Inside Álex Crivillé: Ángel Nieto, el primer campeón español

Comentarios (1) Destacadas, Historia del motociclismo

Compartido

Allá por 1969, Ángel Nieto se convirtió en el primer español en ganar un título mundial de motociclismo. Álex Crivillé relata cómo fue su relación con un auténtico piloto de leyenda, “un tipo listo y divertido que tenía el espíritu de un chaval”.

Plano medio de Álex Crivillé sobre fondo negro con el título "INSIDE ÁLEX CRIVILLÉ" portada de la serie documental

Tras la dedicada al pentacampeón del mundo Mick Doohan, la serie de documentales Inside Álex Crivillé ya tiene una nueva entrega dedicada a otro piloto de leyenda: Ángel Nieto. Ídolo, consejero y amigo, el recordado 12+1 también marcó un antes y un después en la vida del embajador AMV. “Siempre he visto a Ángel Nieto como a un héroe”, comenta Álex desde su Seva natal.

Ángel Nieto: Ídolo de la infancia junto a Ricardo Tormo

Crivillé vino al mundo el 4 de marzo de 1970. Por aquel entonces, Ángel Nieto (Zamora, 1947) comenzaba a forjar su leyenda con títulos nacionales y mundiales de motociclismo en las cilindradas más pequeñas. Y continuó engrosando su envidiable palmarés mientras Álex crecía y comenzaba a picarle el gusanillo de las motos gracias a la afición de su hermano Josep. Así recuerda aquellos años:

“Cuando era pequeño, mis ídolos eran Ricardo Tormo, Freddie Spencer y Kenny Roberts. Pero Ángel era un piloto especial que había sumado muchos títulos. Lo tenía en los pósteres de mi habitación, era una pasada… ¿Quién me iba a decir a mí que cuando él se retirase yo pilotaría para la misma marca?”.

Ángel Nieto: Un piloto muy inteligente y pícaro

Gracias a Ángel Nieto, el Mundial de Velocidad fue ganando adeptos en España. Y, poco a poco, el campeonato cobró un protagonismo cada vez mayor en la programación de Televisión Española. Crivillé reconoce que no vio muchas carreras del maestro por la pequeña pantalla. Pero, a pesar de ello, tiene claro que se trata de un auténtico superclase:

“Nieto era superlisto y sabía manejar muy bien sus cartas. ¡Incluso en la parrilla era inteligente! En el GP de Gran Bretaña de 1984, Ángel se jugaba el título de 125 cc y, como era costumbre en él, dio unos pequeños golpes en el manillar de su moto para comprobar que todo estaba bien. Para su sorpresa, ¡se rompió! Y como no había tiempo de cambiarlo, no se le ocurrió otra cosa que tirar herramientas por el suelo. Así consiguió retrasar la salida y pudieron reparar su Garelli”.

Ángel Nieto era todo un estratega encima de la moto

Quienes hayan visto competir a Ángel Nieto recordarán que era un gran estratega. Cuando marchaba por detrás de sus rivales, el zamorano los estudiaba minuciosamente. Y si lideraba la carrera, solía girarse a menudo para saber dónde se encontraban y cuál era su ventaja. Un estilo de pilotaje que no pasó desapercibido para Álex Crivillé:

“Ángel era un piloto muy fino y hábil. Sabía leer las carreras y ser conservador cuando era necesario. A sus rivales siempre los engañaba y elegía el mejor momento para adelantar. ¡Era el más listo de todos! Por eso consiguió tantos títulos mundiales”.

Encuentro con el maestro en Calafat

Crivillé inició su andadura como piloto en el Critérium de la revista Solo Moto, que también organizaba el Superprestigio. En 1986, Ángel Nieto participó en dicho trofeo para despedirse de la afición. Y fue allí, en el circuito de Calafat, donde Álex conoció a la leyenda del motociclismo español.

“Conocí a Ángel en Calafat. El corría con Derbi y tuvo una caída muy fea, un ‘highside’. Aquella fue su última carrera. Un año después, yo disputé el Campeonato de Europa con Derbi y él montó un gran equipo en 250 cc, patrocinado por Julio Iglesias, en el que estaba Alberto Puig. Pero conocí realmente a Nieto como persona mucho más tarde, cuando trabajamos juntos en Televisión Española”.

Una referencia para los pilotos españoles

Como bien recuerda Álex Crivillé, Ángel Nieto continuó ligado al Mundial de Velocidad después de colgar el mono y el casco. Bien en un box, en el muro del pit lane o en su motorhome, bien como comentarista de televisión, el 12+1 fue un habitual de los circuitos hasta su fallecimiento. Y siempre tuvo tiempo para hablar con todo el mundo, incluidos, cómo no, los pilotos españoles:

“Acudíamos a su ‘motorhome’ después de los entrenamientos para lamentarnos si no habíamos conseguido un buen tiempo. Y él siempre nos transmitía tranquilidad y nos daba algún consejo. En ese aspecto, Nieto era muy positivo y para nosotros era un alivio poder contar con su experiencia”.

“A mí solía decirme que disfrutase de la vida y de las motos, que no las dejase nunca porque era un mundo maravilloso y que aprovechase las oportunidades que se me presentaban. Ángel disfrutaba mucho y no dejaba de ir a ninguna carrera. Sin duda, fue una persona admirable y un tipo que disfrutaba de la vida”.

Gran compañero en Televisión Española

Al igual que le sucedió a Ángel Nieto, a Crivillé le llegó el momento de poner punto final a su trayectoria deportiva. Concretamente, Álex anunció su retirada en 2002. Y no tardó en sumarse a su ídolo como comentarista del Mundial de Velocidad en Televisión Española. Una experiencia en la que el 12+1 resultó ser una gran ayuda para el de Seva:

“Ángel ya era comentarista cuando yo gané el título mundial de 500 cc en 1999. ¡Lo celebramos a lo grande con todos los periodistas! Y poco después fuimos compañeros en Televisión Española. Yo no tenía experiencia y me daba miedo decir alguna locura en el micrófono. Pero Nieto siempre me aconsejaba y tranquilizaba. “No te preocupes, habla y déjate llevar”, me decía”.

Todo pasión y corazón: así era Ángel Nieto

El Inside Álex Crivillé dedicado a Ángel Nieto va tocando a su fin. Echando la vista atrás, nuestro embajador esboza una sonrisa al hablar de un caballero, alguien envidiable que sabía manejarse muy bien y con el que las risas siempre estaban garantizadas:

“Ángel era amigo de sus amigos. Y en las cenas no parabas de reírte con él cuando contaba anécdotas de sus carreras. Se le echa mucho en falta. Fue un tipo admirable que disfrutaba de la vida. Y que tenía el espíritu de un chaval. ¡Parecía que tuviese 20 años! La verdad es que te lo pasabas muy bien con él”.

Ángel Nieto falleció el 3 de agosto de 2017 a los 70 años de edad como consecuencia de un accidente de tráfico en su querida isla de Ibiza. Poco después, se le rindió un multitudinario y emotivo homenaje en las calles de Madrid y en la que fue su casa: el circuito del Jarama, escenario de algunas de sus grandes gestas.

Palmarés de Ángel Nieto (1964-1986)

Nacido en Zamora pero criado en el madrileño distrito de Vallecas, Ángel Nieto situó a España en el mapa del motociclismo mundial gracias a sus 12+1 títulos –siempre evitó referirse al considerado número de la mala suerte–. Y en el ranking de pilotos con más entorchados solamente es superado por su gran amigo Giacomo Agostini, que sumó un total de 15 entre 1966 y 1975.

Gracias a la pasión que les transmitió, sus hijos Gelete y Pablo y su sobrino Fonsi continúan paseando el apellido Nieto por los circuitos de medio mundo, orgullosos del legado de un personaje único e irrepetible.

  • Debut en el Mundial: GP de España de 1964.
  • Primera pole position: GP de Austria de 1974.
  • Primera vuelta rápida en carrera: GP de España de 1968.
  • Primer podio: GP de los Países Bajos de 1967.
  • Primera vitoria: GP de Alemania del Este de 1969.
  • Victorias: 90.
  • Podios: 139.
  • Pole positions: 21.
  • Vueltas rápidas en carrera: 81.
  • Títulos mundiales: 12+1 (6 de 50 cc y 7 de 125 cc).
Compartido

One Response to Inside Álex Crivillé: Ángel Nieto, el primer campeón español

  1. […] los documentales dedicados a Mick Doohan y Ángel Nieto, la serie Inside Álex Crivillé se ha centrado en otro piloto mítico: Giacomo Agostini. Hablar […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV