Comprar una moto por primera vez

Compartido

El motero, ¡moto quiere! Si eres de los que está pensando en comprar su primera moto, te ofrecemos unos consejos que te ayudarán a elegir y adquirir tu nueva compañera de aventuras. ¡Sigue leyendo!

moto nueva

Ya seamos motoristas noveles o experimentados, en algún momento decidiremos comprar nuestra primera moto. ¡Estrenaremos compañera de aventuras! Pero antes de adquirirla es primordial considerar una serie de cuestiones. ¿Tenemos el carnet de moto apropiado para conducirla? ¿Qué modelo nos conviene más? ¿En qué detalles debemos fijarnos para que nuestra experiencia de usuario sea positiva?

¿Cómo elegir su primera moto?

A diferencia de lo que sucede con los automóviles, en el sector de las dos ruedas hay distintos permisos de conducción. Si estás pensando en acceder a nuestro mundillo o no tienes muy claro con qué carnets se pueden conducir motos, es importante que los conozcas para poder elegir tu primera moto.

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos recuerda cuáles son los tipos de permisos de conducir:

  • Carnet AM. Es el permiso de conducción de moto más básico y puedes sacártelo a partir de los 15 años. Te habilita para conducir ciclomotores con una cilindrada de hasta 50 cc o eléctricos con una potencia máxima de 4 kW. En cualquier caso, no pueden superar los 45 km/h.
  • Carnet A1. La edad mínima para obtenerlo es de 16 años. Facilita circular con motos cuya cilindrada máxima sea de 125 cc y entreguen hasta 11 kW (algo menos de 15 CV) de potencia.
  • Carnet A2. Otra opción para empezar a conducir motos. Para sacárselo hay que tener 18 años cumplidos. Y posibilita circular con modelos con una potencia máxima de 35 kW (casi 47 CV).
  • Carnet A. No se puede obtener hasta haber cumplido 20 años (21 años si se va a conducir triciclos). Y la normativa exige atesorar una experiencia mínima de dos años con el carnet A2. Los titulares del carnet A están habilitados para circular con motos de cualquier cilindrada y potencia.
  • Carnet B. Por último, quienes tengan una antigüedad de tres años o más con este permiso podrán conducir los vehículos contemplados en los carnets AM y A1, así como aquellos homologados como triciclos y cuadriciclos con una cilindrada superior a 125 cc.

Con el carnet de moto, ¡no te la juegues! ¿Sabías que conducir un vehículo con un carnet que no autoriza a ello implica la retirada de 4 puntos del permiso de conducción? Si tienes el carnet A1, ¡no pretendas comprar una moto que requiera el permiso A2 o A!

¿Qué tipo de moto para una primera compra?

Una vez que se tiene claro qué vehículo se puede comprar en función del carnet de conducir, tocará analizar los tipos de moto existentes en el mercado. Y después, pensar qué uso se le va a dar.

¿Nuestra primera moto vamos a utilizarla para recorridos urbanos? Si es así, los scooters de 125 cc representan una interesante opción. Sobre todo para los motoristas inexpertos o los automovilistas que deciden cambiar el coche por la moto y disfrutar de las ventajas de tener una moto 125 automática.

Otra cosa es que prefiramos una naked que nos permita hacer escapadas de fin de semana, una trail para realizar incursiones off road o una gran turismo que nos lleve al fin del mundo.

Por lo tanto, el tipo de moto para nuestra primera compra dependerá de la utilización que vayamos a hacer del vehículo. Y, lógicamente, en la decisión tienen mucho que ver tanto el componente emocional como el presupuesto. Por ello, conviene no entusiasmarse en exceso y tomárselo con calma para que la adquisición sea lo más acertada y racional posible.

¿En qué fijarse para comprar una moto por primera vez?

Llegado el momento de comprar una moto por primera vez, son muchos los detalles a tener en cuenta. Entre ellos, los que enumeramos a continuación:

1. Ajústate a tu presupuesto

Antes de adquirir una moto hay que estudiar el presupuesto y ajustarse a él. Si bien es cierto que en los concesionarios encontrarás ofertas muy atractivas y fórmulas de financiación, sé realista y no gastes más de lo que te puedas permitir.

2. Calcula qué gastos tiene una moto

Más allá del precio de venta, una moto conlleva otros gastos durante su vida útil. Hablamos del impuesto de circulación, la ITV, el mantenimiento, el carburante o la energía –en el caso de las motos eléctricas–, la plaza de garaje, etc.

3. Elige varios modelos

Si ya sabes qué tipo de moto deseas comprar, no te conformes con un solo modelo y elige varios. Busca información sobre ellos en los medios de comunicación y opiniones de usuarios en Internet. Así te harás una primera idea de sus ventajas e inconvenientes.

4. Selecciona un concesionario cercano

En las ciudades más grandes suele haber concesionarios de una misma marca. Si es tu caso, intenta adquirir tu primera moto en un punto de venta cercano a tu domicilio. Lo agradecerás cuando toque pasar las revisiones o realizar alguna reparación.

5. Siéntete a gusto en la moto

Una vez en el concesionario, súbete a la moto y comprueba que apoyas bien los pies en el suelo. Además, ¿el puesto de conducción es ergonómico? ¿El accionamiento de los mandos es sencillo e intuitivo? Que te sientas a gusto en la moto es fundamental.

6. Interésate por el equipamiento

Ya que vas a hacer una inversión, pregunta al vendedor cuál es el equipamiento de serie de la moto. Sobre todo, interésate por todo lo concerniente a la seguridad activa. ¿Monta sistema de frenos ABS o CBS? ¿Incorpora control de tracción?

7. Solicita probar la moto

Si te interesa la moto, solicita una prueba al concesionario. Será entonces cuando podrás comprobar cómo se comporta y sacar tus propias conclusiones. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Es cómoda? ¿Transmite seguridad? En dos palabras: ¿te convence?

8. ¿Necesitas accesorios de carga?

Ya falta menos para formalizar la adquisición de tu primera moto. Aunque también se comercializan en establecimientos especializados, aprovecha tu estancia en el punto de venta para interesarte por los accesorios de carga. ¡Son muy útiles!

9. Utiliza una equipación adecuada

Y en muchos concesionarios se puede adquirir equipamiento de motorista. Desde el casco obligatorio hasta los guantes o las botas de moto, es esencial que te equipes correctamente. ¡La equipación motera es nuestra segunda piel!

10. Contrata el mejor seguro para tu moto

Finalmente, no podrás conducir tu nueva montura si no tienes un seguro de moto. AMV te lo pone fácil para contratar la póliza que mejor se adapta a tus necesidades. Y si así lo deseas, personalizarla con coberturas opcionales.

¿Y si la primera moto es de segunda mano?

Normalmente, cuando hablamos de una primera moto solemos pensar en una moto nueva. Sin embargo, algunos motoristas prefieren estrenarse con una moto de segunda mano. Si es tu caso, no te preocupes. Te ofrecemos unos consejos para comprar una moto de segunda mano. Y ya puestos, unas recomendaciones para tramitar su documentación. ¡Disfruta de tu compañera de aventuras!

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba