacarse el carnet A.

Pero de cara a aquellos motoristas que sí piensen acceder a motos más potentes, se comercializan modelos limitados a 35 kW que, una vez pasados dos años con el carnet A2 y aprobado el permiso A, pueden “deslimitarse”.

Al respecto, conviene tener en cuenta que el proceso de “deslimitación” no es igual en todas las motos, ya que el mismo depende de los componentes y sistemas que estén afectados (tope del acelerador, centralita de inyección, etc.). Por lo tanto, como indicamos al final del post, el precio del proceso será diferente en cada caso.

A modo de conclusión, adquirir una moto ya limitada en un concesionario oficial es mucho más cómodo, puesto que nos ahorraremos tener que limitarla por nuestra cuenta. Pero, ¿qué sucede si disponemos de una motocicleta más potente y nos vemos obligados a limitarla para el carnet A2? ¿Qué tenemos que hacer?

¿Cómo podemos limitar una moto para el carnet A2?

En un supuesto así, los titulares de un carnet A2, obtenido a partir del 9 de diciembre de 2009, deben instalar un kit de limitación de potencia de 35 kW homologado. Pero como hemos visto al inicio del presente post, solamente en aquellas motos que no superen los 70 kW. ¡No lo olvides!

Y en el caso de las motocicletas que no cumplan los requisitos de potencia/peso especificados en el Reglamento General de Conductores, también es posible instalar un kit de 25 kW en las motocicletas cuya potencia no exceda de 50 kW.

La instalación de un kit de limitación debe ser realizada por los profesionales de un concesionario oficial o un taller de confianza autorizado. Y una vez montado, el establecimiento deberá emitir el correspondiente certificado y tendremos que llevar la moto a una estación de ITV. Y en ella tendremos que presentar:

  • Informe de conformidad.
  • Copia de la resolución de autorización de conjunto funcional.
  • Certificado del taller.
  • Declaración de responsabilidad.
  • Ficha técnica original.
  • Permiso de circulación original.

Una vez en la ITV, los inspectores verificarán que el kit está correctamente instalado en la moto y comprobarán la documentación con independencia de la clase del permiso de conducción.

¿Qué es el kit de limitación o limitador de potencia?

Se trata de un dispositivo que ha de estar homologado. Actualmente, el organismo encargado de su homologación es el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El kit está compuesto por una o más piezas cuyo fin es reducir la potencia máxima de la moto hasta el límite legal establecido. La normativa española contempla tres kits diferentes: 35, 25 y 11 kW.

Desde el punto de vista administrativo, un kit es:

  • Un conjunto funcional adaptable a un vehículo cuando ello implique algún cambio en alguna de las características indicadas en la tarjeta de la ITV.

¿Cómo se “deslimita” una moto?

Según el Manual de Reformas de Vehículos, una “deslimitación” o restitución consiste en restablecer la potencia de la moto a los valores anteriores a la limitación y luego legalizarla en la ITV. Aquí es importante señalar que se trata de volver a la potencia inicial de la moto y no a otra distinta.

Evidentemente, la potencia se restablece desmontando todo el conjunto de piezas del dispositivo limitador. Esta tarea no puede ser llevada a cabo por un particular y ha de realizarse obligatoriamente en un centro especializado, que, posteriormente, emitirá un certificado de “deslimitación”.

El certificado tendrá que presentarse en una estación de ITV, donde harán la anotación que corresponda en la documentación de la moto para dejar constancia de que la misma ha sido “deslimitada”.

Desde junio de 2012 no es exigible presentar un informe de conformidad para las “deslimitaciones” que afecten a las motos que se ajusten a la norma Euro 3. De esta forma, solamente es necesario mostrar el certificado del taller, lo cual abarata el proceso y lo hace mucho más cómodo.

Conclusiones: “deslimitación” de motos del carnet A2

En el caso de las motos Euro 3 y anteriores debes:

  • Acudir a un concesionario o taller autorizado para que desinstale el limitador y emita el correspondiente certificado.
  • Llevar la moto a la ITV con el certificado, la ficha técnica y el permiso de circulación.

En el caso de las motos Euro 4 es necesario:

  • Acudir a un concesionario o taller autorizado para que desinstale el limitador, emita un certificado y nos solicite un informe de conformidad de “deslimitación”.
  • Llevar la moto a la ITV con el certificado, el informe de conformidad de “deslimitación”, la ficha técnica y el permiso de circulación.

¿Cuánto cuesta “deslimitar” una moto?

Y por lo que respecta a cuánto cuesta “deslimitar” una moto, expertos consultados por AMV indican que el precio dependerá del tipo de operación realizada, ya que no es lo mismo una reprogramación que tener que solicitar piezas. A modo orientativo, la “deslimitación” puede costarnos entre 50 y 600 euros.

También puedes leer:

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV