8 Consejos para el mantenimiento de un coche clásico

Rate this post
Compartido

Al igual que sucede con los automóviles modernos, el mantenimiento de un coche clásico es fundamental. Si estás pensando en adquirir uno y quieres que te dure muchos años, te ofrecemos unos consejos prácticos. ¡Sigue leyendo!

hombre de pelo cano, limpiando el frontal de su coche clásico

Como hemos comentado en otras entradas del blog de AMV, en el mercado es posible adquirir todo tipo de automóviles clásicos: desde auténticas joyas del motor hasta coches clásicos de colección baratos. En cualquier caso, una vez comprados deben ser cuidados con esmero. Por ello, en esta ocasión vamos a ofrecerte unos consejos para el mantenimiento de un coche clásico.

¿Qué debes hacer para el mantenimiento de un coche clásico?

Un coche clásico requiere una serie de cuidados. Desde un lugar adecuado para resguardarlo hasta la elección de unos neumáticos exclusivos, poner en práctica una serie de consejos posibilitará que podamos disfrutar de nuestro tesoro durante mucho tiempo. ¡Toma nota!

1. Conserva la carrocería en perfecto estado

Aunque no vayamos a presentarlo a un concurso de elegancia, un coche clásico debe lucir impecable. Por ello es tan importante conservar su carrocería en perfecto estado. Para lograrlo, estos tips son de gran ayuda:

  • Ya sea en un parking particular o comunitario, un coche clásico debe dormir en una plaza de garaje. De esta forma, no sufrirá los efectos de una exposición prolongada al sol, la lluvia, el granizo, el frío…
  • De igual manera, en un garaje cubierto pasará más desapercibido para los amigos de lo ajeno. Ya sea por el valor del vehículo o de sus componentes, algunos coches clásicos resultan especialmente apetecibles para los ladrones.
  • En el supuesto de no disponer de una plaza de garaje, es aconsejable proteger un coche clásico con una funda. Y otra opción interesante, si tenemos suficiente espacio, es aparcarlo bajo una marquesina o carpa –existen modelos específicos para automóviles–.

Asimismo, en la conservación de la carrocería no podemos olvidarnos del lavado. Para que un coche clásico luzca como el primer día, es recomendable:

  • Acudir a un centro especializado. Sus profesionales se encargarán de dejarlo como nuevo.
  • Si preferimos lavarlo nosotros mismos, es esencial ser cuidadosos y emplear productos que no dañen la carrocería. ¿Prefieres esta opción? En ese caso, te explicamos cómo lavar un coche clásico a mano y darle brillo.

2. Protege el interior para que no se deteriore

Asimismo, en el mantenimiento de un coche clásico es fundamental cuidar el habitáculo. Para que el interior del automóvil conserve el esplendor de antaño, conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Relacionado con el apartado anterior, aparcar nuestro coche clásico en una plaza de garaje, o bajo una marquesina o carpa, también nos facilitará proteger el habitáculo. Al preservarlo del sol, evitaremos la aparición de grietas en la parte superior del salpicadero.
  • Para esto último, utilizar parasoles es una buena idea. Son económicos y fáciles de colocar y quitar. Previenen deterioros en el salpicadero y la tapicería. Y contribuyen a que la temperatura interior del vehículo no sea muy elevada. Algo de agradecer si el coche clásico carece de aire acondicionado.
  • Y por lo que respecta a la limpieza del habitáculo, lo comentado en el primer punto es válido para el interior: lo mejor es confiar en profesionales. Y si optamos por hacerla nosotros, utilizar productos y bayetas para limpiar el coche por dentro que no provoquen daños a los materiales.

3. Cuida el motor de tu automóvil

Si bien es cierto que algunas operaciones de mantenimiento de un coche clásico podemos hacerlas nosotros mismos, es recomendable que la puesta a punto de nuestro tesoro sea llevada a cabo en un taller de confianza. En él, sus profesionales se encargarán de todos los detalles. Por ejemplo, de elegir un lubricante apropiado para coches clásicos.

  • El libro de mantenimiento del vehículo o un mecánico nos indicarán cuándo se ha de sustituir el aceite del motor. Para los lubricantes minerales, los expertos recomiendan no superar los 5.000 kilómetros entre cambio y cambio. Y para aquellos aceites que carecen de detergente, los intervalos suelen ser inferiores.
  • En el mercado hay una gran variedad de lubricantes para vehículos clásicos. Recuerda: usar un aceite apropiado evita averías y prolonga la vida del motor.

Y puestos a mimar el corazón de nuestro automóvil, conviene recordar que todos los coches clásicos no admiten gasolina sin plomo. En estos casos, debe añadirse un aditivo protector. Este tipo de productos se comercializan en las estaciones de servicio o en tiendas de repuestos y accesorios del automóvil.

4. Elige neumáticos para vehículos clásicos

Igualmente, no podemos olvidarnos de los neumáticos para vehículos clásicos. Con unas cubiertas específicas, podremos presumir de coche clásico y circularemos con mayor seguridad. En el blog te explicamos qué tipos de neumáticos para vehículos clásicos existen y cómo elegirlos. Y te ofrecemos unos consejos para que se conserven en buen estado.

5. Adquiere recambios y accesorios originales

Otro aspecto a considerar es la adquisición de recambios y accesorios originales. Sobre dicha cuestión, brindamos unos consejos para comprar repuestos en ferias. Y también es recomendable estar en contacto con vendedores y asociaciones. En el caso de la Federación Española de Vehículos Antiguos, cuenta con numerosos asociados a los que poder consultar en el supuesto de necesitar alguna pieza en concreto.

6. Confía siempre en profesionales

Como se ha comentado en varios puntos del post, el mantenimiento de un coche clásico debe delegarse en expertos. Un centro especializado se encargará de todas las labores de puesta a punto, desde el cambio de filtros hasta la revisión del estado de los frenos y las suspensiones o el nivel de carga de la batería.

Y si algunas partes del vehículo requieren el trabajo de restauradores, existen especialistas que lo dejarán como nuevo. Con tu automóvil clásico, ¡no te la juegues!

7. No olvides pasar la ITV

Precisamente, en un taller de confianza se encargarán de revisar el coche clásico antes de pasar la inspección técnica de vehículos (ITV). En lo relativo a la ITV de vehículos clásicos e históricos, estos son los plazos para pasarla:

  • Al tener más de 10 años, los coches clásicos deben pasar la ITV anualmente.
  • Pero si tienen la condición de automóviles históricos, la periodicidad será bienal, trienal o cuatrienal en función de su antigüedad.

Llegados a este punto, es primordial tener en cuenta que no se podrá pasar la ITV de un coche clásico o histórico si el mismo no cuenta con el seguro obligatorio.

8. Contrata el mejor seguro para tu coche clásico

En AMV te lo ponemos fácil a la hora de contratar un seguro de coche clásico con 20 años o más de antigüedad. Desde un seguro obligatorio hasta un seguro a todo riesgo para tener cubiertos los daños propios. Y si así lo deseas, puedes personalizar tu póliza con las coberturas opcionales de Accidentes del Conductor y Asistencia en Viaje.

En definitiva, ser cuidadosos con el mantenimiento de un coche clásico es básico para que nos dure muchos años. Detalles como el lugar donde se aparque habitualmente, la limpieza, la elección de productos, componentes, accesorios y recambios específicos y confiar en profesionales nos ayudará a que el vehículo se encuentre en perfecto estado de revista. ¡Disfruta de tu clásico!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba