Amortiguador de dirección en motos ¿Qué es y cómo funciona?

Compartido

Perder el control del tren delantero de la moto puede provocar un accidente. Para evitarlo, algunas motocicletas cuentan con un amortiguador de dirección. Si quieres saber cómo funciona, te lo explicamos en este post. ¡Sigue leyendo!

manillar de una moto con amortiguador de dirección

La función primaria de un sistema de dirección es permitir que un conductor pueda guiar su vehículo. Sin duda, perder el control de nuestra moto es una experiencia no deseable que podría dar lugar a un accidente. Pues bien: con el objetivo de intentar evitar situaciones comprometidas y peligrosas al manillar, algunos tipos de motos incorporan el denominado amortiguador de dirección.

Como hemos visto en el blog de AMV, los elementos de seguridad activa de una moto juegan un papel esencial para evitar accidentes de tráfico. En esta ocasión vamos a ocuparnos de un componente al que no se suele prestar mucha atención. Pero que, llegado el caso, nos sacará del apuro si, por ejemplo, sufrimos el temido shimmy.

Si no sabes que es este último, se trata de oscilaciones del tren delantero que provocan una pérdida de control de la moto y comprometen la capacidad de frenada. Por ello, los amortiguadores de dirección son fundamentales de cara a mitigar esas sacudidas, contribuir a controlar la moto y, en definitiva, propiciar una conducción más segura.

¿Qué es el amortiguador de dirección?

Según el diccionario de la RAE, un amortiguador es “un dispositivo que sirve para compensar y disminuir el efecto de choques, sacudidas o movimientos bruscos en aparatos mecánicos”.

Tal y como se ha explicado en el post dedicado a las partes de una moto, los amortiguadores tradicionales que todos conocemos desempeñan una función primordial:

  • Absorber las irregularidades del terreno y garantizar que la moto esté en contacto con él.

En función del estado de los amortiguadores, una moto será más o menos estable, cómoda y, en definitiva, segura. Por eso es tan importante que de su mantenimiento se ocupen, de forma periódica, los profesionales de un servicio oficial posventa o un taller de confianza.

En cuanto al amortiguador de dirección, su cometido es similar. En este caso, nos referimos a:

  • Un componente de seguridad activa que se encarga de regular los movimientos anormales o violentos de la dirección de la moto.

Entre otros motivos, esas vibraciones u oscilaciones de la dirección se deben al desgaste de los neumáticos de la moto, un mal estado de las suspensiones o problemas aerodinámicos.

En algunos casos, estos últimos son debidos a un tuneado de la moto que provoca una alteración de las propiedades aerodinámicas del vehículo. El resultado es una menor sustentación negativa del tren delantero, que tiende a levantarse y volverse ingobernable.

¿Para qué sirve el amortiguador de dirección?

Así pues, este elemento sirve para estabilizar una moto, en el supuesto de detectar oscilaciones irregulares del eje anterior, y evitar un accidente. A grandes rasgos, estas son las principales características de los amortiguadores de dirección:

  • Como se ha comentado anteriormente, regulan el movimiento horizontal de la dirección de la moto y se encargan de estabilizarla en circunstancias que entrañen un riesgo de accidente.
  • Son muy útiles en motos deportivas potentes y en aquellas que, como las trail, se conducen en terrenos irregulares.

¿Por qué es importante el amortiguador de dirección?

Por lo tanto, al ralentizar los movimientos del manillar, un amortiguador de dirección es importante para evitar la pérdida de control del tren delantero una moto. Y en el mercado encontramos los siguientes tipos:

  • Convencionales. Normales o con regulación, se montan en un anclaje del chasis o solo en la tija (parte de la moto que abraza la horquilla de suspensión para unirla al chasis y facilitar el giro de la dirección). Los más conocidos son los amortiguadores lineales, que se emplean en motos deportivas, y los rotatorios o giratorios, para motos de tipo trail.
  • Electrónicos. Son muy eficientes, ya que su funcionamiento varía dependiendo del tipo de conducción y la velocidad de la moto.

¿Cómo funcionan los amortiguadores de dirección?

Por lo que respecta a cómo funcionan los también conocidos como estabilizadores de dirección, los convencionales, básicamente, trabajan de la siguiente manera:

  • En el interior de su carcasa, los amortiguadores de dirección tienen dos cámaras (una más ancha que otra). Y el aceite pasa de una a otra a través de unos orificios.
  • Dentro del amortiguador existe un vástago unido a un pistón que, a medida que lo hace el vástago, se desplaza de un lado a otro.
  • Ese pistón actúa si detecta un movimiento de la dirección anormal o violento.
  • Y se encarga de empujar el fluido que pasa a través de los orificios con el objetivo de que el amortiguador intente cumplir su cometido: regular esas oscilaciones tan peligrosas del eje anterior y ayudar a que el motorista tenga un mayor control de su moto.

De esta manera, en algunas ocasiones, el amortiguador de dirección contribuirá a evitar un accidente si el tren delantero se vuelve ingobernable por circular a gran velocidad, sufrir un golpe en la rueda o conducir sobre firmes irregulares.

¿Merece la pena gastarse el dinero en este componente?

En algunas deportivas de media y gran cilindrada, así como en motos de tipo trail, el amortiguador de dirección forma parte del equipamiento de serie. En caso contrario, siempre nos quedará la posibilidad de adquirirlo en el mercado y montarlo en nuestra compañera de aventuras.

Eso sí: como solemos hacer hincapié en el blog de AMV, siempre que vayamos a comprar un accesorio o recambio es aconsejable acudir a establecimientos especializados. Y si no somos unos manitas ni tenemos las herramientas adecuadas, lo mejor es visitar un servicio oficial posventa o un taller de confianza.

Sobre si merece la pena montarlo, dicha decisión dependerá, en gran medida, del tipo de moto que tengas. Si posees una deportiva potente o una trail con la que realizas incursiones fuera del asfalto, y carece de este componente, un estabilizador de dirección te ayudará a disfrutar de tu montura con mayor seguridad.

Para otras motos con las que se practique una conducción más tranquila, los expertos consideran que no es necesario montarlo. Pero si deseas instalarlo en tu máquina para disfrutarla con mayor seguridad, nuestra recomendación es que consultes a un mecánico profesional.

Un amortiguador de dirección previene accidentes

En resumen, perder el control de nuestra moto es algo muy peligroso. De manera especial, cuando la rueda delantera deja de tener contacto con el suelo y, al apoyarse en él, la dirección comienza a moverse de una manera tan brusca que es difícil de gobernar.

Precisamente, el objetivo del amortiguador de dirección es mitigar esas sacudidas violentas del manillar y ayudar al motorista a controlar su montura. Por eso su función es tan importante en motos como las deportivas de media y gran cilindrada y las motocicletas trail.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba