¿Puedo pedir un duplicado de la pegatina de la ITV?

Rate this post
Compartido

Ya sea por ponerla mal o porque se haya sustituido el parabrisas del vehículo, lo cierto es que podemos quedarnos sin el distintivo de la ITV. En casos así, ¿sabes si puedes solicitar un duplicado de la pegatina de la ITV? ¡Te lo explicamos en este post!

pegatina de la ITV colocada en el parabrisas de un coche

Cada vez que superamos la inspección técnica de vehículos (ITV), en la estación nos entregan una pegatina. Se trata de la señal V-19, que, según el Reglamento General de Vehículos, indica que un vehículo ha superado favorablemente la ITV y refleja la fecha en que debe pasar la siguiente inspección. Pero podría suceder que nos viésemos en la obligación de pedir un duplicado de la pegatina de la ITV:

  • Para algunos conductores, poner el distintivo resulta complicado: lo acaban pegando mal en el vehículo o se les rompe.
  • Y también conviene tener en cuenta que nos podemos quedar sin la pegatina de la ITV debido a la reparación o sustitución de la parte del vehículo donde esté puesta –habitualmente, el parabrisas del coche–.

En situaciones así tocará solicitar un duplicado del distintivo para colocarlo en el vehículo. De esta manera, cumpliremos lo dispuesto en el citado reglamento, a través del cual se desarrolla, de forma parcial, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

¿Es obligatorio poner la pegatina de la ITV?

Porque, por si no lo sabías, es obligatorio poner la pegatina de la ITV. Tanto en coches como en motos. Así lo establece el Reglamento General de Vehículos:

  • En el caso de los vehículos que tengan parabrisas, el distintivo se colocará en el ángulo superior derecho del mismo por su cara interior.
  • Y en el resto de los vehículos –por ejemplo, las motos–, la pegatina se pondrá en un sitio bien visible.

Sobre dónde colocar el distintivo en una moto, hay quien lo pone en la parte superior del carenado, la horquilla de la suspensión, el guardabarros delantero, el chasis… Además, en Internet es posible adquirir soportes específicos que protegen la pegatina y pueden fijarse en varias partes del vehículo. Lo importante es que se encuentre en un sitio bien visible. ¡No lo olvides!

¿Cómo colocar la pegatina de la ITV?

Una vez que hayamos superado la inspección y nos entreguen la pegatina en la estación de ITV, nos tocará poner la pegatina en el vehículo. Para colocarla correctamente, presta atención a los siguientes consejos:

  • En primer lugar, ten claro dónde vas a poner el distintivo. Si es un coche, está claro que tendrás que colocarlo en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior.
  • Si ya tenías una pegatina de ITV de una inspección anterior, deberás quitarla con cuidado. Para ello, un rascador te será de utilidad. Recuerda: en el vehículo solo se puede llevar un distintivo –el correspondiente a la última inspección–. De lo contrario, un agente te multará argumentando que los adhesivos reducen tu campo de visión.
  • Limpia y seca la zona donde vayas a ubicar la pegatina.
  • Coloca una parte de la cara adhesiva en el lugar elegido y, poco a poco, ve retirando el papel protector hasta que el distintivo quede fijado.
  • Finalmente, pasa un paño o un objeto en forma de rodillo por encima de la pegatina para eliminar burbujas o arrugas y terminar de fijarla.

Aunque pueda parecer un proceso sencillo, muchos distintivos acaban mal puestos o siendo completamente inservibles. Si no sabes cómo ponerla, pide ayuda a un operario de la estación para evitar tener que solicitar un duplicado de la pegatina de la ITV.

¿Qué pasa si no la pones?

Cuando nos entregan la pegatina de la ITV es para que cumplamos lo especificado en el Reglamento General de Vehículos. Por lo tanto, estamos obligados a ponerla. Y no hacerlo es motivo de sanción económica, aunque no conlleva la retirada de puntos del carnet de conducir.

¿Cómo pedir un duplicado de la pegatina de la ITV?

Como se ha comentado anteriormente, si el distintivo se pone mal, acaba rompiéndose o sustituyen el parabrisas u otra parte del vehículo donde estuviese colocado, tendremos que pedir un duplicado de la pegatina de la ITV. Y aunque dicho trámite no está regulado por ley, en una estación de ITV no deberían ponernos problemas para entregárnoslo.

Tras solicitar cita previa, tendremos que acudir a la estación donde pasamos la ITV y aportar los siguientes papeles:

  • Ficha técnica del vehículo.
  • Informe favorable de la inspección técnica.

De igual manera, es conveniente presentar la pegatina rota o deteriorada. Y, si fuese el caso, la factura del taller donde hayan reemplazado el parabrisas o la parte de la moto donde estuviese colocado el distintivo.

Mientras circules sin la pegatina, para no empeorar las cosas, es importante que lleves encima todos los papeles del vehículo. Entre ellos, la ficha técnica y el último informe de inspección. Y como se ha explicado, también la factura del taller para justificar por qué circulas sin el distintivo de la ITV.

¿Cuándo se debe pasar la ITV?

Llegados a este punto, si no estás familiarizado con la ITV, conviene recordar cuándo toca pasar la inspección de nuestro vehículo. A tenor de lo establecido por el Real Decreto 920/2017, a través del cual se regula la inspección técnica, la periodicidad, en función de la antigüedad del vehículo, es la siguiente:

  • Los ciclomotores están exentos de pasar la ITV hasta los tres años desde la primera matriculación. A partir del tercer año, su inspección será bienal.
  • En cuanto a las motos de dos o tres ruedas y los cuadriciclos, hasta los cuatro años no están obligados a superar la ITV. Después de pasar la primera inspección, su revisión será bienal.
  • Y por lo que respecta a los coches, no tendrán que acudir a la ITV hasta que hayan transcurrido cuatro años desde su matriculación. Superada la primera inspección, deberán pasar la ITV cada dos años. Y en los automóviles con más de 10 años, la inspección será anual.

Pensando en quienes tienen que superar la inspección de su vehículo, en el blog explicamos cuáles son los defectos de la moto que hay que corregir para pasar la ITV. De igual manera, ofrecemos unos consejos para pasar la ITV del coche. ¡Toma nota!

¿Y qué sucede con los vehículos históricos?

Otra cosa es que se trate de la ITV de vehículos clásicos e históricos. Los vehículos clásicos son aquellos que tienen una antigüedad de 20 años o más. Para ellos no existe una normativa específica y han de pasar la ITV con la periodicidad indicada, para cada categoría de vehículo, en el Real Decreto 920/2017.

Sin embargo, para los vehículos catalogados como históricos se han establecido unas periodicidades exclusivas. Así, están obligados a acudir a una estación de ITV con la siguiente frecuencia:

  • Con una antigüedad de hasta 40 años: bienal.
  • Con una antigüedad de entre 40 y 45 años: trienal.
  • Con una antigüedad superior a 45 años: cuatrienal.

Independientemente del tipo de vehículo, puede que necesites solicitar un duplicado de la pegatina de la ITV. Si es así, acuérdate de pedir cita previa en la estación donde pasaste la inspección. Explica tu caso y acude el día indicado, al menos, con la ficha técnica y el informe favorable de la inspección. Y papeles como una factura del taller para justificar la sustitución de un parabrisas también te serán de utilidad.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba