Las 9 infracciones más habituales cometidas por motoristas

Rate this post
Compartido

Desde no respetar los límites de velocidad hasta superar la tasa de alcoholemia, repasamos las infracciones de los motoristas más habituales. Además de conllevar multas y retirada de puntos, algunas son muy peligrosas. ¡No te la juegues!

motorista circulando en paraleo a un coche por las calles de una ciudad

Infringir las normas de tráfico tiene consecuencias negativas. Además de suponer una multa, también puede conllevar la retirada de puntos del carnet de moto o del carnet de coche B. Y lo que es peor: sufrir un accidente de circulación. Por ello, basándonos en los resultados de las campañas de vigilancia y control que realiza la DGT, vamos a ocuparnos de las principales infracciones de los motoristas.

¿Cuáles son las infracciones más comunes de los motoristas?

Según la DGT, muchas de las infracciones han sido detectadas en carreteras convencionales. Tramos en los que se concentra un gran porcentaje de accidentes con víctimas mortales en el colectivo de los motoristas. Por ello, conviene ser precavido y respetar el código de circulación cuando se transite por este tipo de vía. ¡No lo olvides!

1. Exceso de velocidad

Superar los límites de velocidad es una de las infracciones más cometidas por los usuarios de motos. Si aún no lo tienes claro, debes saber que el límite para estos vehículos es de 120 km/h en autopistas y autovías. Y de 90 km/h en carreteras convencionales. ¡Toma nota!

La sanciones por exceso de velocidad son consideradas graves o muy graves. Actualmente, contemplan unas multas que oscilan entre 100 y 600 euros, así como la retirada de 2, 4 o 6 puntos del permiso de conducción.

2. No tener la ITV en vigor

Otra de las infracciones más detectadas es carecer de la ITV en vigor. Es importante recordar que las motos están obligadas a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) cuatro años después de su primera matriculación. Y posteriormente, cada dos años. En cuanto a las motos históricas, tienen unas periodicidades específicas.

Al circular sin haber pasado la ITV nos pueden multar, retirar la documentación del vehículo e incluso inmovilizar este último. Además, si sufrimos un accidente podríamos tener problemas con la cobertura de nuestro seguro.

3. Silenciadores

Entre las infracciones de los motoristas detectadas por la DGT también se encuentran las relativas a los silenciadores. La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial prohíbe la circulación de vehículos que presenten unos niveles de emisión de ruido superiores a los reglamentariamente establecidos.

Los silenciadores han de garantizar que no se exceden los 91 decibelios. De lo contrario, al pasar la ITV se considerará un defecto grave. Y ya sea en ciudad o carretera, los agentes de circulación nos impondrán la correspondiente sanción.

4. Adelantamientos antirreglamentarios

Muchos de los accidentes en los que están involucrados motoristas se deben a adelantamientos antirreglamentarios. Entre ellos, se encuentran adelantar con poca visibilidad, hacerlo sobrepasando la línea continua, aprovechar el arcén u otros espacios no reservados para dicho fin, etc.

Conviene tenerlo presente: los adelantamientos antirreglamentarios se castigan con una multa de 200 euros. Y si además son considerados peligrosos, nos restarán 4 puntos del permiso de conducción.

5. No respetar marca longitudinal continua

Hablando de adelantamientos, rebasar a otro vehículo no respetando la línea continua es una maniobra muy arriesgada. Al realizarla, podemos sufrir un accidente contra un vehículo que venga de frente, al tiempo que ponemos en peligro a quienes circulan en sentido contrario. ¡Una temeridad!

Si bien es cierto que la línea continua puede rebasarse en algunas situaciones excepcionales, no debe sobrepasarse para adelantar. Al hacerlo se comete una infracción grave que acarrea una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos.

6. Documentación del conductor

Cuando circulamos en moto, uno de los documentos que debemos portar es el permiso de conducción. Pero pudiera suceder que, debido a las prisas, no lo llevásemos encima al ser solicitado por un agente de tráfico. Esta es considerada una falta leve e implica una multa de entre 10 y 100 euros.

Para evitar este tipo de despistes, una buena idea es descargarse la app miDGT en el smartphone. Facilita llevar el carnet de conducir en formato digital, así como todos los papeles de la moto, en el teléfono móvil.

7. No utilización o uso inadecuado del casco

El Reglamento General de Circulación deja claro que los conductores y pasajeros de motos deben utilizar cascos de protección homologados o certificados tanto en vías urbanas como interurbanas. Se trata de auténticos salvavidas. Pero, a pesar de ello, algunos motoristas no los utilizan o lo hacen de forma inadecuada.

En la actualidad, la sanción por no utilizar el casco o hacerlo de forma incorrecta es de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet. Pero cuando se reforme la normativa, está previsto que los infractores pierdan 4 puntos del permiso de conducción.

8. Carecer del seguro obligatorio

Para circular con una moto se tiene que haber contratado un seguro obligatorio. Al respecto, la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor señala que no hacerlo es motivo de multa (entre 601 y 3.005 euros). Igualmente, los agentes podrían ordenar el depósito o precinto del vehículo.

Y las consecuencias pueden ser más negativas aún en caso de vernos involucrados en un accidente. Para evitar situaciones así, lo mejor es contratar un seguro de moto y personalizarlo con las coberturas que necesitemos. ¡Tenlo en cuenta!

9. Alcoholemia positiva

Por último, otra de las infracciones de los motoristas detectadas es la alcoholemia positiva. La propia DGT recuerda que la tasa máxima de alcohol para conductores noveles y profesionales es de 0,15 miligramos/litro en aire espirado. Y para el resto de conductores, de 0,25 miligramos/litro.

Si superamos la tasa de alcoholemia permitida pueden imponernos una multa de entre 500 y 1.000 euros. Y retirarnos 4 o 6 puntos del carnet. Además, según el Código Penal, conducir con una tasa superior a 0,60 miligramos/litro es delito.

Otras infracciones de motorista que se deben evitar

Del mismo modo, entre las infracciones de los motoristas más habituales se encuentran las siguientes:

  • Adelantar sin dejar un margen lateral de seguridad.
  • Conducir a una velocidad inadecuada (tanto excesiva como demasiado baja).
  • Realizar cambios de sentido en lugares no permitidos.
  • Zigzaguear entre vehículos.
  • Circular con grupos ópticos defectuosos.

Como ha quedado de manifiesto durante el presente post, infringir las normas de tráfico lleva aparejadas multas y la retirada de puntos del permiso de conducción. Algunas, incluso, tienen consecuencias penales. Pero al no respetar el código de circulación, lo más preocupante es que podamos llegar a sufrir o causar un accidente. Ya lo sabes: en moto, ¡no te la juegues!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba