¿Qué son los coches restomod?

5/5 - (1 voto)
Compartido

Dentro del particular universo de las restauraciones de vehículos clásicos se encuentran los coches restomod. Si te gusta combinar lo vintage con lo moderno, estos automóviles te interesan. ¡Sigue leyendo!

Mecánico trabajando en los detalles de la carrocería de un coche clásico restomod en el taller de restauración

Tras ocuparnos en el blog de la restauración de motos clásicas, en esta ocasión vamos a prestar atención a los automóviles clásicos. Concretamente, a los coches restomod. Si no sabes qué son ni cómo se restauran, y estás deseando renovar tu coche clásico, este post te interesa.

Por cierto: si después de leer esta entrada te animas a restaurar tu automóvil y presumir de restomod, ¡no olvides contratar un seguro de coche clásico! Siempre y cuando el vehículo tenga una antigüedad de 20 años o más, podrás suscribir este tipo de póliza.

Y también te ofrecemos la posibilidad de asegurar una flota de vehículos clásicos. En solo unos minutos, a golpe de clic y desde tu propio domicilio. Así de sencillo. ¿A qué esperas para probarlo?

¿Qué son los coches restomod?

Aunque pudiera parecerlo, el concepto de coches restomod no es nuevo. Su nombre es una combinación de las palabras inglesas restored y modified. Hablamos, pues, de coches restaurados y modificados. De automóviles que, manteniendo la base original, incorporan componentes modernos.

Por lo tanto, su restauración no es tradicional. Y tampoco pueden ser considerados vehículos Hot Rod o Pro Touring. Si quieres conocer las diferencias entre unas remodelaciones y otras, ¡toma nota!

¿En qué se diferencian estos coches de una restauración tradicional?

La restauración tradicional de los coches clásicos consiste en recuperar el esplendor original del automóvil. Exterior, habitáculo, mecánica… Sirviéndose de piezas originales, y cuidando hasta el último detalle, los restauradores intentan que el vehículo parezca recién salido de fábrica. Sin duda, algunas restauraciones son auténticas obras de arte.

En cambio, un restomod conserva buena parte de su apariencia original. Pero el interior, el motor o las suspensiones son de nueva factura. Utilizando accesorios, recambios y piezas más modernos, el resultado es un coche clásico más cómodo y, sobre todo, seguro.

¿Pueden ser considerados un Hot Rod?

Del mismo modo, la restauración de un restomod podría confundirse con la de un Hot Rod. Hablamos de automóviles, normalmente de origen estadounidense, que son reconstruidos o modificados con motores de gran cilindrada. ¿El objetivo? Sin duda, alardear de un vehículo de estética muy llamativa y con una mayor velocidad y aceleración que el original.

Sí, es cierto que algunos cambios efectuados en los restomod tienen que ver con la potencia y el rendimiento del propulsor. Pero, en conjunto, la restauración es más respetuosa con el automóvil original que la de un Hot Rod.

¿Son similares a un Pro Touring?

Igualmente, hay quienes confunden los coches restomod con los Pro Touring. No es de extrañar, ya que, en ocasiones, existen muchas similitudes. Pero, básicamente, podemos definir a los Pro Touring como muscle cars americanos cuyas modificaciones se centran en las mejoras de rendimiento.

¿Qué partes suelen cambiarse en estos automóviles?

Ahora que ya tienes más claro que es un restomod, vamos a repasar cuáles son los componentes que más suelen modificarse en este tipo de restauración de coches clásicos.

Sistema de frenos

Muchos automóviles clásicos montan tambores de freno. De cara a que el vehículo sea más seguro, es habitual reemplazarlos por discos.

Suspensiones

La suspensión desempeña un papel fundamental en un coche. Concretamente, es la encargada de mantener las ruedas en contacto con el suelo. Y de absorber las irregularidades del terreno para aportar comodidad a los ocupantes. Reemplazarla se traduce en mayor seguridad y confort.

Llantas y neumáticos

Otra modificación habitual en un restomod tiene que ver con las llantas y los neumáticos. Elegir componentes de mayor tamaño redunda en una mejor manejabilidad y refuerza la seguridad.

Cinturones y arneses de seguridad

Esta última también se mejora con la incorporación de cinturones –inexistentes en muchos clásicos– o arneses de competición. Incluso con jaulas antivuelco.

Transmisión

Instalar una transmisión nueva contribuye a que el manejo del restomod sea más placentero. Y no menos importante: reduce el desgaste y el ruido del motor, al tiempo que disminuye el consumo de combustible.

Motor

Como se ha comentado al inicio del presente post, las modificaciones de los coches restomod también tienen que ver con el motor. En algunos casos, los propietarios de automóviles clásicos agradecen ver aumentada la potencia y el rendimiento de su vehículo. Y en otros, reemplazan el propulsor de combustión por uno eléctrico.

Entretenimiento y aire acondicionado

Por lo que respecta al interior, los cambios suelen centrarse en los sistemas de infoentretenimiento. Mientras unos aficionados optan por mantener la vieja radio de dial, otros prefieren un equipo multimedia. Y ya puestos, instalan aire acondicionado.

Estética

Por último, aunque un restomod procura mantener la apariencia del modelo original, en este apartado también se realizan cambios. Así, al reemplazo de las llantas suelen sumarse variaciones en los grupos ópticos para disfrutar de la tecnología LED.

¿Un restomod puede ser considerado un coche histórico?

Una vez modificado, un restomod continúa siendo considerado un coche clásico. Sin embargo, no puede matricularse como vehículo histórico. Ello es así porque, según establece el Reglamento de Vehículos Históricos, no serán considerados como tales:

  • Los automóviles cuyas características técnicas o componentes principales (motor, freno, dirección, suspensión o carrocería) hayan sido modificados.
  • Y, por lo tanto, no se encuentren en estado original.

Ejemplos de restomod

Para finalizar, unos ejemplos de coches restomod. Hay propuestas de lo más interesante. Desde utilitarios populares hasta deportivos o todoterrenos. ¿Te parece bien un Citroën 2CV con motor eléctrico? ¿Mejor un Porsche 911 con carrocería de fibra de carbono? ¿O prefieres personalizar un Ford Bronco a tu gusto?

En definitiva, la oferta de restomod es amplia y variada. Y en el mercado existen especialistas en este tipo de coches clásicos. Pero, a no ser que seas un manitas, nuestro consejo es el de siempre: para evitar sorpresas y obtener el mejor resultado, confía en profesionales. Y una vez realizadas todas las modificaciones, ¡no olvides asegurarlo!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba