Normativa para el ruido de una moto

Rate this post
Compartido

En España, la normativa del ruido de moto está regulada. ¿Quieres conocerla, saber qué provoca el ruido en las motos y cuál es la multa por superar los límites establecidos? Si es así, te lo explicamos todo en este post. ¡Sigue leyendo!

Chica con ropa de motorista (casco de moto y chaqueta roja) cubriendo sus oídos con los dedos, como expresión de molestia por el ruido.

A través de iniciativas como el fomento del uso de las motos eléctricas o la normativa Euro 5 se pretende crear entornos más habitables. Dos propuestas, por cierto, que contribuyen a disminuir las emisiones acústicas. Por ello, en esta ocasión vamos a ocuparnos de la normativa del ruido de moto. Si no estás familiarizado con ella y quieres evitar ser sancionado, este post te interesa. ¡Toma nota!

¿Qué normativa existe para el ruido de motos?

En nuestra legislación, la normativa del ruido de moto está contemplada, en primer lugar, en el Reglamento General de Circulación. Concretamente, su artículo 7 (Emisión de perturbaciones y contaminantes) establece lo siguiente:

  • Los vehículos no podrán circular por las vías o terrenos objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial con niveles de emisión de ruido superiores a los límites establecidos por las normas específicamente reguladoras de la materia.
  • Tanto en las vías públicas urbanas como en las interurbanas se prohíbe la circulación de vehículos a motor y ciclomotores con el llamado escape libre, es decir, sin el preceptivo dispositivo silenciador de las explosiones.

De igual manera, el citado artículo precisa cuál puede ser alguna de las consecuencias de circular superando los niveles de ruido permitido. Un asunto del que ofrecemos más detalles en otro apartado del presente post.

Sin embargo, el Reglamento General de Circulación no es la única norma que se ocupa de este asunto. Es más, lo dispuesto en él no concreta cuándo se sobrepasan los límites de ruido establecidos.

Si lo que se desea es conocer unos valores precisos, los mismos se detallan en el Real Decreto 1367/2007 que desarrolla la denominada Ley del Ruido. En su artículo 18 (Emisores acústicos. Valores límite de emisión e inmisión), dicho documento señala que:

  • El valor límite del nivel de emisión sonora de un vehículo de motor o ciclomotor en circulación se obtiene sumando 4 decibelios ponderados al nivel de emisión sonora que figura en la ficha de homologación del vehículo.

Llegados a este punto, conviene tener en cuenta que el nivel de emisión sonora no aparece reflejado en algunos papeles de la moto o del ciclomotor. En situaciones así, el citado Real Decreto observa que los valores límites del nivel de emisión sonora serán los siguientes:

  • Si se trata de un ciclomotor, el nivel de emisión sonora será de 87 decibelios ponderados.
  • En las motos, la estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) determinará el nivel de emisión sonora para el ensayo a vehículo parado siguiendo el procedimiento reglamentariamente establecido.

Dicho esto, como norma general, el límite del nivel de emisión sonora se determinará sumando 4 decibelios ponderados a los indicados en la ficha de homologación del vehículo.

No obstante, al recaer la normativa del ruido de moto en los ayuntamientos, nuestro consejo es que te informes en el consistorio de tu localidad sobre cuál es el límite permitido si no deseas ser sancionado.

¿Qué provoca el exceso de ruido de las motos?

Por cierto, ya que nos hemos referido a la ITV, ¿sabías que los relacionados con las emisiones acústicas son uno de los defectos de las motos más habituales en la inspección técnica de vehículos?

El exceso de ruido de las motos está directamente relacionado con el sistema de escape. Y como te explicamos en el artículo ¿Cómo deben ser los tubos de escape de una moto?, su función es:

  • Evacuar hacia el exterior del motor los gases que se producen en la combustión de la gasolina.
  • Mejorar el rendimiento del propulsor.
  • Retener partículas contaminantes.
  • Disminuir el ruido generado por el motor.

Cuando una moto o un ciclomotor emite más decibelios de los homologados o permitidos, el ruido puede resultar muy molesto para el resto de usuarios de la vía, peatones, vecinos… Y si dicha anomalía no se resuelve cuanto antes, como veremos en el siguiente apartado, será motivo de sanción.

La primera causa de un mayor ruido del sistema de escape es una avería del silenciador. Y llegados a este punto, te planteamos una pregunta de autoescuela:

A su motocicleta se le ha averiado el dispositivo silenciador de explosiones y produce ruidos que molestan. ¿Le está permitido circular en estas condiciones?

  1. No.
  2. Sí.
  3. Sí, pero solo en vías urbanas.

Obviamente, la respuesta correcta es la A. Cuando un silenciador se estropea y el ruido que emite el sistema de escape es mayor de lo habitual, no hace falta que un agente de tráfico mida el nivel de emisiones acústicas. Con seguridad, estaremos superando el límite permitido.

Otra cosa es incumplir la normativa del ruido de moto por voluntad propia. Entre otras razones, suele infringirse por:

  • Reemplazar el escape original por otro con el objetivo de incrementar el rendimiento del motor, con el riesgo de producir más emisiones acústicas de las permitidas.
  • El simple gusto de circular con el escape libre –esto es, sin silenciador–.

¿Cuál es la multa por exceder el ruido de la moto?

Como ya se ha comentado, no cumplir la normativa del ruido de moto es motivo de sanción. Y si los agentes de tráfico exigen realizar una comprobación de las emisiones acústicas, el Reglamento General de Circulación deja claro que los conductores no pueden negarse y deben colaborar. Si tu moto o ciclomotor emite más decibelios que los permitidos, te arriesgas a:

  • Una multa económica –la cuantía de la sanción varía en función de la ordenanza municipal–.
  • La inmovilización del vehículo.

¡Ojo! No pienses que el control de las emisiones acústicas se confía a los agentes de tráfico únicamente. Poco a poco, se irán instalando radares de ruido para detectar a los vehículos que incumplen la normativa.

Seguro de moto con Asistencia en Viaje: ¡no te quedes tirado!

Si no quieres tener problemas, lo mejor es que acudas periódicamente a un servicio oficial posventa o un taller de confianza. Sus profesionales se encargarán de revisar todas las partes de la moto, incluido el sistema de escape.

Y si este último se avería o rompe en marcha, estarás más tranquilo si has contratado un seguro de moto que incluya la cobertura de Asistencia en Viaje. El servicio de grúa te cubrirá en caso de no poder continuar el trayecto y se encargará de trasladar el vehículo a tu domicilio o un centro de reparación. Con tu compañera de aventuras, ¡no te la juegues!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba