Trámites para matricular tu moto clásica como histórica

Comentarios (0) Destacadas, Noticias Motor

Compartido

Si eres propietario de una moto clásica, ¿sabías que puedes matricularla como histórica? Para que ello sea así, es imprescindible que cumpla unos requisitos y realizar una serie de trámites. Te lo explicamos todo en este post. ¡Toma nota!

pareja cogida de la mano de espaldas a la camara y con una moto clásica en el campo de fondo

¿Alguna vez te has preguntado qué diferencias hay entre una moto clásica y una histórica? Aunque, a simple vista, pudieran parecer iguales, lo cierto es que no lo son. Por eso, a través de este post vamos a recordar cuándo se considera que una moto clásica es histórica. Y también explicaremos qué trámites son necesarios para matricular una moto clásica como histórica. ¡Toma nota!

¿Cuándo se considera una moto clásica como histórica?

En cuanto a qué es una moto clásica, en AMV lo tenemos claro: ofrecemos seguros para motos clásicas que tengan 20 años o más. Así pues, en primer lugar, la antigüedad es lo que marca la diferencia entre las motos clásicas y las que no lo son.

Además, una moto clásica podría reunir una serie de requisitos que facilitarían que fuese considerada una moto histórica. Y, siendo así, lucir una matrícula que la identificase como tal. Pero, ¿qué condiciones son esas? ¿Están reguladas? ¿Existe una normativa específica de vehículos históricos?

¿Qué requisitos debe reunir una moto para ser histórica?

Las respuestas a dichas preguntas las encontramos en el Real Decreto 1247/1995 por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos. Una norma que, con el transcurrir del tiempo, sufrió una ligera modificación. Concretamente, a través del Real Decreto 920/2017. Tras la entrada en vigor de este último, se consideran vehículos históricos:

  • Aquellos que se fabricaron o fueron matriculados por primera vez hace 30 años como mínimo.
  • Los modelos o las versiones que hayan dejado de producirse.
  • Los que se encuentran en estado original y, por lo tanto, sus características técnicas o componentes principales (motor, freno, dirección, suspensión o carrocería) no hayan sido modificados.

De igual manera, según lo dispuesto en el primigenio Real Decreto de 1995, se continúan considerando vehículos históricos:

Si eres propietario de una moto clásica que reúna algunos de estos requisitos, podrás matricularla como histórica. ¿No sabes qué tramites son necesarios? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo se matricula una moto clásica como histórica?

Todos los pasos a seguir para matricular una moto clásica como histórica están detallados en la normativa de vehículos históricos:

  • Para empezar, es esencial que tengas toda la documentación que acredite y defina las características técnicas de tu moto clásica.
  • En el caso de que carecieses de esos papeles, no debes preocuparte. En dicho supuesto, solicita un certificado al fabricante de la moto. O en su defecto, a un club o entidad que tenga relación con motos clásicas e históricas.
  • A través de ellos podrás obtener un documento que detallará por qué tu moto clásica puede ser catalogada como histórica, si está sujeta a algún tipo de limitaciones a la circulación y las condiciones para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Y también te entregarán una ficha reducida de las características técnicas de la moto.
  • Igualmente, si tu moto ha sido incluida en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarada Bien de Interés Cultural, aportar un documento que lo demuestre te será de utilidad.

Una vez que cuentes con la documentación o informes de tu moto clásica, esta última deberá ser inspeccionada para comprobar que reúne los requisitos que permitirán matricularla como histórica. Y también de cara a verificar que se encuentra en perfecto estado de revista y no supone un riesgo para la seguridad vial.

  • En primer lugar, tu moto clásica tendrá que someterse a una inspección en un laboratorio oficial acreditado. En las comunidades autónomas hay laboratorios autorizados que se encargan de elaborar una resolución favorable para matricular una moto clásica como histórica.
  • Una vez que la resolución favorable haya sido emitida, el órgano competente de la comunidad autónoma dictaminará una resolución final de procedimiento.
  • Seguidamente, tendrás que acudir a una estación de ITV de tu provincia. Cuando llames para solicitar cita, explícales que se trata de una inspección para que la moto clásica sea matriculada como histórica.
  • Si la moto clásica supera la inspección, en la estación emitirán una tarjeta de ITV. Y en la misma se reflejarán los datos siguientes: fecha de fabricación de la moto (en caso de ser conocida), limitaciones a la circulación y condiciones técnicas exentas (precisadas previamente en la resolución de catalogación).

Trámites con la DGT: ¿qué papeles hay que presentar?

Y para matricular una moto clásica como histórica, tocará realizar una serie de trámites con la Dirección General de Tráfico. Como explica la DGT en el apartado de matriculación de vehículos históricos de su sede electrónica, las gestiones pueden hacerse presencialmente (con cita previa) o a través de Internet.

En cualquier caso, tendrás que abonar una tasa de 98,78 euros. Y presentar una serie de documentos:

  • Solicitud de trámite de vehículos debidamente cumplimentada.
  • Justificante o resguardo del pago de la tasa de matriculación.
  • Resolución del órgano competente de la comunidad autónoma en la que se detalla que tu moto clásica ha sido catalogada como histórica.
  • Tarjeta de ITV en la que conste la matriculación como moto histórica.
  • Acreditación de pago o exención del impuesto de circulación municipal. Y también del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (si la moto no había estado matriculada en España con anterioridad) y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (si se presenta un contrato entre particulares o documento notarial).
  • Cuatro fotografías en color de la moto (los dos laterales, el frontal y la zaga).
  • Permiso de circulación (si se tuviese).
  • Documento notarial, factura de compra o contrato de compraventa (firmado en todas las hojas) si la persona que va a matricular la moto no es la misma que figura como titular en la documentación original.
  • Documentación extranjera de la moto si proviene de otro país. Si además procede de fuera de la Unión Europea, tendrás que presentar el Documento Único Administrativo (DUA).

Concluido el trámite con la DGT, deberás contratar un seguro. Y finalizado todo el proceso, ¡ya podrás disfrutar de moto histórica!

¿Cuándo debe pasar la ITV una moto histórica?

Nuestro consejo es que no descuides el mantenimiento de tu moto histórica. Si no eres un manitas, confía en los profesionales de un taller de confianza. Y en función de la antigüedad de la moto, recuerda que la ITV de vehículos históricos ha de pasarse con la siguiente periodicidad:

  • Con una antigüedad de hasta 40 años: bienal.
  • Con una antigüedad de entre 40 y 45 años: trienal.
  • Con una antigüedad superior a 45 años: cuatrienal.
Compartido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias AMV: Blog de Motos

Bienvenido al Blog de motos de AMV Seguros, donde compartimos contigo la pasión por las motos y la competición. Si quieres mantenerte al día sobre actualidad, novedades, consejos, recomendaciones, trucos, relacionados con el mundo de la motos, no dudes en guardar en tus favoritos el Blog de motos de AMV Seguros, para no perderte ningún post.

Categorías moto

Sobre AMV