¿Cómo se matricula un coche como histórico?

Comentarios (0) Destacadas, Noticias Motor

Compartido

Siempre que cumplan una serie de requisitos, es posible matricular un coche como histórico. Si estás interesado y no tienes claro cómo hacerlo, te explicamos qué pasos hay que dar y qué documentación se necesita. ¡Sigue leyendo!

hombre sentado en el asiento de copiloto de un coche clásico

Los vehículos clásicos son muy especiales. Sin embargo, los históricos lo son más aún. Como veremos a continuación, estos últimos disponen de su propio reglamento y de una matrícula específica. Si quieres matricular un coche como histórico, en el presente post te detallamos todo el procedimiento paso a paso. ¡Toma nota!

¿Qué es un vehículo histórico?

Lo primero, lógicamente, es tener claro qué es un coche histórico. Y la respuesta la encontramos tanto en el primigenio Reglamento de Vehículos Históricos de 1995 como en el Real Decreto 920/2017. Este último introducía modificaciones en lo relativo a la definición de vehículo histórico y la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

En cuanto a la primera, según el Real Decreto 920/2017, ahora se consideran vehículos históricos:

  • Aquellos que fueron fabricados o matriculados por primera vez con una anterioridad de 30 años como mínimo.
  • Los vehículos cuyo tipo específico haya dejado de producirse.
  • Y, finalmente, los que se encuentran en estado original y no han sido sometidos a ningún cambio fundamental en sus características técnicas o componentes principales (motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería).

De igual modo, a tenor de lo dispuesto en el reglamento de 1995, se siguen considerando vehículos históricos:

Como habrás visto, los vehículos históricos son muy especiales. Si eres propietario de un coche clásico que cumple alguno de estos requisitos y deseas matricularlo como histórico, te ofrecemos todos los detalles.

Pasos a seguir para matricular un vehículo como histórico

Los pasos a seguir para matricular un coche como histórico están detallados en la normativa que regula los vehículos históricos:

  • En primer lugar, es importante contar con toda la documentación que acredite y defina las características técnicas del coche.
  • En el supuesto de carecer de dicha documentación, tendremos que solicitar un certificado bien al fabricante, bien a un club o entidad que tengan relación con los vehículos históricos. Ellos se encargarán de elaborar un informe que detallará por qué el coche puede ser catalogado como histórico y en el que se reflejarán posibles limitaciones en la circulación y condiciones específicas de cara a la ITV. Igualmente, emitirán una ficha reducida de características técnicas.
  • Asimismo, será de utilidad contar con una acreditación de bien de interés cultural o demostrar que el automóvil está incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español.
  • Seguidamente, nuestro coche deberá someterse a una inspección en un laboratorio oficial acreditado. En cada comunidad autónoma hay laboratorios autorizados que se encargan de elaborar una resolución favorable para catalogar un vehículo como histórico.
  • Cuando el informe del laboratorio oficial sea positivo, el órgano competente de la comunidad autónoma dictaminará una resolución final de procedimiento.
  • Por último, tendremos que acudir a una estación de ITV de nuestra provincia. Al solicitar la cita previa, habrá que indicar que se trata de una inspección para conseguir una matrícula histórica.
  • Si el coche supera la inspección técnica, la estación emitirá la tarjeta de ITV. En ella, se reflejarán los siguientes datos: fecha de fabricación del vehículo (en el caso de que fuese conocida), las limitaciones a la circulación y las condiciones técnicas exentas que figuren en la resolución de catalogación.

¿Qué documentación necesito para matricular un coche como histórico?

Y para completar el proceso, será necesario solicitar la matrícula histórica a la Dirección General de Tráfico (DGT). Para matricular un coche como histórico, nos solicitarán una serie de documentos:

  • Solicitud cumplimentada en impreso oficial.
  • Justificante del pago de la tasa de matriculación o resguardo de la misma.
  • Resolución del órgano competente de la comunidad autónoma que demuestra que el coche ha sido catalogado como histórico.
  • Tarjeta de ITV en la que conste la matriculación como vehículo histórico.
  • Acreditación de pago o exención del impuesto de circulación municipal. Y también del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (si el vehículo no ha estado matriculado en España con anterioridad) y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (si se presenta un contrato entre particulares o documento notarial).
  • Cuatro fotografías en color del coche (ambos laterales, frontal y zaga).
  • Permiso de circulación si el vehículo está en circulación.
  • Documento notarial, factura de compra o contrato de compraventa (firmado en todas las hojas) si quien va a matricular no es el mismo titular que figura en la documentación original.
  • Documentación extranjera del vehículo si el coche a matricular proviene de otro país. Además, Documento Único Administrativo (DUA), expedido por la aduana, si el coche a matricular procede de fuera de la Unión Europea.

Las gestiones con la DGT pueden hacerse presencialmente (con cita previa) o a través de Internet. Actualmente, para tramitar la matriculación de un coche histórico hay que abonar 98,78 euros.

Si después de todo lo expuesto tienes alguna duda sobre la documentación, el laboratorio oficial, los trámites que deben realizarse o cuánto cuesta todo el proceso de matricular un coche como histórico, lo mejor es que te pongas en contacto con profesionales que puedan asesorarte.

En las diferentes comunidades autónomas de nuestro país existen clubes y asociaciones de amigos y aficionados de vehículos clásicos e históricos. Al respecto, una buena opción es contactar con la Federación Española de Vehículos Antiguos (FEVA).

Beneficios de tener un coche histórico

Completada toda la tramitación, podremos presumir de coche histórico. Y también beneficiarnos de algunas ventajas. Por ejemplo:

  • En comparación con los coches clásicos, la ITV de vehículos históricos tiene unos plazos más amplios (bienal, trienal o cuatrienal en función de la antigüedad del vehículo). Por cierto, cuando vayas a pasar la ITV, presta atención al estado de los neumáticos. ¡Disfruta de tu coche histórico con seguridad!
  • En algunos municipios, al igual que sucede con los coches clásicos, los vehículos históricos están exentos de pagar el impuesto de circulación o se les aplica un descuento.
  • Por último, y no por ello menos importante, en AMV facilitamos contratar seguros para coches clásicos e históricos con un precio muy asequible y personalizarlos en función de las necesidades de cada usuario.

Por todo lo expuesto, podrás hacerte una idea de cómo matricular un coche como histórico. Si te animas a convertir tu vehículo clásico en histórico, nuestro consejo es que te lo tomes con calma. Y que contactes con profesionales del sector que te asesoren sobre los trámites y el coste total del proceso.

Compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias AMV: Blog de Motos

Bienvenido al Blog de motos de AMV Seguros, donde compartimos contigo la pasión por las motos y la competición. Si quieres mantenerte al día sobre actualidad, novedades, consejos, recomendaciones, trucos, relacionados con el mundo de la motos, no dudes en guardar en tus favoritos el Blog de motos de AMV Seguros, para no perderte ningún post.

Suscríbete al blog

y recibe en tu email nuestros post más destacados


He leído y acepto el Tratamiento de mis Datos Personales.

Categorías moto

Sobre AMV