Consejos para evitar el robo de una moto o coche clásico

Rate this post
Compartido

Ya sea por su valor o por la demanda de piezas, los amigos de lo ajeno tienen predilección por los vehículos más antiguos. Para evitar el robo de una moto o coche clásico, estos consejos te serán muy útiles. ¡Sigue leyendo!

ladrón tratando de abrir un coche clásico para robar

Está claro: quien tiene un vehículo clásico, tiene un tesoro. Una auténtica joya del motor que debe cuidar con mimo. Y también proteger de los amigos de lo ajeno. Por eso, vamos a compartir 10 prácticos consejos que te ayudarán a prevenir el robo de una moto o coche clásico.

Junto a todos ellos, es fundamental contratar un seguro de moto clásica o un seguro de coche clásico que incluya la garantía de Robo. Sin duda, se trata de una cobertura esencial si se desea proteger un vehículo valioso o que represente un valor sentimental para su propietario.

No es algo que debamos tomarnos a la ligera. En lo referente a los coches, según el estudio Los robos en automóviles de Estamos Seguros, los cacos tienen preferencia por los turismos más antiguos. Algo debido, entre otras razones, a la existencia de una gran demanda de piezas para reparaciones.

Los mejores consejos para que no te roben el coche o moto clásica

Desde el elegir el aparcamiento apropiado hasta instalar un localizador GPS, te ofrecemos los mejores consejos para evitar el robo de una moto o coche clásico. ¡Toma nota!

1. Guarda el vehículo clásico en una plaza de garaje

La protección de un vehículo clásico frente a los ladrones comienza con la elección del lugar donde vaya a guardarse habitualmente.

  • La opción ideal es disponer de una vivienda unifamiliar con plaza de garaje. En ella estará protegido de las inclemencias del tiempo y menos expuesto a miradas indeseadas.
  • Y otra alternativa es adquirir o alquilar una plaza de garaje en un parking comunitario. En este caso, es primordial que el aparcamiento esté vigilado las 24 horas del día.

2. Resguárdalo con una funda protectora

En el supuesto de optar por un parking comunitario, una buena idea es tapar el vehículo clásico con una funda protectora. De manera especial, si va a permanecer mucho tiempo aparcado. ¡Así pasará más desapercibido! En el mercado encontrarás una amplia y variada oferta de fundas para coches y motos.

3. Apárcalo en lugares vigilados y transitados

Pero, obviamente, una moto clásica o un coche clásico no va a estar siempre en una plaza de garaje… Un vehículo clásico hay que pasearlo y lucirlo. Por ello, cuando estemos fuera de nuestro domicilio tendremos que tomar las debidas precauciones para protegerlo de los ladrones:

  • Si dejamos el vehículo clásico en un parking público tenemos que estacionarlo en un lugar iluminado.
  • De igual manera, debemos intentar dejarlo en una zona transitada del parking. Preferentemente, cerca de la caseta del vigilante o de las máquinas de pago.
  • En cuanto a la vía pública, es aconsejable aparcar en sitios frecuentados. Y a ser posible, con vigilancia personal o videocámaras.
  • Asimismo, es importante que podamos ver nuestro vehículo clásico desde donde nos encontremos (la ventana de una vivienda, la cristalera de una oficina, el escaparate de un comercio, etc.).
  • En el caso de las motos clásicas, no se recomienda aparcar junto a furgonetas. Este tipo de vehículos son elegidos por los delincuentes para transportarlas sin llamar la atención.

4. No aparques siempre en el mismo lugar

Si eres de los que usa el coche clásico o la moto clásica a diario, los expertos desaconsejan aparcar siempre en el mismo lugar. Ten en cuenta que una de las tácticas de los ladrones es estudiar los hábitos de sus víctimas. Por dicho motivo, siguiendo siempre las recomendaciones del apartado anterior, buscar estacionamientos alternativos y jugar al despiste es otra estrategia a considerar.

5. No dejes el vehículo en marcha con las llaves puestas

Otro consejo para prevenir el robo de una moto o coche clásico es no dejar el vehículo en marcha con las llaves puestas. Ni siquiera en una zona considerada segura durante un corto espacio de tiempo. Por ejemplo, mientras se realiza una compra en un quiosco de prensa o se recoge el pedido en un comercio. Recuerda: los delincuentes están muy atentos a estos descuidos.

Y lo peor no es que nos lleguen a robar el vehículo clásico. Lo más grave es que lo hagan con ocupantes a bordo. ¡Sobre todo con niños! Para evitar situaciones así, no te la juegues. Aunque sea un momento, siempre que te ausentes de tu moto o coche clásico quita las llaves.

6. Comprueba que el coche clásico se queda cerrado

Incluso en una plaza de garaje privada, cuando se aparca un coche clásico hay que comprobar que todas sus puertas están cerradas y las ventanillas subidas. Por cierto: grabar la matrícula o el número de bastidor en estas últimas es una manera de disuadir a los cacos. Y si se produjese el robo del vehículo, facilitará las labores de recuperación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

7. Utiliza un buen antirrobo

Es de Perogrullo: para impedir que nos roben nuestra moto o coche clásico hay que utilizar un buen antirrobo. Si nos centramos en los antirrobos mecánicos, para los coches clásicos podemos usar estos tipos:

  • Antirrobo de volante.
  • Antirrobo de freno de mano.
  • Antirrobo de pedales.

Y si tenemos una moto clásica, estos antirrobos nos ayudarán a reforzar su protección:

  • Candado en U.
  • Candado de disco de freno.
  • Candado de manillar.
  • Cadena y candado.
  • Cadena de pitón.
  • Anclaje en el suelo.

8. Instala un inmovilizador por cortacorriente

Otra medida interesante para evitar el robo de una moto o coche clásico es instalar un inmovilizador por cortacorriente. Como indica su denominación, corta la energía e impide que un vehículo se ponga en marcha. Desde el típico interruptor que queda oculto a la vista hasta soluciones más sofisticadas, un cortacorrientes les complicará la vida a los ladrones.

9. Pon una alarma en el coche o la moto

Igualmente, una alarma contribuye a ponérselo más difícil a la delincuencia. Podemos seleccionar entre las populares alarmas acústicas y las bidireccionales, cada vez más frecuentes. Estas últimas envían alertas al smartphone sobre el estado del vehículo. Entre ellas, informan si el vehículo ha registrado algún movimiento sospechoso.

10. Haz un seguimiento con un localizador GPS

Llegados a esa situación, es probable que el movimiento se deba a que el vehículo esté siendo robado. Ante un hecho así, un localizador GPS ayudará a que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hagan un seguimiento de la moto o coche clásico y puedan proceder a su recuperación cuanto antes.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba