Álex Crivillé y Mick Doohan: historia de una eterna rivalidad

Comentarios Destacadas, Historia del motociclismo

Compartido

Sin duda, Álex Crivillé y Mick Doohan han sido dos de los pilotos más brillantes de la extinta categoría reina de 500 cc. El embajador AMV recuerda cómo fue su relación con el australiano, un pentacampeón del mundo “duro, trabajador y con mucho carácter”.

Plano medio de Álex Crivillé sobre fondo negro con el título "INSIDE ÁLEX CRIVILLÉ" portada de la serie documental

Hablar de Álex Crivillé y Mick Doohan es hacerlo de una de las rivalidades más sonadas de la historia del Mundial de Velocidad. De dos compañeros de equipo cuya relación fue complicándose a medida que avanzaban las temporadas y el español adquiría más experiencia y confianza. En definitiva, de dos pilotos que acapararon la atención mediática en los años 90 del siglo pasado.

Ahora, a través de la serie de documentales Inside Álex Crivillé, el embajador AMV, desde la intimidad de su casa-museo de Seva, analiza la personalidad y el comportamiento del australiano. “Un tipo duro y con mucho carácter”, recuerda, que llegó a conseguir cinco títulos mundiales consecutivos en la extinta categoría reina de 500 cc entre 1994 y 1998.

1994. “Doohan se portó como un caballero conmigo”

La relación entre Álex Crivillé y Mick Doohan se inició en 1994. Campeón del mundo de 125 cc en 1989, el catalán dio el salto a 500 cc en 1992 de la mano de Sito Pons. Y dos años después aterrizó en el equipo oficial Honda HRC, en el que Doohan era el número uno y campaba a sus anchas.

El aussie había iniciado su relación con el fabricante japonés en 1989 y, a pesar de no tener ningún título aún, era uno de los pilotos más respetados del paddock. Sobre aquel primer encuentro, Álex recuerda cómo le trató su nuevo compañero de box:

“Cuando llegué al equipo oficial Honda HRC, Doohan me acogió bien. Entrenábamos en Australia, me abrió las puertas de su casa, íbamos juntos al gimnasio… Mick se portó como un caballero conmigo. Creo que por aquel entonces no pensaba que yo podría llegar a pilotar a un nivel altísimo y plantarle cara en algunas carreras”.

1995. “Mick me hizo mejorar como piloto de 500 cc.”

La temporada de 1994 tuvo lecturas muy diferentes para Álex Crivillé y Mick Doohan. Mientras el primero se anotó tres terceras posiciones, el segundo fue el gran dominador del curso y conquistó su primer entorchado mundial. En el caso del español, logró su objetivo: aprender. Y eso es lo que continuó haciendo en 1995, año en el que Repsol se convirtió en patrocinador principal del equipo oficial Honda HRC.

“Una de las cosas que más admiraba de Doohan era que trabajaba los siete días de la semana. Y de él aprendí que tenía que tocar poco la moto y dar todas las vueltas posibles para mejorar mi pilotaje. Al principio tenía la misma puesta a punto que él y me fijaba mucho en sus trazadas y su estilo sobre la Honda. Aquel aprendizaje dio sus frutos en 1995, año en el que empecé a pisarle los talones y a demostrar que yo podía ser un buen piloto de 500 cc”.

1996. “Tras la carrera de Jerez, dejamos de ser amigos”

En sus dos primeros años de convivencia, la relación entre Álex Crivillé y Mick Doohan fue cordial y pacífica. El de Seva progresaba adecuadamente y el australiano cosechaba títulos mundiales. Pero las cosas cambiaron radicalmente en 1996.

Aquel curso, el español decidió plantarle cara al campeón del mundo. ¿Y qué mejor escenario que el GP de España? En la cuarta prueba de la temporada, Álex estaba a punto de ganar en Jerez por delante de su compañero de equipo cuando un público enfervorizado invadió la pista. Un escenario de confusión que aprovechó Doohan para imponerse a un Crivillé que, finalmente, acabó por los suelos.

“Aunque no gané, siempre digo que esa victoria debe estar en mi palmarés. Pusimos una reclamación contra Mick, pero no prosperó. Fue cuando me di cuenta del poder que tenía en Honda HRC. En el equipo me dijeron que no podían reclamar porque Doohan era el número uno. A partir de ahí dejamos de ser amigos para convertirnos en rivales”.

Tras aquella polémica, Álex Crivillé logró batir a Mick Doohan en Austria y la República Checa. En el caso de Brno, ¡por solo dos milésimas de segundo! Dos triunfos que, lógicamente, no le sentaron nada bien al de Brisbane. Y peor aún le sentó que el catalán le sacase de la pista en la última cita de la temporada: ¡nada menos que el GP de Australia!

“La de Eastern Creek fue la carrera más complicada y problemática de mi trayectoria deportiva. ¡La liamos gorda! Toqué a Mick por detrás, pero involuntariamente. Cuando llegué al box había mucha tensión. Un mecánico que estaba cerca de mí tenía un martillo en la mano y algunos aficionados intentaron forzar la persiana del box. Afortunadamente, todo quedó en una anécdota. Pero siempre lo recordaré como un momento de mucha tensión”.

1997 y 1998. Doohan, pentacampeón del mundo

A partir de aquel curso de 1996, Álex Crivillé y Mick Doohan estaban llamados a ser los principales candidatos al título de 500 cc. El aussie sabía que el español ya no era un aprendiz y que se había convertido en un serio aspirante. Pero el duelo que los aficionados tanto ansiaban no llegó a producirse…

En 1997, Álex inició la temporada subiendo al podio en Malasia y Japón, ganando en Jerez y obteniendo buenos resultados en Italia, Austria y Francia. Sin embargo, sus anhelos se truncaron al sufrir una grave lesión en su mano izquierda en el circuito de Assen. Crivillé no pudo participar en varias carreras y Doohan acabaría anotándose su cuarto título mundial.

Y en 1998, aunque llegó a liderar la clasificación general, Álex no fue capaz de impedir que su máximo rival sumase un quinto entorchado de 500 cc a sus vitrinas. ¿Qué sucedería en 1999? ¿Sería, por fin, el año de Crivillé?

1999. “Mick me ayudó el año que gané el título”

El español iniciaba su octava temporada en la clase reina con la intención de destronar a Mick Doohan. Deseaba heredar el dorsal número 1 y lucirlo en el frontal de su Honda. La temporada, pues, prometía ser apasionante, si bien el australiano no pudo completarla…

En Jerez, tercera prueba de aquel curso, una escalofriante caída dejó fuera de combate al pentacampeón del mundo. Con Doohan fuera de las pistas, todo el peso de Honda HRC recayó en Álex Crivillé, quien no defraudó y terminó convirtiéndose en el primer español campeón del mundo de 500 cc en el GP de Brasil. ¡Había logrado su sueño!

“Cuando Mick tuvo el accidente tan grave en Jerez en 1999, regresó para ayudarme y aconsejarme. Y luego anunció su retirada. Cuando yo hice lo propio en 2002, al cabo de un tiempo me dijo: “Álex, todavía eres joven, deberías volver a correr”. Doohan me veía con opciones de subirme a las MotoGP de 2006 y 2007”.

“Mick Doohan ha cambiado, ahora es más amable”

Fuera de las pistas, Álex Crivillé y Mick Doohan se han seguido viendo. La última vez que coincidieron fue en un evento celebrado en Madrid en el que dejaron patente que ambos han pasado página y que ya no son los enemigos irreconciliables de antaño.

“Nos reímos mucho hablando de todo un poco: de las carreras, las motos y los neumáticos de antes, de las ayudas electrónicas que hay ahora… Fue divertido. Una vez retirado, Doohan ha cambiado totalmente. Ahora es amable con todo el mundo y más abierto”.

“Mientras estuvo en activo, Mick fue un líder indiscutible, un tipo muy trabajador y obsesivo que quería conquistar varios títulos mundiales. Eso hacía que yo me fijara mucho en él. Me hubiera gustado tener su carácter a la hora de liderar un equipo. Y esa ambición de querer ganarle me hizo ser más fuerte y competitivo. Gracias a esa obsesión fui campeón del mundo”.

Palmarés de Mick Doohan (1989-1999)

La rivalidad entre Álex Crivillé y Mick Doohan forma parte del libro de oro del Mundial de Velocidad. Ambos han sido nombrados Pilotos de Leyenda. Y el australiano siempre será recordado como un tipo con mucho carácter que marcó una época de esplendor en la recordada categoría de 500 cc. ¡Toma nota de su palmarés!

  • Debut en el Mundial: GP de Japón de 1989.
  • Primera pole position: GP de España de 1990.
  • Primera vuelta rápida en carrera: GP de España de 1990.
  • Primer podio: GP de Alemania del Oeste de 1989.
  • Primera victoria: GP de Hungría de 1990.
  • Victorias: 54.
  • Podios: 95.
  • Pole positions: 58.
  • Vueltas rápidas en carrera: 46.
  • Títulos mundiales: 5 de 500 cc.

VÍDEO INSIDE ÁLEX CRIVILLÉ I: “Doohan: El eterno rival” (Parte 1)

VÍDEO INSIDE ALEX CRIVILLÉ: “Doohan: El eterno rival” (Parte 2)

Compartido

2 Responses to Álex Crivillé y Mick Doohan: historia de una eterna rivalidad

  1. […] la dedicada al pentacampeón del mundo Mick Doohan, la serie de documentales Inside Álex Crivillé ya tiene una nueva entrega dedicada a otro piloto […]

  2. […] los documentales dedicados a Mick Doohan y Ángel Nieto, la serie Inside Álex Crivillé se ha centrado en otro piloto mítico: Giacomo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV