10 consejos para hibernar la moto

5/5 - (1 voto)
Compartido

Si en el invierno no te sientes como pez en el agua, te ofrecemos una serie de consejos para hibernar la moto, desde el lugar adecuado para estacionarla hasta cómo protegerla de los amigos de lo ajeno. ¡Sigue leyendo!

3 motos aparcadas en un garaje privado cubiertas con una lona de protección

Cuando llega la época más fría del año, muchos motoristas continúan desplazándose en su medio de transporte favorito. Y los más valientes disfrutan de su pasión practicando mototurismo y viajando a las concentraciones invernales. Otros, por el contrario, prefieren entrar en modo stand-by y esperar a la llegada del buen tiempo. Si eres de estos últimos, vamos a ofrecerte unos consejos para hibernar la moto.

10 consejos para hibernar la moto contra el frío

Al respecto, no basta con cubrir la moto con una funda hasta la primavera. Para que el vehículo funcione correctamente cuando regrese a la vida, es fundamental poner en práctica unas recomendaciones. Desde elegir el lugar adecuado donde vaya a hibernar hasta realizar un mantenimiento preventivo. ¡Toma nota!

1. Asegura tu moto aunque no la muevas

El primero de nuestros consejos para hibernar la moto es el que hace referencia al seguro:

  • Aunque no vayas a mover el vehículo durante unos meses, ¡debe estar asegurado! Mientras una moto esté dada de alta en Tráfico, es obligatorio que su dueño la asegure.
  • Ello es así porque, incluso guardada en una plaza de garaje, podría causar daños a terceros si se cae o provoca un fuego debido a un cortocircuito.

Si tienes que contratar un seguro de moto, en AMV te lo ponemos fácil. En solo 3 minutos podrás calcular el precio y suscribir la póliza con las coberturas que realmente necesites. ¿A qué esperas para probarlo?

2. Guarda la moto en un garaje

Aclarado el tema del seguro, debes pensar dónde hibernará tu moto. Aunque la cubras con una funda, ¡no es buena idea que la dejes a la intemperie! Si permanece en la calle durante mucho tiempo te arriesgas a:

  • Ser multado. Si sobrepasas el periodo máximo de estacionamiento en el mismo lugar establecido por la ordenanza municipal, la moto podría ser retirada por la grúa. Y tú deberías pagar la correspondiente multa y también por retirar el vehículo del depósito.
  • Que te roben la moto.
  • Que algunos componentes del vehículo se deterioren. Un ejemplo de ello es la cristalización de los neumáticos.

Por ello, lo aconsejable es que la moto hiberne en un garaje. Si no dispones de una plaza, puedes alquilarla durante unos meses. ¡Es la mejor solución!

3. Presta atención al mantenimiento

Pero, antes de dejar la moto en la plaza de garaje, es primordial que acudas a un servicio oficial posventa o un taller especializado. En un centro de mecánica llevarán a cabo una serie de operaciones de mantenimiento preventivo. Entre ellas:

  • Sustituir el aceite y el filtro del lubricante. De esta forma, se evita que las impurezas de la combustión puedan solidificarse y provocar daños cuando vuelva a arrancarse el motor.
  • Reemplazar o limpiar el filtro de aire.
  • Comprobar el estado y el nivel del líquido refrigerante/anticongelante y de frenos.
  • Revisar la transmisión de la moto. De manera especial, si la misma es por cadena.
  • Lubricar componentes y mecanismos como cables, cerraduras, manetas, piezas metálicas, reposapiés, etc., así como el caballete y la pata de cabra.

4. Llena el depósito de gasolina

Otro de los consejos para hibernar la moto a considerar es el relativo al depósito de combustible. En este sentido:

  • Los expertos recomiendan dejarlo lleno y añadir un aditivo antioxidante. De no ser así, se corre el riesgo de que se generen impurezas que, a su vez, causen problemas en el filtro de la gasolina.
  • Del mismo modo, si la alimentación es por carburador se aconseja vaciar el combustible que haya en este último.

5. Aumenta la presión de los neumáticos

Ya que has visitado una estación de servicio para llenar el depósito de combustible, es importante que revises la presión de los neumáticos de la moto. Si no dispones de caballete y las cubiertas van a estar varios meses en contacto con el suelo, lo ideal es que aumentes la presión entre medio kilo y un kilo por encima de lo recomendado por el fabricante. Para saberlo con precisión, consulta a tu mecánico de confianza.

6. Lava la moto

Y aprovechando tu paso por la gasolinera, deberías darle un buen lavado a la moto. Se trata de otra medida preventiva para evitar el deterioro del vehículo y la corrosión de las partes metálicas. Pero, ojo: ¡esto no consiste solamente en darle un manguerazo!

En el blog te ofrecemos los mejores consejos para lavar una moto. Desde los utensilios y productos que vas a necesitar hasta la limpieza de las partes mecánicas, pasando por la protección de las zonas más delicadas o los últimos detalles para que tu compañera de aventuras parezca recién salida del concesionario.

7. Desmonta o desconecta la batería

Continuando con los consejos para hibernar la moto, otra recomendación a tener en cuenta es desmontar o desconectar la batería. De esta forma, se evitará que consuma energía o se descargue en el periodo de hibernación.

Por cierto: en lo referente al mantenimiento de la moto, la Dirección General de Tráfico (DGT) advierte que las baterías suelen durar entre dos o tres años. Por nuestra parte, compartimos unos consejos para evitar que se descargue la batería de la moto. Y si te quedas tirado, te vendrá bien haber contratado un seguro de moto con servicio de grúa.

8. Apoya la moto sobre un caballete central

Una vez en la plaza de garaje, lo suyo es que la moto descanse en una posición totalmente horizontal y estable. Algo que se logra con un caballete central. Si no viene de serie, puedes adquirirlo por separado. Con este accesorio, los neumáticos no estarán en contacto con el suelo. Y, por lo tanto, no tenderán a deformarse.

9. Protege tu moto con un buen antirrobo

Sin duda, uno de los consejos para hibernar la moto más determinantes es el que tiene que ver con la seguridad. Cada año, el sector asegurador atiende más de 100.000 casos de robo de vehículos o de sus piezas al año. ¡No es para tomárselo a broma!

Si no deseas que tu compañera de aventuras acabe siendo presa de los amigos de lo ajeno, utiliza o combina alguna de estas soluciones antirrobo:

  • Candados (en forma de U, de disco o de manillar).
  • Cadena y candado.
  • Cadena de pitón.

En el supuesto de que dejes la batería puesta, también puedes instalar un inmovilizador por cortacorriente o una alarma (acústica o bidireccional). Y otra opción interesante es adquirir un localizador GPS. Por último, si quieres ponérselo más difícil aún a los ladrones, prueba con un anclaje específico fijado al suelo con tornillos de seguridad.

10. Cubre la moto con una funda

Y antes de dejar tu moto en su particular estado de hibernación, cúbrela con una funda protectora transpirable.

  • En el mercado encontrarás fundas para todo tipo de motos.
  • Por lo general, su precio es bastante asequible.
  • Y al tapar completamente el vehículo, ejercen una doble función: por un lado, resguardar la moto de la luz, la condensación y el polvo; y por otro, contribuir a que el vehículo pase más inadvertido para los amigos de lo ajeno.

Por todo lo expuesto, confiamos en haberte ayudado a saber cómo hay que hibernar una moto. Pero, ¿de verdad vas a dejarla en hibernación? Si te animas a desplazarte con ella, toma nota de nuestros consejos para conducir la moto en invierno. ¡Disfruta con seguridad!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba