Ventajas de las motos eléctricas

Comentarios (0) Destacadas, Noticias Motor

Compartido

Desde tener privilegios en materia de movilidad urbana o pago de impuestos hasta un menor mantenimiento en comparación con los modelos de gasolina, repasamos todas las ventajas de las motos eléctricas. ¡Sigue leyendo!

dibujo de una moto eléctrica de color verde.

La electromovilidad es un fenómeno imparable. Cada vez son más los fabricantes que apuestan por comercializar vehículos eléctricos. ¡Incluyendo los del sector de las dos ruedas! Por ello, a través del presente post vamos a ocuparnos de las principales ventajas de las motos eléctricas. Si aún no las conoces, ¡toma nota!

¿Cuáles son las ventajas de las motos eléctricas?

Al igual que sucede con los coches eléctricos, las motos eléctricas aportan numerosos beneficios a sus usuarios. Desde lucir un distintivo ambiental que las identifica como vehículos respetuosos con el medio ambiente hasta estar exentas de algunos impuestos, desde el blog de motos y quad de AMV repasamos sus ventajas.

1. Etiqueta ambiental de 0 emisiones

Atendiendo a la clasificación realizada en su día por la Dirección General de Tráfico (DGT), las motos eléctricas lucen la etiqueta ambiental azul de 0 emisiones. Se trata de un auténtico salvoconducto que facilita poder circular en zonas de bajas emisiones y en episodios de alta contaminación en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Por cierto, si tienes una moto de gasolina sin etiqueta, en la sede electrónica de la DGT puedes consultar el distinto ambiental de tu vehículo. Las etiquetas están a la venta en las oficinas de Correos, talleres autorizados, gestores administrativos, el Instituto de Estudios de Automoción y, en el caso de flotas, la asociación Ganvam.

2. Vehículos privilegiados en ciudad

Pero poder circular en zonas de bajas emisiones y en episodios de alta contaminación no son las únicas ventajas de las motos eléctricas en ciudad. Además, en función de la normativa municipal, tienen otros privilegios como el estacionamiento gratuito, la tarifa reducida en zonas reguladas, la autorización para circular en carriles especiales, etc.

Ya que nos hemos referido al estacionamiento, ¿sabes cómo aparcar una moto en la ciudad de forma correcta? Siempre se ha dicho que la facilidad de aparcamiento es una de las principales ventajas de las motos en ciudad. Sin embargo, no pueden dejarse en cualquier sitio. De lo contrario, corremos el riesgo de ser multados.

3. Exención de algunos impuestos

Como hemos visto, algunos municipios fomentan el uso de las motos eléctricas. Y no solo eso. Las eximen de pagar el impuesto de tracción mecánica o las aplican importantes descuentos en el también conocido como impuesto de circulación o numerito.

Asimismo, tal y como explicamos en el artículo ¿Qué impuestos pagan las motos eléctricas?, este tipo de vehículos no pagan el impuesto de matriculación ni el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) –el IVA en las Islas Canarias–. Y en algunos casos, las motos eléctricas pueden suponer una reducción en el IRPF.

4. La autonomía ya no es un problema

Tradicionalmente, el talón de Aquiles de los vehículos eléctricos ha sido su autonomía. Pero eso, afortunadamente, está cambiando. En la actualidad, con las motos eléctricas es posible completar una jornada sin el temor a quedarse sin batería. Y ello es así gracias a las baterías extraíbles. ¡Un problema menos!

En los casos en los que una moto eléctrica no se pueda recargar en un punto específico, las baterías extraíbles pueden trasladarse fácilmente y recargarse en un enchufe convencional mientras se duerme, trabaja o estudia. Y otra alternativa interesante en la que están trabajando los fabricantes son las baterías intercambiables.

5. Menor coste por kilómetro

Por lo tanto, con una moto eléctrica es posible recorrer muchos kilómetros al día. Y puestos a hablar de recorridos, ¿sabías que el coste por kilómetro es más económico en una moto eléctrica que en un modelo de gasolina equipado con un propulsor de similar potencia?

Si bien es cierto que en cada comparación habría que hacer un estudio detallado, recargar una moto eléctrica puede ser hasta cuatro veces más barato que llenar el depósito de combustible de un modelo de 125 cc. Y también hay puntos de recarga gratuitos en oficinas, áreas comerciales, hoteles o aeropuertos. ¡Conviene saberlo!

6. Periodos de mantenimiento inferiores

Continuando con las ventajas de las motos eléctricas, sus periodos de mantenimiento son inferiores a los que requieren las motos de gasolina. Por ejemplo, en una moto eléctrica no habrá que acudir periódicamente a un taller de confianza para cambiar el aceite o los filtros.

Y según recuerdan los expertos, un motor eléctrico es más sencillo que uno de combustión a nivel mecánico. En este sentido, al tener menor piezas móviles, es menos probable que se produzcan averías en el propulsor de una moto eléctrica. Algo que agradecerá nuestro bolsillo…

7. Respetuosas con el entorno

Como se ha comentado anteriormente, las motos eléctricas lucen el distintivo ambiental azul de 0 emisiones. Por dicho motivo, se han convertido en grandes protagonistas de la movilidad sostenible. Sin duda, al generar menos emisiones contaminantes, un mayor uso de este tipo de vehículos contribuiría a crear entornos urbanos más habitables.

Y para lograr esto último también destacan por sus bajos niveles de emisiones acústicas. Las motos eléctricas son silenciosas y ello ayuda a incrementar la calidad de vida de quienes viven en ciudad. ¿Sabías que el ruido es uno de los factores que más estrés provoca a las personas?

8. Planes de ayuda a la adquisición

Uno de los argumentos que se han esgrimido siempre a la hora de referirse a las desventajas de las motos eléctricas ha sido su precio elevado. Sin embargo, la diferencia con las motos de combustión no es tanta en algunos modelos. Y ello anima a plantearse qué comprar en función del uso: ¿moto de gasolina o eléctrica?

Si piensas pasarte a la electromovilidad, es aconsejable que te informes sobre los planes de ayuda a la adquisición de vehículos eléctricos existentes. Cada año, la Administración estatal y las comunidades autónomas destinan partidas económicas para tal fin. ¡Pregunta en el concesionario!

9. Ventajas comunes a las motos de gasolina

Y entre las ventajas de las motos eléctricas figuran muchas de las que aportan las motos de gasolina. Así, son una alternativa segura al transporte público, invierten menos tiempo que otros vehículos en completar recorridos urbanos y algunas pueden conducirse con el carnet de coche B.

Si eres un automovilista que ha decidido aparcar su coche y pasarse al mundo de la moto, te aconsejamos que participes en un curso de conducción segura. Gracias a este tipo de formación adquirirás los conocimientos necesarios para poder desplazarte en tu nueva moto eléctrica con seguridad.

10. Seguro obligatorio más económico

Finalmente, las motos eléctricas, como sucede con cualquier vehículo a motor, deben contar con un seguro obligatorio para poder circular legalmente por las vías públicas. Pues bien: en comparación con un automóvil, la contratación de la póliza es más económica. ¡Otra ventaja a tener en cuenta!

Con casi 50 años de historia al servicio de los motoristas, AMV te ayuda a elegir el seguro que mejor se adapta a tus necesidades y, si así lo deseas, personalizarlo con coberturas opcionales. Si quieres un presupuesto sin compromiso, calcula ahora tu precio para el seguro de tu moto eléctrica.

Compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV