¿Qué es la reserva de dominio de un coche?

Rate this post
Compartido

A la hora de comprar un vehículo a plazos o un automóvil de segunda mano, es importante conocer todo lo relativo a la reserva de dominio de un coche. Si no sabes qué es, cómo nos afecta y cuándo hay que cancelarla, ¡sigue leyendo!

manos de hombre protegiendo un coche de papel
Directly above shot of businessman’s hands covering paper car on grass

Si estás pensando en comprar un automóvil, debes tener en cuenta una serie de consideraciones. Entre ellas, contratar un seguro de coche. ¡Es obligatorio! Además, si vas a financiar la adquisición del vehículo, es importante que sepas qué es la reserva de dominio de un coche. ¿Has oído hablar de este concepto?

Cuando se realiza un contrato de financiación para comprar un automóvil a plazos, dicho término está recogido en el mismo. Si no tienes claro qué es la reserva de dominio de un coche, en el blog de AMV te explicamos en qué consiste. Y también cómo saber si un vehículo tiene reserva, si un automóvil con reserva puede venderse y cómo quitar la reserva de dominio.

¿Qué es la reserva de dominio de un coche?

Un coche con reserva de dominio nos indica que un automóvil ha sido adquirido a través de una entidad financiera –por ejemplo, la que trabaja con el concesionario que vende el vehículo o nuestro banco–. Y que el comprador no será legítimo propietario del vehículo hasta que no haya satisfecho la totalidad del pago.

En definitiva, hablamos de una herramienta jurídica que se basa en una cláusula incluida en un contrato de compraventa a plazos. Y que, como veremos a continuación, está contemplada en la legislación española:

  • El concepto de reserva de dominio está incluido en la Ley de Venta a Plazos de Bienes Inmuebles. Y también guarda relación con la Orden de 19 de julio de 1999 sobre Informatización de los Registros, a través de la cual se aprueba la Ordenanza para el Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles.
  • Toda reserva de dominio queda reflejada en el Registro de Bienes Inmuebles, gestionado por los registradores de la Propiedad y Mercantiles.
  • En una operación de compraventa a plazos, la reserva de dominio afecta al importe financiado (total o parcial).
  • Mientras continúe pagando los plazos del vehículo o no haya cancelado la reserva de dominio, el comprador podrá disfrutar de su uso, pero no será el propietario único del automóvil.
  • Una entidad financiera puede cancelar la financiación y apropiarse de un coche financiado en caso de impagos.

A modo de resumen, y a grandes rasgos, podemos concluir que la reserva de dominio es el acuerdo pactado entre el comprador de un vehículo y la entidad financiera. Y, como se ha comentado, el mismo estipula que esta última se reserva la propiedad del coche hasta que no se hayan pagado todos los plazos.

Es decir, la entidad financiera no nos cederá los plenos derechos sobre el automóvil hasta que no hayamos satisfecho el importe financiado. Mientras tanto, la propiedad y el dominio del coche serán suyos.

Cuando se pague el último plazo tocará levantar la reserva de dominio de un coche. Es aconsejable cancelarla para quedarnos tranquilos. De esta forma, no tendremos problemas si queremos transferir el vehículo o darlo de baja.

¿Cómo saber si mi coche tiene reserva de dominio?

En el caso de que deseemos saber si nuestro coche tiene reserva de dominio, debemos seguir los siguientes pasos.

  • En primer lugar, es preciso conocer el nombre de la entidad con la que se financió la compra del automóvil.
  • Si el coche se ha financiado a través de un concesionario y no recordamos el nombre de la financiera, si está última ha cambiado de nombre o ha sido absorbida y tenemos alguna duda, lo mejor es solicitar un informe de vehículo a la Dirección General de Tráfico (DGT).
  • Y otra opción es pedir una nota simple del vehículo al Registro de Bienes Inmuebles de nuestra provincia.

Una vez que tengamos el documento en nuestro poder, sabremos si existe reserva de dominio en un coche. Si no la tiene, podremos transferirlo o darlo de baja. De lo contrario, no será posible realizar ningún tipo de operación con él.

¿Cómo vender un coche con reserva de dominio?

Relacionado con lo anterior, mientras un coche tenga reserva de dominio no podrá venderse. Si hemos comprado un automóvil a plazos y todavía lo estamos pagando, o ya hemos satisfecho la deuda con la entidad financiera pero no se ha procedido a cancelar la reserva, el vehículo no puede ser transferido.

También podría suceder que estuviésemos interesados en adquirir un coche de segunda mano. Antes de realizar un pago o formalizar un contrato, es muy importante conocer la situación del automóvil en cuestión.

Al respecto, como se indicaba en el apartado anterior, solicitar un informe de vehículo a la DGT nos será de utilidad para comprobar la existencia de una reserva de dominio, así como de embargos, precintos, procedimientos concursales o cualquier otra carga de naturaleza administrativa o judicial.

¿Cómo quitar la reserva de dominio de un coche?

Por lo expuesto, y como se comentaba en el primer apartado, cuando se hayan pagado todos los plazos de la financiación deberemos proceder a cancelar la reserva de dominio de un coche.

Si nuestra entidad financiera no ofreciese este servicio, es recomendable ponerse en manos de profesionales. Por lo general, una gestoría podrá quitar la reserva de dominio sirviéndose de medios telemáticos. ¡Nos evitará más de un quebradero de cabeza!

Lógicamente, la cancelación de la reserva de dominio también podremos hacerla nosotros mismos. Si prefieres esta alternativa, toma nota del procedimiento:

  • Si no nos acordamos de cuál era la entidad con la que financiamos el automóvil, lo primero que tenemos que hacer es contar con un informe de vehículo expedido por la DGT. A través de unos dígitos, la entidad financiera aparece identificada en dicho documento.
  • Seguidamente, habrá que solicitar una nota simple del coche en el Registro de Bienes Inmuebles provincial.
  • A continuación, hay que enviar la nota simple, junto a nuestro nombre y el número del DNI, a la entidad financiera para solicitar la carta de pago original y que nos mande una carta de cancelación. De esta forma, podremos demostrar que hemos pagado todos los plazos del vehículo. Este trámite puede tardar varias semanas.
  • Tendremos que acudir con la carta al Registro de Bienes Inmuebles para solicitar la retirada de la reserva de dominio.
  • Presentando la carta, también habrá que pedir un impreso de cancelación.
  • Asimismo, deberemos facilitar nuestra documentación, ya sea como personas físicas (DNI) o jurídicas (DNI del representante legal, documento que acredite tal condición, NIF y escritura de constitución de la empresa).
  • Y presentaremos los papeles del coche (Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos).
  • Finalmente, se tendrá que abonar una tasa.

Para realizar estas gestiones personalmente, un buen consejo es ponerse en contacto con la DGT y el Registro de Bienes Inmuebles para consultar qué trámites pueden realizarse telemáticamente y si hay que solicitar cita previa para los presenciales. Y una vez dados todos esos pasos, transcurridas unas semanas tocará dirigirse a una Jefatura de Tráfico para comprobar que nuestro coche ya no cuenta con la reserva de dominio.

¿Una reserva de dominio tiene caducidad?

Por último, es importante saber que, por sí sola, una reserva de dominio de un coche no caduca. Cuando pagues el último plazo de tu automóvil, te aconsejamos que contactes con el concesionario donde adquiriste el vehículo o tu oficina bancaria. Sus profesionales te ampliarán la información ofrecida en el presente artículo.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba