Top 10 de motos clásicas de Trail

5/5 - (1 voto)
Compartido

Las motos clásicas de Trail tienen un gran tirón entre los aficionados. Algunas hicieron historia en el Dakar. Y otras sentaron las bases de lo que hoy conocemos como ‘maxi-trail’. Si quieres conocerlas, ¡sigue leyendo!

Gracias a las motocicletas Trail de los años 70 y 80 del siglo XX, muchos motoristas se aficionaron a la práctica del enduro, al mototurismo y al Dakar. Por ello, en esta ocasión vamos a rescatar algunas de las motos clásicas de Trail que han hecho historia. ¡10 modelos realmente icónicos!

Por cierto: ¿sabías que AMV significa Assurance Moto Verte (seguro de moto verde)? Si lo tuyo es disfrutar de tu compañera de aventuras más allá del asfalto, te facilitamos contratar un seguro de moto para tu motocicleta off road. Y si la misma tiene una antigüedad de 20 años o más, podrás suscribir un seguro de moto clásica. Todo ello sin moverte de casa, a golpe de clic y en tan solo 3 minutos. ¿A qué esperas para probarlo?

10 Motos clásicas de Trail para amantes del Trail

Desde la primigenia Yamaha XT 500 hasta la no menos icónica Gilera RC 600, hemos seleccionado 10 motos clásicas de Trail que no te dejarán indiferente. Cada una de ellas pertenece a una marca distinta. Ya se sabe: ¡en la variedad está el gusto! Ponte cómodo y disfruta de la lectura. ¡Arrancamos!

1. Yamaha XT 500 (1976)

PAAREN IM GLIEN, GERMANY – MAY 19, 2018: Motorcycle Yamaha XT 500. Sergey Kohl – stock.adobe.com

El concepto de motocicleta apta para el campo no era nada nuevo en 1976. ¡Las motos scrambler venían dando muchas alegrías desde hacía años! Sin embargo, la Yamaha XT 500 marcó un antes y un después. Tanto es así, que es considerada la primera Trail moderna. De ahí que tenga el honor de abrir nuestra selección.

Montaba un propulsor de 499 cc, refrigerado por aire, que entregaba una potencia de 32 CV. Sin duda, es una Trail con mucha historia: el malogrado Thierry Sabine comenzó a gestar el Dakar cuando se perdió en el rally Abiyán-Niza de 1977 a los mandos de una Yamaha XT 500. Y Cyril Neveu ganó la primera edición del raid con la Trail japonesa.

2. BMW R 80 G/S (1980)

Fuente: Jarretera – stock.adobe.com. Verona, Italy – April 29, 2019: BMW R80G/S

Esas pinceladas ya las hemos contado en el post dedicado a las 10 motos clásicas con más historia en el Dakar. Un artículo en el que aparece otra leyenda del universo Trail: la BMW R 80 G/S. Aquí ya hablamos de una evolución en lo que a prestaciones se refiere: una potencia de 50 CV y una velocidad máxima de 167 km/h.

La R 80 G/S es una de las motos más míticas de los años 80. En alemán, sus siglas significaban Gelände (todoterreno) y Straße (calle)–. Estéticamente, se desarrolló en colaboración con Laverda. Y mecánicamente destacaba por soluciones como la suspensión trasera con brazo Monolever, que contribuía a su eficaz comportamiento.

3. Moto Morini 500 Camel (1981)

Moto Morini 500
Fuente: Moto Morini Storia (Official site).

Hablar de Moto Morini es hacerlo de una marca italiana que inició su andadura en 1937, aunque no comenzó a producir motocicletas hasta 1946. En los inicios de la década de los años 80, la firma boloñesa amplió su oferta con motos Trail de 350 y 500 cc denominadas Kanguro y Camel, respectivamente.

Inicialmente, el propulsor bicilíndrico de la 500 Camel entregaba 39 CV. Y más allá de su vida comercial, la Trail de Moto Morini llegó a participar en el Dakar tras sufrir una serie de modificaciones en el filtro de aire, el depósito de combustible, el sistema de iluminación o la batería. ¡Merecía figurar en nuestro listado de motos clásicas de Trail!

4. Cagiva Elefant (1984)

Cagiva Elefant
Fuente: Julien1A (Wikipedia).

A principios de los años 80, tras adquirir Ducati, una de las primeras decisiones de Cagiva fue producir una Trail. Tomando como base la Cagiva Aletta, se desarrolló el modelo Elefant. Especialmente recordada es la versión equipada con un motor bicilíndrico en V de 650 cc, de origen Ducati, que otorgaba una potencia de 54 CV.

Aquella apuesta no tardaría en dar sus frutos en competición. El italiano Edi Orioli se impuso con la icónica Cagiva Elefant 900ie en las ediciones de 1990 y 1994 del Dakar. Con la decoración de Lucky Strike, hubo una edición limitada que hoy en día es muy cotizada entre los coleccionistas de motos clásicas.

5. Kawasaki KLR 650 (1987)

Kawasaki KLR 650
Fuente: Yzflyboy (Wikipedia).

A diferencia de otros fabricantes, más enfocados en la competición y el Dakar, Kawasaki concibió la KLR 650 como una moto con la que también se pudiese viajar. Basada en el modelo KLR600, apareció en el mercado con un motor monocilíndrico de 650 cc, refrigerado por agua, que rendía 38 CV.

Sobre todo, ese enfoque turístico se apreció en la versión Tengai, dotada de un carenado más alto, envolvente y aerodinámico y un guardabarros delantero más próximo a la rueda. De igual manera, presentaba modificaciones en los equipos de suspensiones y frenos. Y su propulsor erogaba más de 40 CV.

6. Honda Africa Twin (1988)

Honda África Twin
Fuente: Newspress UK

Entre las motos clásicas de Trail no podía faltar la Africa Twin. Sí, es cierto que en los años 80 hubo otras motocicletas del fabricante japonés que merecerían estar en esta selección. Entre otros, nos referimos a los modelos XL 600 R, XL 600 LM, Dominator o Transalp. Pero la Africa Twin es una leyenda y debe su creación al Dakar.

Ello es así porque estaba inspirada en la NXR750 que se impuso en la prueba africana en 1986 y 1987 con el francés Cyril Neveu a sus mandos. En cuanto a la mecánica, heredaba el bloque bicilíndrico en V, con una potencia de 56 CV, de la Transalp. Se mantuvo en el mercado hasta 2003 y, tras un paréntesis, regresó con fuerza en 2015.

7. Merlin Nómada (1988)

Merlín Nómada
Fuente: Peprovira (Wikipedia).

Cuando Bultaco dejó de estar en manos de la familia de Paco Bultó, uno de sus hijos, Ignacio, junto a Pedro Arpa, decidió poner en marcha un nuevo proyecto. El resultado fue la marca Merlin, que produjo minimotos, ciclomotores y motocicletas de trial y Trail hasta su fusión con GasGas. Pero, como se suele decir, esa es otra historia…

Entre los hitos de Merlin se encuentra el desarrollo de la Nómada 500, que, pilotada por un joven Jordi Arcarons, ganó en su clase en el Dakar de 1988. Estaba impulsada por una motorización monocilíndrica de 40 CV. Y aunque su depósito extra dio problemas durante la prueba, la moto hizo gala de una gran fiabilidad.

8. Suzuki DR 750 Big (1988)

Al igual que la Kawasaki KLR 650, la Suzuki DR 750 Big era una Trail que, si bien no rehusaba transitar por tramos off road, tenía una orientación más asfáltica. A su motor monocilíndrico de 52 CV, de refrigeración mixta (aire y aceite), sumaba una aceptable protección aerodinámica que facilitaba devorar kilómetros en carretera.

En el mercado de segunda mano es posible encontrar algunas unidades de la Suzuki DR 750 Big con precios muy interesantes. Si estás pensando en adquirir alguna, no olvides que en AMV ofrecemos seguros para motos clásicas de Trail. Recuerda: no asegurar una motocicleta conlleva una multa que oscila entre 601 y 3.005 euros. ¡No te la juegues!

9. Aprilia Pegaso (1989)

Fuente: moto40801 -Agáta (Wikipedia).

Esa evolución de las motocicletas Trail hacia modelos cada vez más orientados a un uso en asfalto tuvo su continuidad con la Aprilia Pegaso. Esta moto de la firma de Noale comenzó su andadura en 1989 con un propulsor de 125 cc, aunque posteriormente se ofreció con motores de 600 y 650 cc. ¡Y también como ciclomotor!

Probablemente, su versión más recordada fue la de 650 cc. Aquella variante se servía de una motorización monocilíndrica que entregaba en torno a 50 CV. Y era suministrada por el proveedor austriaco Rotax. Algo lógico, pues, en aquellos tiempos, Aprilia confiaba los componentes de sus motos a diferentes partners.

10. Gilera RC 600 (1989)

Y finalizamos nuestro repaso a las motos clásicas de Trail con la Gilera RC 600. Con motor de 48 CV, destacaba por una estética muy dakariana. Tanto es así, que la marca italiana acabó compitiendo con ella en la prueba africana en 1990. Un año después, se anotó tres victorias de etapa en la clase de prototipos.

Entre los pilotos que se batieron el cobre con la RC 600 cabe destacar al español Carlos Sotelo. Y entre aquellos que conocen bien esta Gilera hay quienes sostienen que era una Trail muy divertida. Pero también delicada y poco fiable. En cualquier caso, no podía faltar en este top 10 que hemos seleccionado para vosotros.

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba