10 consejos antes de contratar un seguro de moto

Rate this post
Compartido

Si tienes que contratar un seguro de moto, te explicamos las diferentes modalidades y coberturas existentes. Y te ofrecemos unos consejos prácticos para que elijas la póliza que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Sigue leyendo!

hombre con equipamiento motero subido en su moto aparcada, manejando su teléfono móvil

Ya sea para una moto nueva o una moto de segunda mano, contratar un seguro de moto es obligatorio. Así lo establece la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor:

Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular.

Pero llegado el momento de suscribir una póliza, conviene no precipitarse. Además del precio, es importante saber qué estamos contratando y si el seguro cubre toda nuestras necesidades. De lo contrario, podremos llevarnos una sorpresa si comunicamos un siniestro y la compañía aseguradora nos responde que el mismo no está cubierto.

¿No sabes qué hay que tener en cuenta antes de contratar un seguro? ¿No conoces las modalidades de seguro que existen ni las coberturas que puedes incluir en tu póliza? Si es así, este post te interesa. ¡Toma nota!

¿Qué tener en cuenta al contratar un seguro de moto?

Si estás pensando en contratar un seguro de moto, estos 10 consejos te ayudarán a suscribir la póliza que mejor se adapte a tus necesidades:

  1. En primer lugar, piensa qué uso haces de tu moto. Si no la utilizas demasiado y, además, tiene unos añitos, quizás te convenga contratar un seguro obligatorio básico. También conocido como seguro a terceros, es la opción más económica.
  2. Si al analizar las garantías que incluye el seguro a terceros te gustaría estar más protegido, pero tu presupuesto es limitado o no deseas gastar más dinero, intenta contratar un seguro a terceros ampliado.
  3. En el supuesto de que tu moto sea valiosa y desees protegerla frente a incidentes comunes como robos, hurtos o incendios, lo suyo es que contrates un seguro que incluya las coberturas de robo e incendio.
  4. Pero si lo que prefieres es estar protegido ante cualquier imprevisto, es recomendable que elijas un seguro a todo riesgo.
  5. Sin embargo, un seguro a todo riesgo, aún siendo la modalidad más completa, no contempla todos los siniestros. Por ello, si quieres estar cubierto en caso de sufrir un accidente de tráfico, tu seguro de moto debería incluir una cobertura de accidentes del conductor.
  6. De igual manera, si circulas a diario con tu moto o realizas escapadas y viajes largos en moto, necesitarás un seguro de moto con servicio de grúa.
  7. Además, ¿has instalado un baúl trasero o unas maletas laterales en tu moto? En caso afirmativo, nuestro consejo es que amplíes las garantías de tu seguro con una cobertura que proteja este tipo de accesorios.
  8. Y lo mismo puede decirse de la indumentaria motera. Tu casco de moto o cualquier otro complemento del equipamiento puede sufrir daños. Por eso, dormirás más tranquilo si al contratar el seguro compruebas que cubre tu equipación.
  9. Por todo lo expuesto, antes de suscribir una póliza es recomendable que consultes qué garantías incluye cada modalidad de seguro y si existe la posibilidad de ampliarlas. Para ello, es esencial que la compañía ofrezca una información que pueda comprenderse de un vistazo.
  10. Para esto último, además de la información que se pueda facilitar a través de catálogos o una página web, tienes a tu disposición las condiciones generales y el Documento de Información de Producto de Seguro (DIPS). Este último está contemplado en la nueva Ley de Distribución de Seguros y su objetivo es brindar una información más clara a los usuarios. ¡Haz valer tus derechos!

A grandes rasgos, estas recomendaciones básicas te ayudarán a contratar un seguro de moto. Aunque podríamos añadir alguna más. Por ejemplo, no dejes ninguna duda sin resolver. Si no entiendes algo, solicita asesoramiento personalizado a la entidad aseguradora. De esta forma, tendrás la tranquilidad de haber suscrito la póliza que realmente necesitas.

¿Qué tipos de seguros puedes encontrar?

Aunque los hemos mencionado en el apartado anterior, vamos a repasar qué tipos de seguros de moto puedes encontrar. De esta forma, te será más fácil distinguir las diferentes modalidades y familiarizarte con las garantías que incluyen.

Seguro a Terceros

Se trata del seguro obligatorio y es la modalidad más básica de todas. Como recuerdan desde Estamos Seguros, este seguro nos ampara cuando provocamos un accidente de circulación y causamos daños materiales o personales a terceros –por eso es conocido como seguro a terceros–. Y esta modalidad incluye la garantía de Responsabilidad Civil Obligatoria.

El Seguro a Terceros de AMV es muy completo, ya que, además, cuenta con las siguientes coberturas:

Seguro a Terceros Ampliado

Este tipo de seguro es ideal para quienes buscan un plus de protección. En AMV, lo hemos denominado Seguro a Terceros Premium. Y a las garantías del Seguro a Terceros básico, suma estas dos coberturas:

  • Daños Accidentales. Garantiza el reembolso de un porcentaje de la reparación de los desperfectos materiales que se hayan producido en la moto asegurada debido a un accidente de responsabilidad. Igualmente, cubre los accesorios del vehículo que hayan sido debidamente documentados.
  • Daños Cinegéticos. Esta garantía cubre la reparación de los daños materiales sufridos por la moto asegurada como consecuencia del impacto, la colisión o el atropello fortuito de una especie cinegética que invada la calzada.

Seguro contra Robo e Incendio

Se calcula que, cada día, en torno a 100 coches y motos son robados en nuestro país. Y aunque no es tan frecuente, un vehículo también puede ser pasto de las llamas. Para curarnos en salud, al contratar un seguro de moto contra Robo e Incendio estaremos protegidos ante:

  • La sustracción o apoderamiento ilegítimo del vehículo asegurado o de algunas de sus piezas.
  • Los daños que pueda sufrir nuestra moto derivados de un incendio y los gastos de extinción del fuego.

Seguro a Todo Riesgo

Y el Seguro a Todo Riesgo representa la opción más completa, ya que a las garantías de las modalidades anteriores suma la de Daños Propios. Es aconsejable contratarlo si se tiene una moto nueva o con cierto valor sentimental. Y también en los casos en que se haga un uso intensivo de la moto y/o se aparque en exterior frecuentemente.

Coberturas opcionales

Sin embargo, aquí no finaliza la oferta de seguros. Pensando en aquellos motoristas que desean estar más protegidos, AMV ofrece las coberturas opcionales de Accidentes del Conductor, Asistencia en Carretera y Equipamiento.

Ya conoces las principales modalidades de un seguro de moto. Y en el blog te explicamos cuáles son las ventajas de contratar tu seguro de moto online. Desde poder suscribir una póliza a cualquier hora del día hasta contar con una atención personalizada, existen muchos motivos para elegir esta opción. ¿A qué esperas para probarlo?

Compartido
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba