Trucos para hacer mejores fotos de tu moto

Compartido

Si solo piensas en tu inseparable compañera de aventuras, te ofrecemos unos trucos para hacer las mejores fotos de tu moto con un smartphone o una cámara réflex. Si quieres sacar el mayor partido de tus dispositivos, ¡sigue leyendo!

hombre en cuclillas haciendo una foto de una moto al atardecer

Si bien es cierto que hay muchos aficionados a la fotografía que utilizan cámaras réflex, hacer fotos se ha popularizado gracias al uso de los smartphones. Los modelos actuales presumen de sensores y objetivos que permiten tomar fotos de gran calidad. En cuanto al dispositivo que utilices, la elección es tuya. Nosotros, coincidiendo con el Día Mundial de la Fotografía, te ofrecemos unos trucos para que puedas sacar las mejores fotos de tu moto. ¡Toma nota!

Elige la mejor hora del día

En exteriores, siempre que sea posible, evita fotografiar tu moto en las horas centrales del día, que es cuando el sol se encuentra más alto. Recuerda: los profesionales aconsejan tomar fotos al amanecer y al atardecer. ¡Aprovecha esos momentos! Conseguirás fotos de tu moto con colores realmente espectaculares.

Por cierto, ¿sabías que algunas aplicaciones pueden ayudarte a conocer las fases de luz solar en un sitio determinado y planificar salidas fotográficas? Entre ellas, prueba a usar Golden Hour o Exsate Golden Hour. Descárgalas en tu smartphone, elige una localización y acude a ella en el momento del día más apropiado. ¡Así de sencillo!

Escoge un lugar adecuado

También debes elegir el lugar adecuado en función del tipo de moto. Por ejemplo, si eres usuario de una naked, quizás sea buena idea inmortalizarla junto a un muro con grafitis. Y si tienes una gran turismo o una trail, puedes fotografiarla en algún paisaje natural durante tu ruta.

De igual manera, no te limites solo a hacer fotografías en las que se vea toda la moto. Prueba a hacer fotos del frontal, la instrumentación o el depósito. Y combina esos detalles con el entorno. Por ejemplo, el icónico toro de Osborne, una carretera de fondo, un mural urbano… ¡Presume de fotos!

Limpia la lente o el objetivo

Cuando hacemos fotos, un detalle que solemos olvidar es limpiar la lente o el objetivo del dispositivo que usemos. Sobre todo de los smartphones. En estos últimos, retira la funda y limpia la lente con una solución especial para cristales o pantallas aplicada en un paño de microfibra. Lo suyo es que frotes en pequeños círculos.

Este último consejo también es válido para los objetivos de las cámaras réflex. Con el fin de no rayarlos, deben ser limpiados con sumo cuidado con accesorios como peras de aire, paños de microfibra y líquidos especiales. Si utilizas un filtro protector evitarás que el objetivo se raye, se ensucie o, peor aún, se rompa.

Selecciona los ajustes apropiados

Otro asunto importante cuando vayas a hacer fotos de tu moto es seleccionar los ajustes apropiados. En los smartphones, el modo HDR es muy útil para tomar fotografías de día. Igualmente, un teléfono inteligente permite reconocer escenas, reducir el uso del flash, gestionar la apertura de la cámara, etc.

¡Y qué decir de una cámara réflex! Desde la apertura hasta la velocidad de obturación, pasando por el ISO, los modos de cámara, medición y enfoque o el formato de archivo, su configuración te ayudará a tomar las mejores fotos. No te conformes con mirar por el objetivo y disparar. ¡Aprovecha todas las opciones de los dispositivos!

Encuadre: ¡sé creativo!

Y procura ser creativo. Aunque algunas fotografías podrás tomarlas de pie, lo suyo es que estudies otras opciones. Muévete en torno a la moto, acércate más, aléjate de ella, agáchate, súbete a una piedra o un banco… Analiza el encuadre desde diferentes ángulos y ¡dispara!

En cuanto a si las fotos deben ser horizontales o verticales, nuestro consejo es que pruebes y compares. Ciertamente, la horizontalidad de las motos ya nos da una pista de cómo hacer las fotografías. Pero eso no significa que tengamos que renunciar a una imagen vertical. Piensa cómo deseas ver la foto y qué vas a hacer con ella.

¡No hagas fotos a lo loco!

Una vez elegida la localización y la hora, tómatelo con calma. ¡No hagas fotografías a lo loco! Si de verdad quieres hacer fotos de calidad y alardear de moto, lo suyo es que estudies bien la composición de cada imagen. Y que apliques técnicas fotográficas como la denominada regla de los tercios.

Al trazar dos líneas verticales y otras tantas horizontales del mismo tamaño, esta regla divide una imagen en nueve partes y facilita ordenar los objetos en la fotografía. Y, por lo tanto, conseguir composiciones más atractivas. La regla de los tercios es una opción que puedes seleccionar en muchas cámaras y smartphones. ¡Ponla en práctica!

¿Te atreves con un barrido?

Cuando quieras tomar fotos de tu moto, ¡no pienses solo en fotografías estáticas! Con la colaboración de otro motorista, intenta hacer un barrido. Se trata de una técnica fotográfica para capturar objetos en movimiento. No es difícil, pero requiere cierta práctica y un buen equipo fotográfico.

Los smartphones de última generación nos brindan la posibilidad de hacer fotos en movimiento de calidad. Pero esta última será mayor si utilizamos una cámara réflex y seleccionamos una velocidad de obturación lenta. También es importante un buen punto de apoyo, enfoque manual, disparo en ráfaga… ¿Te atreves con un barrido?

Ya puestos, ¡hazte un selfie!

Hasta la aparición de los teléfonos móviles inteligentes, se los llamaba autorretratos. Hablamos, claro está, de los selfies. Y ya metidos en faena, ¿por qué no te inmortalizas junto a tu inseparable compañera de aventuras?

  • Para empezar, presta atención a la iluminación y evita el contraluz.
  • Activa el temporizador en los ajustes de la cámara de tu smartphone.
  • Toma la foto desde arriba –si puedes, usa un palo de selfie–.
  • Mira hacia el sensor de la cámara y presta especial atención al fondo. Ahí tiene que estar tu moto. ¡No te lleves todo el protagonismo!

La idea es que salgáis los dos: la moto y tú. Una vez hecho el selfie, comparte la fotografía en tu grupo de WhatsApp o en las redes sociales. ¡Seguro que tienes muchos likes!

Utiliza un editor de fotos

Si la fotografía ha quedado a tu gusto, déjala así. Pero si deseas personalizarla, las cámaras y los smartphones te permiten editarla a través de filtros y ajustes. Asimismo, hay un montón de programas, de pago y gratuitos, para editar fotos. Desde Photoshop hasta Gimp, ¡elige el que se ajuste a tus necesidades!

Gracias a estas posibilidades podrás variar el tono, el contraste y el color, pasar la imagen a blanco y negro si tu moto es clásica o histórica, eliminar objetos que no quieres que aparezcan en la fotografía… Consejo: trabaja sobre una copia por si los retoques no acaban de convencerte y terminas estropeando la foto original. Más vale prevenir…

Hasta aquí, algunos de los trucos que debes tener en cuenta para hacer fotos de tu moto. ¿Ya has pensado qué vas a hacer con ellas? ¿Mandárselas a tus contactos? ¿Subirlas a tus perfiles de redes sociales? ¿O quizás imprimirlas en un lienzo o cartón pluma, enmarcarlas y utilizarlas para decorar tu casa? ¡Feliz Día Mundial de la Fotografía!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba