Consejos de mantenimiento de motos clásicas

Comentarios (1) AMV Seguros, Destacadas

Compartido

El mantenimiento de motos clásicas es muy importante si deseamos prolongar su vida útil. Poniendo en práctica una serie de consejos, podremos disfrutar y presumir de nuestra particular joya del motor durante más tiempo. ¡Sigue leyendo!

Moto clásica

Está claro: quien tiene un vehículo clásico, tiene un tesoro. Una joya que debe cuidar como oro en paño para presumir de ella durante muchos años. Y de eso, precisamente, vamos a ocuparnos en el presente post: del mantenimiento de motos clásicas.

Desde la selección del aceite apropiado para el motor hasta el lubricado y tensado de la cadena, algunas operaciones de mantenimiento podremos hacerlas nosotros mismos. Pero si no somos unos manitas, lo más recomendable es llevar nuestra moto clásica a un centro especializado o un taller de confianza. ¡Así nos evitaremos disgustos!

Mantenimiento de motos antiguas

En primer lugar, en el mantenimiento de motos clásicas hay que prestar especial atención a la lubricación del motor. Al igual que sucede con las motos modernas, el aceite juega un papel esencial en el correcto funcionamiento y conservación del propulsor. Una vez que este último se pone en marcha, el lubricante se encarga de evitar que sus componentes se desgasten por fricción. Y también contribuye a descargar el calor que producen tanto el propio motor como el embrague.

En el caso de las motos clásicas, debes saber que hay productos específicos en función de sus características. Así, se comercializan aceites para motores de 2 y 4 tiempos. Y algo que tienen en común muchos de estos lubricantes es que se presentan en envases con un diseño vintage. Una vez usados, ¡pueden darle un toque retro a nuestro garaje o habitación!

Ya que nos hemos referido al motor, de nada nos servirá elegir el aceite apropiado si no contamos con una batería que nos facilite ponerlo en marcha. Sin duda, se trata de un componente que debemos cuidar, sobre todo si no utilizamos nuestra moto clásica a menudo o decidimos hibernarla hasta la llegada del buen tiempo. Por ello, conviene poner en práctica los siguientes consejos:

  • Llegado el momento de cambiar una batería, en un establecimiento especializado nos indicarán cuál es el tipo más apropiado en función del modelo de moto, su cilindrada y el número de componentes que vayan a alimentarse de energía. Y también se encargarán de su montaje. ¿Sabías que a las baterías con mantenimiento se les debe conectar un tubo al respiradero para expulsar los gases provocados por la reacción química?
  • Además, a las baterías con mantenimiento hay que revisarles el nivel del electrolito.
  • Si los conectores y los bornes están sulfatados, tienen que limpiarse con un cepillo. Y una vez eliminada la suciedad, cubrirse con vaselina. Esta operación ha de realizarse con el motor apagado y una vez quitados los conectores (primero el negativo y luego el positivo) de los bornes.
  • En el supuesto de que la moto se utilice poco, para mantener la batería en buen estado no basta arrancar el motor de vez en cuando y dejarlo al ralentí durante unos minutos. Lo mejor es realizar un recorrido con la moto de, al menos, un cuarto de hora.
  • Por último, si vamos a hibernar la moto es aconsejable desmontar la batería, guardarla en un lugar seco, mantenerla limpia, engrasar los bornes y comprobar el nivel de la carga periódicamente con un cargador específico.

¡No descuides el triángulo de seguridad!

Al igual que sucede con los modelos convencionales, en el mantenimiento de motos clásicas no podemos descuidar los componentes que conforman el triángulo de seguridad: neumáticos, suspensiones y frenos.

En cuanto a los neumáticos, es posible que, al tener pocos kilómetros, parezcan nuevos. Pero los expertos recomiendan que sean revisados anualmente cuando se cumplan cinco años desde su montaje en el vehículo. Y sustituirlos por unos nuevos a los diez.

Obviamente, en los neumáticos de motos clásicas debe verificarse su presión y la profundidad de las ranuras de la banda de rodadura. Asimismo, la presencia de cortes, grietas o deformaciones pueden ser indicativos claros de que no se encuentran en buen estado. Y si pasan mucho tiempo a la intemperie, podrían estar cristalizados. Nadie mejor que un experto para hacer una valoración.

Por lo que respecta a las suspensiones, de su estado dependerá que nuestra moto clásica sea más o menos estable. En parado, las fugas de aceite en la horquilla o los amortiguadores son motivo de preocupación. Y en marcha, que la suspensión delantera haga tope también invita a pasar por un taller.

Para evitar situaciones así, nada mejor que un mantenimiento preventivo de las suspensiones. Nuestro mecánico de confianza nos dirá cada cuánto tiempo tienen que hacerse las revisiones periódicas. Y cuando se lleven a cabo, realizará los ajustes oportunos para que podamos circular o practicar nuestra especialidad deportiva favorita con seguridad.

Y en lo referente a los frenos, además del mantenimiento de los discos, las pastillas y el líquido, en las motos clásicas encontramos una particularidad: muchas de ellas cuentan con un sistema de zapatas y tambor en el eje trasero.

Como sucede con el resto de componentes, los profesionales del taller nos indicarán cuándo toca reemplazarlos. Pero, para que te hagas una idea, se recomienda realizar un mantenimiento cada 10.000 kilómetros para limpiar las zapatas y la zona de fricción en el interior del tambor.

¿Cómo realizar el mantenimiento de la cadena?

Junto a todo lo expuesto, en el mantenimiento de motos clásicas no podía faltar la revisión de la cadena. Con la moto en una posición segura y soportada por un caballete, hay que revisar el estado de la cadena, la corona y el piñón de ataque. A continuación, limpiar y engrasar la cadena con productos específicos la segunda operación, girando la rueda manualmente–. Y, para acabar, comprobar que la cadena queda bien tensada.

Repuestos de motos clásicas

Sobre los repuestos para el mantenimiento de motos clásicas, no debes preocuparte. A través de los medios de comunicación especializados, los buscadores de Internet y los salones de vehículos clásicos que se celebran a lo largo y ancho de nuestra geografía, encontrarás vendedores especializados en recambios y accesorios.

10 puntos esenciales para mantener tu moto en forma

Si deseas prolongar la vida útil de tu moto clásica, no descuides estos 10 puntos esenciales. Así podrás seguir disfrutando y presumiendo de una auténtica joya del motor. ¡Toma nota!

  1. El primer punto esencial para mantener tu moto clásica en forma es tenerla a buen recaudo. Guárdala en un garaje y tápala para que no acabe cubierta de polvo. Y, sobre todo si no la conduces mucho, colócala sobre un caballete para evitar que los neumáticos se deformen con el paso del tiempo.
  2. Cada vez que vayas a la plaza de garaje, mira en el suelo. Si la moto presenta alguna fuga de líquidos, consulta a un mecánico.
  3. Si no eres un manitas, delega el mantenimiento de tu moto clásica en los profesionales de un centro especializado.
  4. Aunque en el taller hagan un seguimiento de las revisiones, anota todas las operaciones realizadas en tu propio libro o agenda de mantenimiento. Y también cuándo hay que volver a hacerlas. Ya se sabe: más vale prevenir…
  5. Relacionado con el punto anterior, acude a la ITV cuando te toque. Si tu moto clásica está catalogada como histórica, tiene unos plazos concretos en función de su antigüedad. Están reflejados en el Real Decreto 920/2017.
  6. Desconfía de los remedios caseros milagrosos. En el mercado existen productos específicos para que tu moto clásica se encuentre en perfecto estado de revista. Entre ellos, el aceite para el motor o el lubricante para engrasar la cadena de la transmisión.
  7. Si tu moto clásica recorre pocos kilómetros y está mucho tiempo parada, comprueba periódicamente el estado de la batería. Y si eres de los que hiberna la moto, desconecta la batería o desmóntala y guárdala en un lugar seguro.
  8. En moto, tan importante es ver como ser visto. Además de lo comentado en el presente post, comprueba que todos los grupos ópticos de tu moto clásica funcionan correctamente.
  9. Salvo que sea de competición y hagas uso de ella en un circuito, ¡no conduzcas tu moto clásica como si fuese una MotoGP! No pases el motor de vueltas ni pretendas marcar la vuelta rápida. Una moto clásica es para pasearla y disfrutarla.
  10. Para finalizar, no olvides contratar un seguro de moto clásica con las garantías y coberturas que necesites. Tu moto te lo agradecerá y tú podrás dormir más tranquilo.
Compartido

One Response to Consejos de mantenimiento de motos clásicas

  1. […] con vehículos con una antigüedad de 10 años o más. ¿Es tu caso? Si no eres un aficionado a las motos clásicas y consideras que tu moto necesita un relevo y que no te brinda la seguridad suficiente, ¡no te lo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV