¿Qué se mira en una ITV para ciclomotores?

5/5 - (4 votos)
Compartido

¿Sabes cuáles son las características de un ciclomotor? ¿Este tipo de vehículo está obligado a pasar la ITV? En caso afirmativo, ¿qué se debe tener en cuenta para superarla? Todo lo relativo a la ITV para ciclomotores, en este post. ¡Sigue leyendo!

itv-moto

Los ciclomotores facilitan acceder al mundo de las dos ruedas. Y son vehículos muy utilizados en el ámbito urbano y las zonas rurales. Si estás pensando en adquirir uno, te explicamos cuáles son sus principales características. Y también todo lo relativo a la ITV para ciclomotores. ¡Toma nota!

Por cierto: al igual que sucede con motocicletas y automóviles, asegurar un ciclomotor es obligatorio. Así lo establece la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor. ¿Sabías que circular sin seguro conlleva una multa que oscila entre 601 y 3.005 euros? ¡No te la juegues!

En AMV te facilitamos contratar un seguro de ciclomotor, a golpe de clic, en apenas unos minutos. Desde una modalidad básica a terceros hasta un seguro a Todo Riesgo. ¡Así de sencillo! Y si lo deseas, puedes añadir coberturas opcionales para que tu póliza se ajuste a lo que realmente necesitas. ¡Tú decides!

¿Qué es un ciclomotor?

Si eres un recién llegado al mundillo motero y no sabes muy bien qué es un ciclomotor, el Reglamento General de Vehículos precisa lo siguiente:

  • Los ciclomotores son vehículos de dos o tres ruedas, provistos de un motor de cilindrada no superior a 50 cc, si es de combustión interna, y con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h.

En nuestro país, muchos usuarios apuestan por los ciclomotores para realizar sus desplazamientos. Según datos de Anesdor, en 2021 se vendieron casi 18.000 unidades en España. Y este año, de manera especial, los consumidores están apostando por el ciclomotor eléctrico.

¿Qué carnet y papeles hacen falta para circular con un ciclomotor?

Una de las ventajas de los ciclomotores es la posibilidad de conducirlos a partir de 15 años. Para ello, es preciso aprobar el carnet AM.

Del mismo modo, están autorizados a circular con ellos quienes sean titulares de los permisos A1, A2 y A de moto. Y también quienes posean el carnet de coche B con una antigüedad de tres años o más.

Y junto al permiso de conducción en vigor, para circular con un ciclomotor hay que llevar los siguientes papeles:

  • Permiso de circulación. Como recuerdan desde la DGT, es el documento que identifica la titularidad de cualquier tipo de vehículo.
  • Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) o ficha técnica. Acredita que el vehículo está homologado para circular por nuestro país. En este documento se reflejan datos relevantes del vehículo y sirve para controlar su paso por las estaciones de ITV.

En cuanto al recibo del seguro, no es obligatorio llevarlo junto al resto de papeles del ciclomotor. Pero sí recomendable.

A propósito: la app miDGT te permite tener todos estos documentos en formato digital en tu smartphone. Incluidos los datos del seguro. Y con la misma validez que los papeles físicos dentro del territorio nacional. Interesante, ¿verdad?

¿Los ciclomotores tienen que pasar la ITV?

Llegados a este punto, debes saber que la ITV para ciclomotores es obligatoria desde el año 2007. Con la siguiente periodicidad:

  • Una vez matriculado, un ciclomotor debe pasar su primera ITV a los tres años.
  • Y, posteriormente, tendrá que acudir a una estación de ITV cada dos años.

A la hora de pasar la ITV es recomendable solicitar cita previamente. Una vez en la estación habrá que presentar el permiso de circulación y la tarjeta de ITV. De igual manera, hay que tener a mano el DNI. Y, como se comentaba anteriormente, es aconsejable llevar el recibo del seguro en vigor.

¿Qué se mira en la ITV de un ciclomotor?

La ITV para ciclomotores es más completa de lo que se piensa. Ello es así porque, en primer lugar, la ITV tiene como fin comprobar que un vehículo se encuentra en condiciones de circular con seguridad. Y que, por lo tanto, no representa ningún peligro para sus ocupantes, el resto de usuarios de la vía ni el medio ambiente.

Además, debido a la picaresca de algunos usuarios, en las estaciones de ITV se vigila que los ciclomotores no hayan sido trucados para alcanzar una mayor velocidad o emitir más decibelios de los permitidos.

Por lo general, esto es lo que suelen comprobar los operarios de una estación de ITV en la inspección de un ciclomotor:

  • Asideros para el pasajero. Estado.
  • Asiento. Estado.
  • Bocina o claxon. Funcionamiento.
  • Carenado. Estado y anclaje.
  • Espejos retrovisores. Homologación y estado.
  • Frenos. Eficacia de la frenada en ambos trenes.
  • Fugas de líquidos. Aceite, combustible y frenos.
  • Grupos ópticos delantero y trasero, intermitentes y catadióptricos. Funcionamiento y capacidad reflectora.
  • Guardabarros. Estado y sujeción.
  • Instrumentación. Legibilidad.
  • Manillar. Estado y bloqueo como medida antirrobo.
  • Matrícula. Anclaje y legibilidad.
  • Motor. Posibles manipulaciones.
  • Número de bastidor. Legibilidad, coincidencia con la documentación y posibles manipulaciones.
  • Neumáticos. Estado y dimensiones.
  • Pata de cabra. Funcionamiento.
  • Suspensiones. Estado y funcionamiento.
  • Transmisión. Estado.

Asimismo, en las ITV para ciclomotores se realizan pruebas específicas para este tipo de vehículos:

  • Escapes. Al igual que sucede con las motos, algunos conductores realizan modificaciones en los sistemas de escape. Por ello, en la ITV verifican que el silenciador esté homologado. Y que no exceda los límites legales de emisiones acústicas y contaminantes.
  • Velocidad. Como se ha explicado al principio del presente post, los ciclomotores no pueden superar los 45 km/h. De lo contrario, el resultado de la inspección será desfavorable.

¿Si la inspección es favorable hay que poner la pegatina?

En el supuesto de que hayas superado la ITV para ciclomotores, ¡enhorabuena! Podrás seguir circulando con un vehículo seguro y respetuoso con el medio ambiente. Y deberás hacerlo con la pegatina que te hayan entregado en la inspección.

Según el Reglamento General de Vehículos, el distintivo de la ITV se colocará en un sitio bien visible del ciclomotor. No colocarlo es considerado una infracción leve que lleva aparejada una multa económica.

¿Qué hacer si la inspección es desfavorable o negativa?

También pudiera suceder que la ITV tuviese un resultado desfavorable o negativo. En esos casos, esto es lo que deberías hacer:

  • ITV desfavorable. Acudir a un taller para que solucione los fallos o defectos detectados. Y regresar a la estación de ITV antes de dos meses. Pasado ese plazo, te tocaría pasar una nueva ITV completa. Si circulas con una ITV desfavorable te arriesgas a ser multado. Y si no te presentas en la estación, Tráfico propondrá dar de baja el ciclomotor.
  • ITV negativa. Un ciclomotor con la ITV negativa es un peligro y no puede circular. Tendrá que ser transportado a un taller para ser reparado. Subsanados los defectos, habrá que acudir a una nueva inspección. Ojo: conducir con ITV negativa conlleva multa e inmovilización del vehículo.

Consejos para pasar correctamente la ITV

Hasta aquí, todo lo más importante sobre la ITV para ciclomotores. El mejor consejo para pasarla es cuidar el vehículo:

  • Confía en los profesionales de un servicio oficial posventa o un taller de confianza.
  • No descuides el mantenimiento del vehículo.
  • No manipules ninguno de sus componentes
  • Y respeta las normas de circulación.

Con una actitud responsable, pasarás la ITV de tu ciclomotor favorablemente. ¡Disfruta con seguridad!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba