¿Cuándo asegurar un ciclomotor?

Rate this post
Compartido

Los ciclomotores son una interesante opción de compra y un escalón de acceso al mundo de la moto. Pero, ¿sabes cuándo se debe asegurar un ciclomotor y qué tipos de seguro existen? Te lo explicamos en este post. ¡Sigue leyendo!

pareja joven sonriendo con gafas de soly casco jet de moto conduciendo un ciclomotor

Los ciclomotores continúan siendo vehículos a motor muy utilizados en España. Buena muestra de ello, según datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor), son las casi 18.000 unidades vendidas en nuestro país en 2021. Por ello, en el presente post vamos a explicar cuándo asegurar un ciclomotor. Y también qué ventajas aporta su uso. ¡Arrancamos!

¿Cuándo debo asegurar un ciclomotor?

Si estás interesado en acceder al mundillo motero y no tienes claro qué es un ciclomotor, su definición la encontrarás en el Reglamento General de Vehículos:

  • Se trata de vehículos de dos o tres ruedas, provistos de un motor de cilindrada no superior a 50 cc, si es de combustión interna, y con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h.

Para conducir un ciclomotor necesitarás sacarte el carnet AM. Este permiso de conducción se puede obtener a partir de los 15 años de edad. Y, lógicamente, también están autorizados a circular con ciclomotores los titulares de los permisos A1, A2 y A.

Por lo que respecta a cuándo se debe asegurar un ciclomotor, tendrás que contratar un seguro cuando seas propietario de un vehículo de las características descritas en el Reglamento General de Vehículos. Así lo establece la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.

¿Qué seguro debe tener un ciclomotor?

Concretamente, dicha norma nos recuerda que los propietarios de vehículos a motor dados de alta tienen que suscribir una póliza de seguro que incluya, al menos, la garantía de Responsabilidad Civil Obligatoria.

A través de dicha cobertura, nuestra compañía aseguradora se encargará de cubrir los daños materiales o personales que ocasionemos a terceros. De ahí que dicha modalidad sea conocida como seguro obligatorio o Seguro a Terceros.

Pero, como explicamos en el siguiente apartado, un seguro de ciclomotor incluye más garantías que la obligatoria de Responsabilidad Civil. Y además, si así se desea, puede personalizarse con coberturas opcionales. ¡Toma nota!

¿En qué se diferencia un seguro de ciclomotor de uno de moto?

En el caso de los productos ofrecidos por AMV, la diferencia entre un seguro de ciclomotor y uno de moto es que el primero es más básico. Algo lógico si se tiene en cuenta que los ciclomotores son vehículos menos potentes y que sus propietarios demandan pólizas sencillas y asequibles.

Garantías del Seguro a Terceros de ciclomotor

A pesar de ello, si quieres asegurar un ciclomotor debes saber que el Seguro a Terceros de AMV es muy completo, ya que incluye las siguientes garantías:

  • Responsabilidad Civil Obligatoria.
  • Responsabilidad Civil Voluntaria.
  • Reclamación de Daños y Protección Jurídica.
  • Daños en el casco de moto.
  • Daños en chaleco airbag homologado.
  • Libre elección de taller.
  • Atención domiciliaria, ayuda a la dependencia y asesoramiento psicológico después de una intervención quirúrgica o ingreso hospitalario como consecuencia de un accidente de tráfico con el ciclomotor.
  • Seguro de protección de pagos.

Y, al igual que sucede con los seguros de moto, es posible incluir algunas coberturas opcionales en un Seguro a Terceros de ciclomotor.

Cobertura de Accidentes Corporales

A la hora de contratar un seguro de ciclomotor, conviene tener en cuenta que, en el supuesto de que el conductor sea culpable de un siniestro, sus garantías no cubren los daños del vehículo asegurado ni los corporales que pueda sufrir el asegurado.

Sin duda, incluyendo la cobertura de Accidentes Corporales al seguro de ciclomotor dormiremos más tranquilos sabiendo que la misma contempla:

  • Cobertura de asistencia sanitaria por accidente de circulación.
  • Indemnización en caso de invalidez.
  • Indemnización en caso de fallecimiento.

Cobertura de Asistencia en Viaje

Y aunque los ciclomotores no están pensados para realizar viajes, este tipo de vehículo no está exento de sufrir averías o percances. Por eso es tan importante contar con una cobertura de Asistencia en Viaje que nos garantice un servicio de grúa en cualquier momento.

Como habrás visto, asegurar un ciclomotor es obligatorio. Pero es recomendable no conformarse con un seguro básico. Cuanta más completa sea la póliza contratada, más protegidos estaremos al conducir nuestro compañero de aventuras.

10 ventajas del uso del ciclomotor

Los ciclomotores son ideales para zonas urbanas, localidades costeras o entornos rurales. Y ello es así porque aportan numerosas ventajas. Entre ellas:

  1. Los ciclomotores se conducen a partir de los 15 años. Ello facilita que muchos jóvenes puedan elegir un medio de transporte de uso privado y, por lo tanto, ser más independientes.
  2. De igual manera, estos vehículos posibilitan adquirir experiencia a los mandos de un manillar antes de dar el salto a motos o scooters de mayor cilindrada.
  3. Lógicamente, el precio es otro de los beneficios. Los ciclomotores son más económicos que motos y scooters.
  4. Al carecer de embrague y palanca de cambio, estos vehículos resultan muy fáciles de conducir. Por ello son elegidos por principiantes o conductores de coche.
  5. En el caso de estos últimos, otra de las ventajas de los ciclomotores es que pueden conducirse con el carnet de coche B. Eso los convierte en un medio de transporte alternativo al automóvil para realizar trayectos cortos.
  6. Como sucede con motos y scooters, los ciclomotores son muy ágiles y, por ende, grandes aliados en el tráfico urbano.
  7. Al tener unas dimensiones reducidas y compactas, se aparcan fácilmente.
  8. Frente a otros vehículos a motor, el consumo de los ciclomotores es muy bajo.
  9. Asimismo, son vehículos poco contaminantes. Además, en el mercado podemos encontrar modelos eléctricos.
  10. Por último, y no por ello menos importante, asegurar un ciclomotor es asequible para la mayoría de bolsillos.

ITV y equipamiento: ¡no te la juegues!

Si te decides a conducir un ciclomotor, no te olvides de hacerlo con responsabilidad. Del mismo modo, es esencial que te preocupes de su mantenimiento y de pasar la inspección técnica de vehículos (ITV) cuando toque:

  • Los ciclomotores están obligados a superar la ITV a los tres años de su matriculación –ojo: la fecha de matriculación no es la misma que la fecha de compra–. Y posteriormente, cada dos años.

Finalmente, no descuides tu indumentaria. Aunque los ciclomotores sean menos potentes que motos y scooters, al casco obligatorio has de sumar guantes específicos de motorista. Y también te recomendamos el uso de prendas y calzado con protecciones.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba