Habitaciones de hospital llenas de sonrisas

Comentarios (0) Destacadas

Compartido

Toc, toc. ¿Quién es? Un doctor. Pero no un doctor cualquiera. El Doctor Sonrisa tiene bata, pero no blanca, sino con colores, y cuando entra en la habitación no lleva jeringuillas o un fonendo, sino juegos y trucos de magia… Su presencia llena de risas la habitación.

En AMV, hemos celebrado así el Día Mundial de la Sonrisa.

El trabajo de los Doctores Sonrisa combina la tarea de humanización en hospitales con el juego directo con los niños. Después de la primera visita, me di cuenta de que sería un trabajo que me haría muy feliz y me ayudaría a crecer tanto artísticamente como personalmente”. La que nos cuenta esto es la Doctora Violeta, una de los 34 Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora en España, cuya misión es llevar sonrisas y magia a más de 30.000 niños y niñas ingresados en 25 hospitales de nueve comunidades autónomas.

Como todos los Doctores Sonrisa, la Doctora Violeta es una artista profesional que aporta su bagaje como actriz y sus conocimientos de improvisación para convertir la estancia hospitalaria de los niños en algo mucho más agradable. Para ella, cada día es una sorpresa, y lo que más le llena es ver el agradecimiento y la cara de emoción en los niños y sus familias: “Poder aportar un ratito de liberación y dulzura y ver cómo muchos de ellos, a pesar de sus difíciles situaciones, te muestran su parte más positiva, no tiene precio”, afirma.

Esta es la principal misión de la Fundación Theodora, una organización sin ánimo de lucro de origen suizo, presente en ocho países, que inició su labor en España en el año 2000. Según comenta Mar Somoza, directora de Comunicación, la labor de la fundación es hacer algo más fácil el ingreso de cada niño en el hospital, un momento en el que sus rutinas se rompen y su entorno se vuelve blanco, aséptico y, a menudo, experimentan dolor y cansancio. “No se trata sólo de la risa”, explica, “se trata de abrir una ventana en la imaginación de un niño y permitirle escapar por un rato, que deje de pensar en el tiempo que tiene que pasar en el hospital. Nuestros Doctores Sonrisa se centran en entender, respetar y adaptarse al ambiente de cada habitación y desdramatizar las situaciones difíciles que cada habitación, acompañamiento quirúrgico o acompañamiento en centro suponen, mediante el humor positivo y la escucha activa”.

Los programas de la Fundación Theodora

Foto cedida por la Fundación Theodora.

La Fundación Theodora está presente en España con tres programas distintos:

  • El programa Planta consiste en que los Doctores Sonrisa visitan de forma individualizada las habitaciones de niños y niñas hospitalizados.
  • El programa AQUÍ se desarrolla en el entorno quirúrgico. Los Doctores Sonrisa acompañan a los niños y a sus familias durante el proceso pre y post operatorio para ayudarles a reducir el estrés.
  • El programa Capaces de Sonreír, a diferencia de los anteriores, no se desarrolla en un hospital, sino en centros de educación especial o de atención integral. Aquí entran en escena los Señores Sonrisa, apoyando el trabajo de los profesionales de estos centros para favorecer y estimular la respuesta sensorial y física de los pequeños a través de la provocación de la risa y la sorpresa.

Además, han puesto en marcha hace pocos meses un nuevo programa: Pequeños Campeones, dirigido a dar apoyo a programas terapéuticos ya existentes en hospitales y centros especializados orientados a tratar y prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil.

Todo este trabajo no tiene coste alguno para hospitales, centros o beneficiarios, sino que se financia gracias a colaboraciones con empresas y donaciones particulares. Comprometidos con garantizar la máxima calidad y la permanencia en las visitas de los Doctores Sonrisa, nunca ponen en marcha programas en un nuevo centro u hospital sin tener garantizada la financiación necesaria para tener, al menos, dos años de visitas.

La Doctora Violeta puede recordar muchos momentos emotivos. Cuando hablamos con ella, nos cuenta una anécdota con un niño que de primeras no hablaba mucho, no quería comer, ni que nadie entrara en la habitación. “Poco a poco”, rememora, “se fue soltando y contándome cosas, hasta tal punto que, después de un rato, no quería que me fuera. Le dije que, si merendaba, me quedaba un ratito más. Antes de salir de la habitación, me dijo: <<Oye, tú… ¡eres mi amiga!>>”.

La relación que se establece entre los Doctores Sonrisa y el personal hospitalario es fundamental, ya que ellos son los que pueden hablarles de las necesidades y del día a día de cada niño al que visitan. Según explica la Doctora Violeta, la relación siempre es muy cordial y se terminan creando vínculos muy estrechos porque van frecuentemente a los mismos centros.

Lo mismo ocurre con los padres de los niños, a los que los Doctores Sonrisa también ayudan a pasar el mal trago de esos momentos tan duros.

En AMV hemos querido poner nuestro granito de arena en la misión de la Fundación Theodora: llevar cada vez más sonrisas a niños y niñas en España. Hoy, el Día Mundial de la Sonrisa, las narices de colores de los Doctores Sonrisa se han colado en nuestras oficinas y hemos sacado al niño que todos llevamos dentro.

En AMV, hemos celebrado el Día Mundial de la Sonrisa.

Si tú también quieres ayudar, no lo dudes, e infórmate en su web de cómo puedes hacerlo.

Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y quad

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV